Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional VIERNES 10 2 2006 ABC CARICATURIZAR AL ISLAM n fantasma recorre Europa: la furia del Islam contra impíos e infieles. Y todo motivado por la publicación de unas pocas caricaturas del profeta Mahoma. El Islam, se dice, no admite ni representaciones de sus líderes religiosos, ni mofas a su religión. Pero quien así opina, incluyendo al ignorante gobierno español con su presidente a la cabeza, no conoce el Islam y lo que está haciendo en verdad es caricaturizarlo. Si el presidente Rodríguez Zapatero hubiera viajado un poco más y hubiera visitado los museos de Topkapi en Estambul, o los de Samarcanda, entre otros, sabría que al RAFAEL L. profeta ha sido repreBARDAJÍ sentado en numerosas ocasiones por artistas musulmanes. Y si leyera algún libro podría dar con obras satíricas de musulmanes como las de Ubaid Zakani que son respetadas en el mundo árabe sin problemas. Si se dice que las manifestaciones violentas son representativas del Islam y de la calle árabe no sólo se equivoca uno, sino que se está admitiendo que la verdadera interpretación del Islam es la que dan los extremistas, fundamentalistas y terroristas. Y eso no es así. Un mal comienzo para la llamada Alianza de civilizaciones si se acepta que lo que vale es la decapitación como norma de comportamiento. En realidad todo lo que está pasando es más político que religioso porque no es un fenómeno espontáneo. No sólo es que hayan pasado 150 días entre la publicación y las protestas, es que éstas se originan por decisión de los Hermanos Islamistas, una organización tan política como religiosa, radical y cuyo objetivo es la instauración de gobiernos islamistas en el Golfo y un nuevo califato en el mundo. Es uno de sus líderes, Yusuff al- Qaradawi, quien desde su espacio en Al Yasira lanza su fatua llamando a castigar a los infieles. Y es el gobierno sirio, inspirado seguramente por su alianza con Irán quien alimenta, orquesta y permite los primeros ataques contra las sedes europeas. Aceptar, como hace el actual gobierno español que esta respuesta violenta es la norma o lo natural en el mundo árabe y musulmán ante la publicación de las viñetas sobre Mahoma es lanzar el mensaje equivocado. No sólo no se está alimentando a los moderados musulmanes sino que se les está reconociendo a los extremistas como los valedores del verdadero Islam. Y eso ni es ni puede ser así. Implorar perdón por algo que es normal en nuestras sociedades, por mucho que nos pueda disgustar, equivale a una rendición moral. Ahora hablamos de unas viñetas, pero pronto tendremos que lidiar con la petición de que los musulmanes que viven entre nosotros se rijan por la sharia y no por las leyes españolas. Y si no, al tiempo. U Ciudadanos paquistaníes contemplan en el hospital de la ciudad de Hangu a los muertos en el atentado suicida AFP La violencia entre suníes y chiíes causa 32 muertos en Pakistán y Afganistán La festividad religiosa Duelo de la Ashura detonante del conflicto martirio del Imán Husein, nieto de Mahoma. Los fieles se hieren en la cabeza con espadas afiladas y se flagelan la espalda ABC HANGU HERAT. La celebración de la fiesta musulmana chií de la Ashura, en la que los fieles, vestidos de blanco se hieren en la cabeza con sus espadas y se flagelan la espalda, resultó ayer más sangrienta aún en Pakistán y Afganistán, donde tuvieron lugar sendos atentados antichiíes que han dejado un balance provisional de 27 y 5 muertos respectivamente. La peor parte la llevó la ciudad de Hangu, en Pakistán, donde al menos 27 personas murieron y más de 50 resultaron heridas víctimas de un atentado suicida durante la numerosa procesión chií que celebraba la festividad religiosa Duelo de la Ashura en Hangu, y en los disturbios que se produjeron a continuación, como respuesta chií al atentado, supuestamente ejecutado por suníes. b La fiesta conmemora el Dado el caos a raíz del atentado, el balance de fallecidos podría variar, ya que más de la mitad del bazar de la ciudad fue arrasado por la violencia que sucedió al atentado según confirmó el jefe de la Policía de distrito, Ayub Jan. Uno de los representantes civiles de la provincia, Akram Durrani, informó de que los Los legionarios españoles, en apoyo de los italianos E. SERBETO. ENVIADO ESPECIAL TAORMINA. El Ministro de Defensa José Bono recibió información de la Célula de Inteligencia española en Kabul sobre los sucesos en Herat, caundo llegaba a reunirse con sus colegas de la OTAN. En estas primeras informaciones se barajó la cifra de quince muertos, aunque las agencias de prensa aseguran que las víctimas han sido cinco. También informó de que los legionarios españoles tuvieron que proteger a una unidad italiana que intervino para apagar el incendio en una mezquita chií cerca de la gran Mezquita Azul de Herat. La misión se cumplió sin novedad dijo. primeros indicios de la investigación apuntaban a que la explosión se debió a un atentado suicida. Por su parte, el ministro paquistaní de Información, Rashid Ahmed, condenó el ataque, que calificó de tentativa de conspiración terrorista para desencadenar enfrentamientos entre chiíes y suníes Los ataques contra las procesiones durante festividades rituales son muy frecuentes en Pakistán. Enfrentamientos en Herat Otras cuatro personas murieron en la ciudad afgana de Herat y medio centenar resultaron heridas a causa de los graves enfrentamientos entre suníes y chiíes también durante la conmemoración del Ashura. Ambas comunidades hicieron estallar su odio durante la festividad que recuerda la muerte del Imán Husein, nieto de Mahoma. Durante horas se desarrollaron graves enfrentamientos entre ambas comunidades, en los que hubo disparos, granadas de mano e incendio de mezquitas y vehículos. La lucha comenzó cuando los suníes comenzaron a reírse de los chiíes cuando éstos se flagelaban por la calle (el rito que se repite cada año) y pronto la violencia se extendió a toda la ciudad. Las fuentes policiales indicaron que después de varias horas de tensión, la situación se calmó, aunque las fuerzas de seguridad se mantuvieron en estado de alerta. Toque de queda El Ejército tuvo que tomar el control de la zona e imponer el toque de queda para impedir la venganza chií, después de que éstos empezaran a quemar comercios y automóviles en Hangu.