Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 VIERNES 10 2 2006 ABC Gente U 2 deja sin consuelo a Mariah Carey El cuarteto irlandés se llevó cinco galardones en unos Grammy en los que la favorita en teoría se tuvo que conformar con tres gramófonos TEXTO: MERCEDES GALLEGO FOTO: AP Cate Blanchett se mete en política. La protagonista de El Aviador pidió ayer a las autoridades de su Australia natal que se involucren más con el mundo de la cultura. Blanchett, que intervino en una conferencia en una universidad, puso como ejemplo el cierre de los cines Lumière en Melbourne y Chauvel en Sidney. Ha cía diez años que Mariah Carey no acudía a una recepción de los Grammy, cansada de llevarse desilusiones. Esta vez, con ocho nominaciones y el álbum más vendido del año en EE. UU. se esperaba romper la maldición, pero la diva neoyorquina de 35 años no contaba con la fidelidad del jurado a los todopoderosos U 2. Con sus cinco estatuillas, entre ellas las dos más importantes, los irlandeses se convirtieron en los grandes triunfadores de la noche. Su disco Cómo desmantelar una Bomba Atómica en referencia al padre de Bono y a la compleja relación que les unía hasta su muerte en 2001, fue considerado el mejor del año, al igual que la canción A veces puedes hacerlo por tu cuenta La banda irlandesa se colocaba así entre las diez de la historia que más premios se ha llevado en esta ceremonia, al sumar ya 21 estatuillas. Con la energía que esto le proporcionaba, U 2 dio sobre el escenario una entusiasta actuación aplaudida a rabiar por la audiencia de famosos. Su líder les correspondió con la confesión de las muchas emociones que encierra el título del disco. Bono perdió a su madre a los 14 años y fue educado por su padre. Con este homenaje intenta devolver la paz a su espíritu atormentado, ahora que ya no tiene oportunidad de resolverlo en persona. No es que Carey se fuera con las manos vacías. La cantante, que no ganaba un Grammy desde su debut en el mundo de la música hace 16 años, pese a las muchas nominaciones, se llevó a casa tres premios menores (Mejor Actuación Vocal Femenina, Mejor Álbum Contemporáneo y Mejor Canción) pero todo ello dentro de la categoría de Rythm Blues, que se anuncia sin gloria en un acto previo a la gran ceremonia. Así es como sus seguidores se quedaron sin las esperadas palabras que coronan el regreso de su Cenicienta a la fama, tras superar la crisis depresiva que hace tres años la llevó hasta un psiquiátrico. Retrasos de todo tipo Otros viejos conocidos, como la banda de punk Green Day ganadora de la Mejor Grabación del Año con su álbum Bulevar de los Sueños Rotos hicieron opinar a más de un crítico que los Grammy no sólo llevaban el retraso televisado de cuatro segundos con los que prevenir cualquier mal funcionamiento de vestuario a lo Janet Jackson, sino el de las dos décadas que los grandes triunfadores llevan en el mundo de la música. Nombres como Stevie Wonder, Bruce Springsteen, Bob Dylan, Luis Miguel, B. B. King, Aretha Franklin, Les Paul, Pat Metheny y Eddie Palmieri dieron alas a esa teoría. Hubo, sin embargo, algunas novedades. Por primera vez un ganador de American Idol, El cuarteto irlandés posan con el botín cosechado ayer en Los Ángeles equivalente al Operación Triunfo español, se alzaba con una estatuilla de honor (Kelly Clarkson, Mejor Álbum y Mejor Vocalista Femenina de pop) mientras que bandas favoritas de la juventud, como Black Eyed Peas, The White Stripes y Maroon 5, se hacían un hueco entre la vieja guardia. Todo ello, salpicado por las actuaciones de Madonna y Paul McCartney, entre otros gigantes, y una promesa para el otro gran perdedor de la noche, el rapero Kanye West, que pese a llevarse tres Grammy también sucumbió en los grandes ante U 2. Tú serás el próximo le dijo el propio Bono.