Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional JUEVES 9 2 2006 ABC Ola de incendios provocados contra iglesias baptistas de Alabama b El FBI busca un elemento racial que conecte el caso. Los primeros templos atacados pertenecían a congregaciones blancas, en los últimos los feligreses eran negros MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Cinco iglesias en llamas en una sola madrugada, todas ellas en un radio de entre 15 y 25 kilómetros de distancia, era ya mucha casualidad pero cuando el martes, apenas cuatro días después, otras cuatro iglesias amanecieron en llamas, sólo cabía pensar que alguien ha decidido traer el fuego del infierno a los santuarios de Dios en Alabama. Creo que hay un nexo obvio y evidente con lo que ocurrió el viernes en el condado de Bibb declaró el agente especial Jim Cavanaugh, a cargo de las investigaciones, que dependen de la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) que tiene medio centenar de hombres dedicados a la investigación. Las pruebas indican que al menos los primeros cinco incendios fueron intencionados. El FBI busca un elemento racial que conecte el caso a la violación de derechos civiles, pero si bien las tres primeras eran de una congregación exclusivamente blanca, en la cuarta los feligreses eran de color, lo que complica el misterio. Bill Clinton hace una confidencia a su esposa durante los funerales de la viuda de Martin Luther King, en Atlanta AP El pulso presidencial de 2008 empieza en los funerales de la viuda de Luther King Aunque faltan todavía mil días, se multiplican los guiños y las maniobras PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Aunque faltan aún mil días- -aproximadamente lo que duró la abortada presidencia de John F. Kennedy- las primeras salvas de la batalla electoral pendiente para decidir la abierta sucesión del presidente Bush han empezado a resonar este martes a las afueras de Atlanta, durante la ceremonia religiosa de más seis horas oficiada en honor de la viuda del reverendo Martin Luther King. Una ocasión luctuosa, de impresionantes espirituales, conmovedores testimonios sobre la lucha por la igualdad racial y aleluyas sin fin, pero donde la elegía pública se ha mezclado generosamente con la batalla política pendiente por la Casa Blanca. Con cuatro presidentes de Estados Unidos invitados a este funeral de cuerpo presente celebrado en una mega- iglesia baptista, el papel más incómodo recayó en el actual ocupante del Despacho Oval. Con su gestión- -desde Irak al Katrina pasando por las escuchas extrajudiciales- -cuestionada por una sucesión de destacados oradores. Carrusel de críticas al que se han sumado figuras históricas del Partido Demócrata y del movimiento de los derechos civiles, como Jimmy Carter o el senador Kennedy. Pero con diferencia, la gran apoteosis de estas politizadas honras fúnebres ha sido protagonizada por el ex presidente Bill Clinton y su esposa Hillary, dejando bastante claro que en cuanto la senadora por Nueva York renueve su escaño en las elecciones parlamentarias de noviembre su siguiente objetivo será la Casa Blanca. Al tomar la palabra, Bill Clinton- -recibido con la mayor ovación posible por parte de los más de diez mil asis- Ku Klux Klan Las cuatro del martes pertenecían a congregaciones predominantemente negras, entre las que la imagen de sus iglesias en llamas es una cruel reminiscencia del Ku Klux Klan. Lo que todas tenían en común es la fe baptista, de predominio absoluto en esta zona sureña. Obviamente alguien está o están interesados en quemar iglesias, sea por odio a una raza o a una religión en general sintetizaba Ragan Ingram, portavoz de la compañía aseguradora del Estado. El mapa de los incendios tiene nueve puntos rojos entre el sur de Birmingham (Alabama) y la frontera de Misisipí. Las nueve iglesias eran modestas. En tres de ellas testigos que acudieron a apagar las llamas dijeron haber visto un Nissan modelo Pathfind de color oscuro acelerar en los alrededores. Esta es la única pista que tienen por ahora las autoridades, centradas en analizar las huellas del coche y lo poco que ha quedado en pie de estos edificios. En algunos casos, como el de la iglesia Dancy First Baptist, las primeras investigaciones revelan que alguien forzó la entrada para iniciar el incendio desde dentro, en una zona cercana al altar. tentes al funeral- el 42 ocupante de la Casa Blanca, se aproximó al atril acompañado de su esposa para empezar diciendo: Estoy honrado de estar aquí con mi presidente y mis antiguos presidentes Pausando y apuntando a la senadora, como expresando su deseo de que ella se una en el futuro a esa selecta lista de responsables ejecutivos. Numerito recibido con estruendosa aprobación por parte de la audiencia, en su mayoría afroamericanos, al mis- Falsa alarma por gas nervioso en el Senado de EE. UU. AFP WASHINGTON. Un edificio del Senado estadounidense fue evacuado ayer (madrugada de hoy en España) tras una alerta por una sustancia peligrosa anunció la policía del Capitolio. Hubo una alerta- -al parecer por la presunta presencia de gas nervioso- -y todo el personal fue evacuado al garaje del edificio según el comunicado del centro de mando de la Policía. Según la cadena CNN, unos 200 empleados y ocho senadores salieron del edificio a toda prisa, situado apenas a unas decenas de metros del Capitolio. Ninguno de ellos presentaba signos de intoxicación. La evacuación se decidió después que un detector señalase la posible presencia de un gas nervioso. Un segundo examen dio un resultado negativo, aunque se anunciaron nuevas pruebas. mo tiempo que la senadora Hillary con una forzada sonrisa repetía con imposible humildad no, no, no entre gritos de Hillary for president La comentada escena, carnaza de primera para columnistas políticos, ha inspirado toda clase de análisis. Empezando por recordatorios de que el Partido Republicano, pese al empeño electoral del presidente Bush, sigue siendo incapaz de sintonizar con la minoría afroamericana, que en abrumadores porcentajes respalda a los demócratas. Pero también alusiones a que el presidente se está convirtiendo prematuramente en un pato cojo con limitado margen de maniobra y la particularidad de que los conservadores no cuentan con un delfín evidente ante la declarada falta de ambiciones presidenciales del números dos Dick Cheney. Por primera vez desde 1952 no aparecerá el nombre de un presidente o vicepresidente. Dentro de este ritmo extremadamente calculador de una campaña presidencial, se estima que en estos momentos hay más de veinte figuras en ambos partidos pensando en las elecciones de 2008. Interés que entre otras cosas se traduce en búsqueda activa de donaciones electorales, repetidas visitas a las mecas de las primarias en Iowa y New Hampshire, y- -a juego con los tiempos digitales- -impulsando sofisticadas operaciones de búsqueda de apoyo político a través de internet. La existencia de dos pesos pesados en ambos partidos, la senadora Hillary Clinton en el bando demócrata y el senador John McCain en el campo republicano, también estaría multiplicando la presión entre candidatos de segunda fila para demostrar cuanto antes su potencial político.