Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 2 2006 Cultura 55 Valencia reivindica a Enric Climent con las ilustraciones que realizó para ABC entre 1929 y 1933 Tras su exhibición en Valencia, la muestra estará en Madrid entre el 11 y el 28 de mayo b Una selección de 71 dibujos reve- la la extraordinaria capacidad del artista valenciano para moverse entre la nueva estética del cubismo, el art decó y el surrealismo MARTA MOREIRA VALENCIA. El Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM) ha realizado junto al Centro Conde Duque de Madrid el primer esfuerzo expositivo que reúne los dibujos e ilustraciones realizados por Enric Climent para ABC y Blanco y Negro entre 1929 y 1933. Para el montaje de esta muestra, el comisario Juan Pérez de Ayala ha buceado en los caudalosos fondos de la Colección Artística de ABC para seleccionar 71 obras con las que el artista valenciano ilustró cuen- tos y poemas de importantes escritores como Elena Fortún, Azorín, DíazCaneja y Ramón Gómez de la Serna, así como portadas de Blanco y Negro. Compromiso con el arte nuevo Enric Climent (Valencia, 1897- México, 1980) mantuvo una estrecha relación con el mundo intelectual de la Generación del 27, desenvolviéndose con naturalidad entre los artistas plásticos, los medios literarios y los periodísticos. Fue, de hecho, miembro activo de la Sociedad de Artistas Ibéricos fundada por el crítico de arte de ABC Manuel Abril. De esos planteamientos progresistas surgió a renglón seguido una sensibilidad hacia las nuevas fórmulas estéticas que bullían en toda Europa. A ello se deben las trazas de cubismo, art decó, constructivismo, surrealismo, Tres de las obras que pueden contemplarse desde ayer en el Muvim nuevo realismo- -e incluso algún guiño a George Grosz- -que alojan los dibujos de Climent. El inacabable caudal de recursos y la técnica depurada que atestiguan las obras contenidas en la exposición reprenden a los responsables de la historiografía española por el olvido que ha sufrido la figura de Climent; una omisión mayor incluso que la que tuvieron otros republicanos exiliados como el cartelista y fotomontador Josep Renau. ROBER SOLSONA Pilar Climent, hija del artista, aprovechó ayer su intervención en la presentación de la muestra para recalcar que la trayectoria de su padre no se interrumpió tras abandonar España, sino que continuó durante cuarenta años en México. La obra de Climent no llegó a encontrar acomodo en el país azteca, sumido entonces en una fiebre nacionalista que reconcentraba en el muralismo. Se lanzaba así un órdago para exposiciones venideras.