Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 2 2006 Espectáculos 63 Oscar 2006 The Bachelorette Party Las papeletas ya están en el correo El secreto mejor guardado de Hollywood está a partir de ayer en manos del servicio de correos encargado de distribuir las papeletas entre los miembros de la Academia. La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas entregó ayer al servicio postal las 5.798 papeletas numeradas donde los votantes expresarán sus gustos en 19 de las 24 categorías de los Oscar. Las papeletas tienen que estar en manos de la compañía PricewaterhouseCoopers antes de las 17 horas de Los Ángeles, del 28 de febrero para ser contabilizadas. Nicole Kidman, actriz y productora La actriz australiana ha comprado, junto con los estudios 20 th Century Fox, los derechos de la novela The Bachelorette Party La fiesta de las solteritas escrita por Karen McCullah Lutz. Guionista de películas como Una rubia muy legal la autora trabaja ya en la adaptación cinematográfica de la que es su primera novela, y que se ha convertido en un auténtico best- seller Nicole Kidman será una de las productoras del filme y, probablemente, será también su protagonista. El Museo del Cine de Fráncfort muestra noventa fotografías inéditas del legado personal de Greta Garbo encontradas en un desván Sin control El rostro privado de La Divina TEXTO: GUILLEM SANS, SERVICIO ESPECIAL Previsible engañifa Estados Unidos. 2005. 108 m. Director: Mikael Hafstrom Intérpretes: Clive Owen, Jennifer Aniston, Vicent Cassel JOSÉ MANUEL CUÉLLAR BERLÍN. Grandes ojos claros, tinte perfecto, cejas arqueadas: el rostro de Greta Garbo, la mayor estrella de Hollywood de los años veinte y treinta, es de belleza intemporal. El Deutsches Filmmuseum de Fráncfort expone hasta el 7 de mayo una colección de fotografías del legado personal de la actriz, tomadas entre 1924 y 1948. El bisnieto de la divina Scott Reisfield, encontró en el desván de su madre un millar de instantáneas, noventa de las cuales fueron seleccionadas por el Santa Barbara Museum of Art (California, EE. UU. para la exposición Garbo s Garbos. Portraits from her private collection Las más antiguas muestran a una Garbo de 20 años en poses de promoción de sus películas, cuando acababa de llegar a Hollywood con su descubridor, el cineasta sueco Mauritz Stiller. Con dos películas de éxito a sus espaldas, una en Alemania y otra en Suecia, donde había nacido en 1905 con el nombre de Greta Lovisa Gustaffson, probó suerte en Hollywood. Ruth Harriet Louise, jefa de fotografía de la Metro Goldwyn Mayer, es la autora de algunas de las fotos exhibidas en Fráncfort, retratos de cara o de cuerpo entero que contribuyeron decisivamente a forjar la imagen que nos ha llegado hoy de La Divina En Hollywood estuvo a punto de dejarlo todo porque no se ponía de acuerdo sobre sus honorarios con la Metro, que llegó a amenazarla con la deportación. Pero cuando hizo Flesh and the devil en 1927 quedó claro que se iba a quedar muchos años. En esa película fue pareja de John Gilbert, con quien también rodaría Anna Karenina Eran los tiempos de las parejas de Hollywood. La actriz reconoció muy tempranamente el valor promocional de las fotos y en 1927 prohibió la publicación de todas las que no hubieran sido tomadas dentro de los estudios. Eso la convirtió en una de las estrellas de Hollywood menos fotografiadas. Garbo nunca se dejó fotografiar en compañía de otras actrices, y muy pocas veces con un hombre. La última foto de ella que se conserva data de 1941. En 1959 obtuvo la nacionalidad estadounidense y vivió retirada en Nueva York hasta su muerte, en 1990. Greta Garbo, en Susan Lenox (1931) Foto de Clarence Bull, Colección de la Familia Reisfeld e uno esta película y tiene la misma sensación que las mujeres cuando vamos a por ellas en los bares y similares. Antes de que demos un paso, ya nos han visto venir. Lo malo no es eso, lo malo es que pensamos que las pillamos por sorpresa. Incautos. Pues éstos, igual. Va la trama de listillos que van a pillar al espectador, pero al cuarto de metraje todo está muy claro. Y no diremos nada por si a algún a despistado a le pilla por sorpresa el ligoncillo de turno. El caso es que quitando la previsible engañifa del guionista, la puesta en escena es correcta, con Owen intentando levantar a pulso la trama, con mucho esfuerzo y poco éxito, y con el insufrible Cassel de por medio. Anda Cassel últimamente con unas ínfulas de medio estrella que revienta mucho al personal. Tendencia de la que no se libra en el meollo creado por Hafstrom, un director poco creativo que no tiene un historial como para tirar por los aires. Aunque falle el factor sorpresa, hay que señalar que el ritmo de la película es estimable y algunos puntos están bien enganchados, generalmente entronizados por Owen, que es un actor muy versátil capaz de sacar algo creíble del humo. Podríamos pensar que una vez descubierto el pastel la trama se enfangaría y se haría pesada, pero ahí sí tiene mérito Hafstrom, acelerando la acción, precipitando el caos (aun a costa de volver un tanto inverosímil el desenlace final) para poder llegar a la meta prevista. En suma, un trabajo que podrán ver sin atragantarse con las palomitas, sin farfullar muchos epítetos desagradables al final de la proyección y que se deja ver sin mucho pesar. Eso sí, lo más probable es que la hayan olvidado al segundo o tercer vino que sigue a la salida del cine. V