Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11 2 2006 Nacional 23 Una mujer de 44 años mata a su pareja, de 54, al que había denunciado por malos tratos b Los hechos ocurrieron en su Sorprendido un conductor a 260 kilómetros por hora ABC. La Guardia Civil de Tráfico ha denunciado al conductor de un vehículo al que el radar sorprendió circulando por la autovía A- 231 (Burgos- León) a la altura de Villasandino (Burgos) a 260 kilómetros por hora. Los hechos ocurrieron a las 17,41 horas del pasado jueves. El vehículo, un Audi que conducía un vecino de Asturias, circulaba a más del doble de la velocidad máxima permitida, que es 120 kilómetros por hora. Además de exceso de velocidad y conducción temeraria, la Guardia Civil le imputa un delito contra la seguridad del tráfico. domicilio, en Arén (Huesca) En las seis primeras semanas de 2006, más de diez personas han muerto en este tipo de sucesos ROBERTO PÉREZ ZARAGOZA. La lista de víctimas mortales por casos de violencia doméstica no para de crecer en un año que ha arrancado con un elevado número de sucesos de este tipo. Más de diez personas han muerto a manos de sus parejas en las seis primeras semanas del año. Pero la última víctima que se conoció ayer es un hombre de 54 años, al que su compañera sentimental, de 44, le asestó en el pecho una fatal puñalada con un cuchillo jamonero. Los hechos se produjeron sobre las 23: 30 horas del miércoles, en el domicilio en el que vivía la pareja, en Arén, localidad situada a unos 140 kilómetros de Huesca capital. En ese momento se encontraban en la vivienda la pareja, formada por Gustavo Comas Alvareda y por Esperanza S. P. y una tercera persona que había acudido a cenar con ellos y que presenció los hechos. La Guardia Civil se presentó en el domicilio tras ser alertada del altercado a través de una llamada telefónica. Cuando los agentes se personaron, Gustavo Comas era ya cadáver. Los guardias civiles trasladaron a las dos mujeres que estaban en la casa a dependencias policiales para tomarles declaración. Según indicaron fuentes de la investigación, Esperanza S. P. explicó que su pareja, al que había denunciado en mayo del año pasado por malos tratos, insultos y golpes, había tratado de agredirla con una cafetera y que ella se hizo con el cuchillo que acabó clavándole en el pecho. EFE Sólo el 36,7 por ciento de los conductores admite superar los límites de velocidad Una cuarta parte reconoce que se pone al volante tras haber bebido algo de alcohol b La encuesta de Seguridad Vial Principales conclusiones Uso del cinturón: El 94,9 por ciento dice que siempre lo lleva puesto cuando va de acompañante, y un 94,4 cuando conduce. Cuando se va en la parte trasera del vehículo el porcentaje se reduce al 69,6. Incumplen más la norma los hombres, los más jóvenes y los conductores, y en Galicia, Canarias y Extremadura. Motoristas: El 91,2 por ciento asegura que siempre lleva el casco cuando conduce. Alcohol: Muy pocos dicen conducir tras haber tomado tres o más bebidas alcohólicas. Tampoco casi nadie que lo haga bajo los efectos de alguna droga. Una cuarta parte sí lo hace tras tomar algo de alcohol (uno o dos vinos, cerveza o similar) El porcentaje se sitúa en el 33 por ciento entre los hombres, los encuestados de 45 a 59 años, quienes trabajan por cuenta propia, en Galicia, Euskadi y Asturias. Teléfono móvil: Un 85,1 dice que nunca habla por el móvil cuando conduce. Un 14,4 los hace en alguna ocasión, sobre todo los hombres, los jóvenes, los grupos de estatus alto y quienes trabajan por cuenta propia. Velocidad: Un 63,2 por ciento dice que siempre respeta las limitaciones, frente a un 36,7 que las supera en alguna ocasión. Reconocen incumplirla más los hombres y, sobre todo, los vascos. Mayores peligros: Conducir moto sin casco (9,6 sobre 10) saltarse un semáforo en rojo (9,5) conducir bebido o llevar niños sin sujeción (9,4) encargada por la DGT y realizada en diciembre indica que la mayoría de los conductores son respetuosos con las normas ABC MADRID. La encuesta de Seguridad Vial de la Dirección General de Tráfico, realizada el pasado mes de diciembre entre 1.800 personas en todo el territorio nacional, apunta a que la mayor parte de los conductores son bastante respetuosos con las normas. No obstante, existe un 36,7 de los conductores que admite que supera en alguna ocasión los límites de velocidad- -sobre todo hombres de más de 45 años- una cuarta parte que se pone al volante después de haber ingerido algo de alcohol y un 14,4 por ciento que reconoce hablar por el móvil mientras conduce en alguna ocasión Además, los encuestados consideran que es más peligroso conducir una motocicleta sin casco o saltarse un semáforo en rojo, por encima de las conductas relacionadas con excesos de velocidad o consumo de alcohol. el móvil, conducir cansado y hacerlo con una o dos copas ingeridas reciben de 8 a 9 puntos. En cuanto al consumo de bebidas alcohólicas, hay un 25 por ciento que admite conducir tras ingerir hasta dos copas de vino o cerveza, pero muy pocos admiten haber ingerido más. El porcentaje que sube al 33 por ciento en un determinado perfil de conductor: hombre, de 45 a 59 años, trabajador por cuenta propia, y residente en Galicia, País Vasco o Asturias. El 91,2 por ciento de los motoristas afirma ponerse el casco, mientras más del 94 por ciento de usuarios de turismo dice que se coloca el cinturón de seguridad, aunque el porcentaje desciende al 69,6 si se va en la parte trasera del vehículo. Las mujeres, más concienciadas El sondeo refleja también que las mujeres suelen otorgar un grado mayor de gravedad a las conductas de riesgo sobre las que se les preguntó, mientras los vascos les asignaron puntos por debajo de la media, sobre todo en lo referido al alcohol, la velocidad o el cinturón de seguridad. Asimismo aumenta la sensación de gravedad con la edad del encuestado, entre aquellos que tienen permiso pero no conducen habitualmente y entre quienes carecen del carné de conducir. Sin embargo, en temas como la conducción de motocicletas sin utilizar el casco, saltarse un semáforo en rojo, conducir después de haber tomado tres o más bebidas alcohólicas o llevar a los niños sin la sujeción reglamentaria las valoración entre las personas que conducen y las que no lo hacen son similares. Acusada de homicidio La mujer que había acudido a cenar indicó que no intervino en la discusión de la pareja que desembocó en la muerte del hombre y corroboró la versión que había dado Esperanza S. P. que hoy será puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Barbastro por un presunto delito de homicidio. La noticia consternó al reducido vecindario de esta tranquila localidad altoaragonesa, que ha acogido con sorpresa lo ocurrido. Algunos de los vecinos explicaron que Gustavo Comas trabajaba como albañil y lo calificaron como una persona tranquila y pacífica La pareja vivía desde hace años en Arén, a donde decidieron trasladarse desde Barcelona, donde residían por entonces. Conductas más arriesgadas En concreto, el estudio señala que las conductas consideradas más arriesgadas son conducir una moto sin casco y saltarse un semáforo, que reciben 9,6 y 9,5 puntos, respectivamente, en una escala de 10. Haber tomado tres o más copas y llevar niños sin sujeción en los asientos traseros obtienen 9,4 puntos; conducir sin carné 9,3 y no llevar puesto el cinturón de seguridad 9. Mientras, la velocidad excesiva, hablar por