Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional JUEVES 9 2 2006 ABC Japón frena la reforma de la ley de sucesión por el embarazo de la Princesa Kiko El primer ministro da marcha atrás en sus prisas por aprobar los cambios tradicionalistas confían en que la Princesa Kiko dé a luz a un varón para no modificar la normativa que sólo permite heredar el trono a los varones PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. El inesperado embarazo de la Princesa Kiko, la esposa del segundo hijo del Emperador de Japón, ya ha tenido sus primeros efectos en el encendido debate sobre la reforma de la ley de sucesión al trono, que enfrenta a la sociedad nipona por otorgar los derechos monárquicos sólo a los herederos varones. Aunque el primer ministro, Junichiro Koizumi, se había postulado como el principal impulsor de dicha modificación, que pretendía abolir la vigente ley sálica para que las mujeres pudieran acceder también al denominado Trono del Crisantemo, ayer mismo se mostró más prudente con respecto a sus intenciones. El pueblo está actualmente dividido, pero emplear todo el tiempo que requiera el debate es importante señaló Koizumi, quien había insistido el día anterior, nada más conocer la noticia del embarazo, en sacar adelante una nueva normativa antes de que en junio concluya el vigente periodo de sesiones del Parlamento. Echando marcha atrás a sus planes y olvidándose de sus prisas previas, el primer ministro apostó ayer por proceder con cautela ya que sería deseable que la moción para revisar la Ley de la Casa Imperial fuera promulgada después de las discusiones oportunas y de manera que convenza a todos de su necesariedad b Los sectores Seis muertos en las elecciones de Nepal, boicoteadas por la guerrilla b Con gran parte del país paralizado por una huelga general, en 22 de las 58 circunscripciones no se pudieron abrir las urnas debido la falta de candidatos P. M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. El caos y la violencia marcaron ayer las elecciones celebradas en Nepal, las primeras que tienen lugar en este pequeño país del Himalaya desde 1999. Aunque dichos comicios eran sólo municipales, suponían un auténtico plebiscito para el Rey Gyanendra, que hace ahora un año protagonizó un golpe de Estado al deponer al Gobierno en pleno y asumir todos los poderes. Pero si la intención del Monarca era legitimar su régimen y avanzar hacia la pacificación de Nepal, que se desangra desde hace una década en una guerra civil con la guerrilla maoísta que ya ha costado 12.000 vidas, estas elecciones no sirvieron en absoluto para cumplir sus propósitos. Para empezar, la jornada electoral se cerró con al menos seis muertos en diversos enfrentamientos entre el Ejército y los numerosos grupos que se oponen al Rey Gyanendra. Mayoría a favor del cambio Según un sondeo publicado el pasadolunes por el diario jaonés Nikkei el 63 por ciento de las personas interrogadas se declararon a favor de que la próxima persona que ocupe el trono sea una Emperatriz. El 21 por ciento de los encuestados manifestó que desea que Japón siga fiel al sistema hereditario actual. Hay que retroceder al siglo XVIII para encontrar al último monarca mujer en el Japón, la emperatriz Go- Sakuramachi, que reinó entre 1762 y 1771. Ningún varón ha nacido en el seno de la familia imperial japonesa en los últimos 40 años tía nipona, una de las más antiguas del mundo. Aunque la continuidad de dicha Monarquía está ahora asegurada por el Príncipe Heredero Naruhito- -quien relevará a su padre, el Empe- rador Akihito, de 72 años- éste aún no ha tenido ningún descendiente varón que pueda convertirse en su heredero. Por ese motivo, los sectores tradicionalistas confían en que la Princesa Kiko engendre un varón que impida a una mujer convertirse en Emperatriz. Aunque la mayoría de la población aprueba esta modernización de la estirpe japonesa, el rechazo es tan fuerte que hasta el Gobierno se encuentra dividido por la manifiesta oposición de su ala más dura, formada por los ministros de Exteriores, Finanzas y Justicia. De hecho, algunos movimientos conservadores ya han pedido la reimplantación del sistema de concubinas vigente antes de la Segunda Guerra Mundial para engendrar hijos varones o de la aristocracia emparentada con la Familia Imperial, que en el pasado tenía derecho a entrar en la línea de sucesión monárquica. Protestas callejeras Por ese motivo, y según las informaciones difundidas por las agencias internacionales, los soldados sofocaron a tiros una protesta protagonizada por 150 manifestantes en la ciudad de Dang, donde uno de ellos murió y otro resultó herido. Debido al miedo que reinaba en el país, paralizado por una huelga general convocada por la guerrilla, la afluencia a las urnas fue bastante escasa y sólo se pudieron abrir los colegios electorales en 36 de las 58 circunscripciones de Nepal. En el resto no fue posible por la falta de candidatos, amenazados de muerte por los rebeldes, que incluso a llegaron a cumplir sus advertencias días antes de los comicios asesinando a dos aspirantes gubernamentales. Con tan oscuro panorama, y con la violenta ofensiva lanzada por la guerrilla contra la ciudad de Dhankuta en la víspera electoral, no es de extrañar que sólo el 8 por ciento de los censados hubiera votado en la capital, Katmandú, hasta el mediodía de ayer. A pesar de la baja participación que se les presupone a estos comicios, los resultados no serán dados a conocer hasta hoy jueves. Sea cual sea el escrutinio final, la mitad de los 4.146 escaños municipales disponibles se quedará sin ocupar por la ausencia de candidatos, lo que demuestra el fracaso y el aislamiento del Rey Gyanendra en su intento por restaurar la paz. Rechazo tradicionalista Nada más lejos de la realidad porque lo cierto es que tal reforma ya ha encontrado el rechazo frontal de los sectores más tradicionalistas del imperio del Sol Naciente, para quienes el embarazo de la Princesa Kiko ha sido un regalo llovido del cielo. Y es que estos grupos ultraconservadores se aferran ahora a la posibilidad de que la Princesa, que dará a luz en otoño, tenga un hijo varón, que sería el primero en nacer en la Familia Imperial nipona desde hace ya cuatro décadas. En caso de que así ocurriera, la criatura se convertiría en el tercero en la línea de sucesión tras el primer hijo del Emperador, el Príncipe Heredero Naruhito, y su propio padre, el Príncipe Akishino. Bajo la actual regulación, el recién nacido desplazaría a la hija de Naruhito y Masako, la princesa Aiko, que tiene ya cuatro años y se iba a beneficiar directamente de la revisión de ley de sucesión. No en vano, la reforma perseguía despejar el camino de la pequeña Aiko al Trono del Crisantemo para evitar la crisis que sufrirá en el futuro la dinas- AP Silvio Berlusconi, el más alto ROMA. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, sonríe mientras permanece subido en una silla, entre el ministro de Reformas, Roberto Calderoli (izq) de la Liga Norte, y Raffaele Lombardo, líder del Movimiento por la Autonomía (MPA) La distendida escena captada ayer por la cámara tuvo lugar durante una rueda de prensa celebrada en Roma para presentar un acuerdo entre la Liga Norte y el MPA para las próximas elecciones generales. Entre risas, Berlusconi quiso poner en práctica una vez más su afición a las bromas.