Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 10 2 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. OPTIMISMO, PESIMISMO Y MANIPULACIÓN L Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo dijo ayer en el Fórum Nueva Economía que no comparte el optimismo de Rodríguez Zapatero sobre el final de ETA. Para Peces Barba, el fin de la violencia está más lejos que cerca, el proceso, si se inicia, será largo y duro y el Gobierno no podrá pagar ningún precio político. Asegura que los hechos relacionados con la LUIS IGNACIO banda terroPARADA rista le resultan tozudos por la continua colocación de artefactos explosivos, así como por la práctica del chantaje al empresariado vasco mediante el denominado impuesto revolucionario. Hay que entender que los mensajes de los más altos responsables políticos hagan periódicas inmersiones en el optimismo si se encuentren en el poder o en el pesimismo si están en la oposición. Pero no se puede permanecer indefinidamente en la exultación profesionalizada de los que ven brillar las estrellas en lo más oscuro de un sótano ni en el catastrofismo de oficio de los que ven negro hasta el arco iris. Tan irracional es el todo marcha inmejorablemente en el mejor de los mundos posibles como hacía decir Voltaire al doctor Pangloss en Candide burlándose de las optimistas doctrinas de Leibnitz, como pasarse al otro extremo y decir, como Girardin, que de todos los presagios siniestros, el más grave, el más infalible es el optimismo No se debe decir con Rubén Darío en su Salutación del optimista: Y así sea Esperanza la visión permanente en nosotros. ¡Ínclitas razas ubérrimas, sangre de Hispania fecunda! después de haber proclamado: Abominad la boca que predice desgracias eternas, abominad los ojos que ven sólo zodíacos funestos El optimista cree que vivimos en el mejor mundo posible; el pesimista teme que eso sea verdad. Ni lo uno ni lo otro. Por eso debería estar subvencionado ser pesimista sin causa y optimista sin razón: porque está comprobado que lo contrario- -pesimista sin razón y optimista sin causa- -está bien pagado con honores o con cargo al presupuesto. Incongruencias Leo en este diario las declaraciones hechas por Zapatero: Están cerca las condiciones de negociar con ETA Acto seguido, y a propósito de la visita de Putin a España, el presidente del Gobierno, en una entrevista al diario ruso Kommersant, afirma que coincide con el líder ruso en que con los terroristas no se negocia Me quedo perplejo ante tanta incongruencia: ¿se puede ser tan poco serio e insensible en un tema tan delicado como es el terrorismo? Hay que recordarle al señor presidente en primer lugar que con el terrorismo ni se juega ni se negocia, el único camino es la vía penal, es decir, la cárcel. En segundo lugar, que esto no es el Estatuto, ni la CMT ni la opa de Endesa, donde hoy digo una cosa y mañana otra. Y en tercer lugar, estas graves incongruencias suponen una falta de respeto a las víctimas del terrorismo y, en consecuencia, a aquellas personas que luchan diariamente contra esta lacra políticosocial. Tanta torpeza política llega a crear un problema de seguridad nacional. Álvaro Babé Núñez. Madrid. E de elogios, en vez de dedicarle una crítica permanente? Me entristece ver que solamente se nos informa de las pegas, pero no de las ventajas de un edificio que es, para la arquitectura y la ingeniería española, lo que fueron en su momento las catedrales góticas para nuestra civilización. Por favor, veamos lo bien que se ha hecho, que es nuestra tarjeta de presentación para nuestros visitantes, y olvidémonos de las cien maletas que entre 25.000 no llegaron a tiempo. Gracias a todos los que nos permiten disfrutar en el futuro de uno de los mejores aeropuertos del mundo. Björnulf B. Benatov, director general de una de las empresas que ha participado en el control de calidad de la T 4 (Madrid) Tierra natal Pocas cosas resultan tan difíciles como dejar tu tierra natal para ir a un lugar desconocido a trabajar. Y más si en ese lugar hablan una lengua que no conoces y tienen costumbres diferentes, pero al final es cuestión de adaptación, y si el sueldo es bueno, el contrato, indefinido, y te puedes pagar una casa en condiciones, pues te labras un futuro feliz. Después de unos años alcanzas ciertas perspectivas y ves el mundo con otros ojos. Ese es el caso de muchos. El mío también. Pero cuál es mi sorpresa que cuando decido volver tras esos años de duro esfuerzo lejos de los míos, en los que me he labrado una vida y una carrera, he aprendido un idioma- -además del inglés- -y he acumulado experiencia entre los mejores de mi sector, me doy cuenta de que eso Barajas T 4, una proeza ¿Qué nos pasa? ¿por qué somos tan negativos con nosotros mismos? Las críticas que se manifiestan en los medios de comunicación sobre la puesta en marcha de la Terminal 4 son injustas y desproporcionadas. Cualquier mudanza que hayamos acometido alguna vez en nuestra vida, con ocasión de cambiarnos de casa, tiene sus problemas de logística, y en este caso estamos hablando de un traslado equivalente a mil mudanzas. Ninguna mudanza es perfecta, y pasa un cierto tiempo hasta conocer nuestra nueva casa. Las mudanzas de los aeropuertos de Hong Kong, Charles De Gaulle o Múnich no se hicieron con una barita mágica, costó mucho tiempo y comprensión de sus usuarios. ¿Sería mucho pedir que lo que ha sido un reto, cambiar de sitio la actividad de 25 millones de pasajeros se vea como una proeza digna no se valora. En España se valora a quién conoces Muchos investigadores, doctores, licenciados y gente con ganas de triunfar tienen que hacerlo lejos de sus fronteras. Y una vez se han ido, no les quedan ganas de volver, y ahora les entiendo. Para poder subsistir he tenido que pasar de un trabajo para el que estaba subcualificada a otro. Los salarios son irrisorios y los precios de los alquileres están lejos de lo que la gente se puede permitir. No se valora la independencia de los jóvenes universitarios y no se fomenta que investiguen; de todas maneras, al final el salario no ayuda ni para ahorrar para el futuro ni para el presente, y todavía nos asombramos de que los treintañeros permanezcan en casa de sus padres, un fenómeno exclusivamente español porque en el resto de Europa no es así. A este paso mucha gente no va a poder irse nunca de casa de sus padres, a no ser que emigren, al otros países donde no es imprescindible hipotecarse hasta las cejas de por vida para poder pagar una vivienda digna, donde los contratos no son basura y donde los profesionales, los investigadores, son tratados como la piedra angular del progreso y de la riqueza. Ángela Polo Fernández. Madrid. tidad que sufre Occidente se está poniendo de manifiesto estos días. Las bases que constituyen todo el mundo occidental (derecho romano, filosofía griega y religión cristiana) han sido dinamitadas por el relativismo en auge que campa a sus anchas por el viejo continente. Este relativismo se inspira en una idea madre: no hay verdad, y por lo tanto no hay ni bien ni mal. No hay moral que acatar excepto la de la fuerza. Aquel que por la fuerza se haga con el poder dirá qué es lo bueno y qué es lo malo. Eso tan sencillo que fue promulgado por Nietzsche ha conducido a Occidente a un pensamiento débil, nos avergonzamos de quiénes fuimos. Nuestra sociedad y sus valores (libertad, respeto, tolerancia, democracia) han perdido su significado, y Europa, que era el faro de la civilización, ha renegado de sus principios, asustada ante el hecho de pensar que defender tales principios suponen una intolerancia hacia aquellas civilizaciones que defienden lo contrario. Europa se ha convertido en una pira de valores sin ningún fundamento, a la que sólo le cabe esperar la mano que le prenda fuego, o el retorno a sus raíces. Raimundo Ramis García. Valencia. Mañana en Europa y sus jaquecas Lo ocurrido estos últimos días respecto a las famosas caricaturas puede servir a Occidente para tomar conciencia del camino que ha iniciado hacia su propia disolución. Sin alarmismos, pero sin engaños, la crisis de iden- Enamórate Mujer Hoy lleva a su portada la lencería más sexy, cuando las prendas más íntimas se visten de glamour; incluyendo todo un especial de regalos para el día de San Valentín. Además, el suplemento recoge un reportaje sobre cómo prevenir el acoso en las aulas: todas las partes implicadas en el proceso educativo pueden ayudar a prevenirlo. En la sección de Decoración, el dominio del blanco en el mobiliario.