Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad JUEVES 9 2 2006 ABC Absuelta una madre porque dar cachetes es un derecho de corrección EFE MADRID. La magistrada del juzgado de lo Penal número tres de Jaén, María Fernanda García, ha absuelto del delito de malos tratos habituales a una madre acusada por su ex marido de agredir a su hija de once años. Según recoge la sentencia, el hecho de que la acusada haya dado un cachete a su hija o la haya castigado en su habitación entra dentro del derecho de corrección de los padres y no puede ser sacado de esta esfera para considerarlo maltrato habitual Los hechos se remontan a un periodo comprendido entre finales de 2003 y agosto de 2004 cuando la acusada, A. Q. M, una mujer de 41 años madre de dos niñas de cuatro y once años, se encontraba en trámites de separación de su marido al que se le había impuesto una orden de alejamiento de seis meses, lo que generaba una situación muy tensa La sentencia recoge que la hija mayor sólo quería estar con su padre lo que originaba frecuentes discusiones con su madre hasta el punto que el 7 de agosto de 2004, cuando pasaban un día en el campo y la acusada escuchó a su hija hablar por el móvil con su padre dándole pistas del lugar donde se encontraban, ésta dio un manotazo a la niña de forma no intencionada El Fiscal pidió 19 meses de prisión por el delito de malos tratos habituales para la madre. Un juez concede la pensión de viudedad a un homosexual aunque no estuvo casado Asegura que no contrajo matrimonio con su pareja porque la ley lo impedía b La sentencia fija la retribución desde la entrada en vigor de la ley que regula el matrimonio entre personas del mismo sexo y no desde 2002, año del fallecimiento NIEVES COLLI MADRID. Un juez de lo Social de Madrid ha reconocido a un homosexual el derecho a percibir la pensión de viudedad al entender que si no contrajo matrimonio con su compañero- -con quien mantuvo una relación sentimental estable hasta su fallecimiento, el 2 de julio de 2002- fue porque la ley lo impedía. La sentencia limita temporalmente el derecho del demandante a percibir la pensión y ordena a la Seguridad Social que le abone el importe que corresponda desde el 3 de julio de 2005 (fecha de la entrada en vigor de la ley que regula el matrimonio entre personas del mismo sexo) y no desde la fecha de fallecimiento de su pareja. El juez equipara este caso a los que tuvieron lugar antes de la promulgación, en 1981, de la ley del divorcio. Esa norma vino a resolver la situación en la que muchas personas se encontraron cuando, roto su primer matrimonio, empezaban una nueva relación pero no podían casarse porque antes no habían podido divorciarse. Si uno de los miembros de la nueva pareja fallecía, el otro no tenía derecho a percibir pensión de viudedad. La ley que regula el matrimonio entre homosexuales funciona ahora, se- El matrimonio homosexual es posible en España desde el 3 de julio de 2005 gún el juez, como la ley del divorcio entonces. Dos personas del mismo sexo no pudieron contraer matrimonio porque la ley lo impedía; ambos convivieron maritalmente hasta el fallecimiento de uno de ellos, que se produjo antes de la legalización del matrimonio entre homosexuales. En 1981- -señala la sentencia- el obstáculo que el legislador contempló era la inexistencia de divorcio, que cerraba las puertas a un nuevo matrimonio. En 2005, ese obstáculo es la orientación sexual de los ciudadanos Removerlo- -añade- -supone también el reconocimiento del derecho a la pensión de viudedad para quienes el hecho causante el fallecimiento se produjo an- AFP tes de la promulgación de la ley De esta forma, el juez salva el obstáculo que supone la amplia jurisprudencia del Tribunal Constitucional, que niega las pensiones de viudedad a las personas que no hayan contraído matrimonio y que hayan convivido como pareja de hecho. En este caso concreto, el demandante no pudo casarse con su compañero por la sencilla razón de que éste fallece antes de que el legislador reconozca a los ciudadanos capacidad para contraer matrimonio con persona del mismo sexo Ahora, con la nueva norma, cualquier superviviente de una relación matrimonial integrada por ciudadanos del mismo sexo tendrá derecho a la prestación de viudedad