Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 2 2006 Internacional 27 La OTAN confirma su determinación de seguir presente en Afganistán El ministro danés de Defensa considera que la más mínima duda sería una victoria de Al Qaida b A pesar de la situación creada por las protestas en el mundo musulmán, el Gobierno de Copenhague sigue adelante con su compromiso de enviar tropas a ISAF ENRIQUE SERBETO. ENVIADO ESPECIAL TAORMINA (ITALIA) La OTAN mantiene sus objetivos en Afganistán y los últimos acontecimientos violentos no han hecho cambiar sus planes en este país. Soren Gade, el ministro danés de Defensa, que ha de enviar unos 300 soldados en las próximas semanas a una de las zonas más conflictivas de Afganistán, fue el más firme defensor de que continúe la expansión de la misión de la OTAN (ISAF) al sur de país. La más mínima duda de la OTAN sería una victoria para Al Qaida. El éxito en Afganistán es vital para la Alianza fueron sus palabras. Cuando se convocó el año pasado esta reunión informal de los ministros de Defensa de los 26 países en este balneario de la isla italiana de Sicilia, ninguno tenía la menor idea de que un asunto tan aparentemente banal como el de las caricaturas de Mahoma calentaría los ánimos en Afganistán hasta el punto de que en la última semana y media no ha pasado un día sin incidentes graves en distintos puntos del país, algunos de los cuales han involucrado ya a las tropas occidentales presentes allí. La misión más emblemática de la OTAN en estos momentos está complicándose por momentos y los ministros intentaron ayer mostrar su determinación para seguir cumpliendo con sus compromisos. Cuando le preguntaron ayer al secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer si lo que estaba pasando con la polémica de las caricaturas de Mahoma obligaba a replantear el despliegue de más soldados daneses, su respuesta fue un rotundo no También dijo que los soldados noruegos y daneses que han sido atacados en las bases habían actuado correctamente con extrema profesionalidad, a la luz de los últimos acontecimientos En los próximos meses y con un retraso que se viene arrastrando desde hace un año, la OTAN tiene previsto expandir su presencia al sur de país, con tropas canadienses, británicos (los más numerosos con 4.500 soldados) holandeses, daneses estonios y probablemente con una aportación simbólica de Australia. Está claro el compromiso de seguir adelante con la expansión completa este verano de esta nueva fase y sobre todo después de que la semana pasada el Parlamento holandés hubiera despejado las dudas y aprobase definitivamente el envío de Jaap de Hoop Scheffer, secretario general de la OTAN ayer en Taormina un contingente de 1.200 soldados. En esta reunión y a propuesta de Estados Unidos se ha empezado también a discutir la necesidad de cambiar la fórmula del mando rotatorio por un Cuartel General Compuesto como se ha hecho en anteriores misiones de la OTAN que requieren prolongación en el tiempo (actualmente esta fórmula se usa en Kosovo) España, según dijo el ministro José Bono, estudiará la posibilidad de participar en esta nueva fórmula multinacional, que le parece conveniente. AP Expansión al este El secretario general también confirmó que en el futuro se producirá la expansión de la misión de la OTAN al este del país, pero no pudo comprometerse a hablar de fechas. La ampliación del campo de actuación bajo mando de la OTAN reduce poco a poco el espacio en el que son las tropas norteamericanas de la operación Libertad Duradera las que se encargan de la lucha contra el terrorismo de forma activa. Pero para cada paso que da la OTAN se necesita siempre encontrar las tropas y los medios necesarios. En la actualidad son 9.000 soldados y con la expansión al sur aumenta a 15.000, los efectivos de ISAF. Los ministros hayan hablado también de diálogo y comprensión para afrontar esta crisis en las relaciones entre Occidente y el Islam y además tendrán tiempo de profundizar hoy en el almuerzo que compartirán con siete colegas de la orilla sur de Mediterráneo. Naturalmente el hecho de que participe también Israel junto a seis países árabes (Marruecos, Mauritania, Argelia, Túnez, Egipto y Jordania) hace más interesante esta reunión, de la que es posible que surja un comunicado pidiendo que cesen las protestas callejeras. La crisis por el riesgo de proliferación nuclear por parte de Irán ha aparecido también en las conversaciones informales, pero la cuestión de un eventual ingreso de Israel en la OTAN no está sobre la mesa