Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 9 2 2006 ABC Nacional El juez procesa a Parot porque considera que inspiró ocho atentados desde la prisión Si el etarra es condenado por los nuevos delitos, su excarcelación se retrasará al menos nueve años b Grande- Marlaska asegura que la carta del etarra intervenida a la dirección de ETA pone de manifiesto una voluntad inequívoca de reincorporarse a la banda NATI VILLANUEVA MADRID. El etarra Henri Parot, condenado a 4.800 años de cárcel por 82 asesinatos, podría permanecer en prisión un mínimo de nueve años más (y un máximo de 32) si finalmente es condenado por los nuevos delitos por los que el juez Fernando Grande- Marlaska acordó ayer su procesamiento: pertenencia a ETA y conspiración para la comisión de atentado terrorista. De esta forma, su excarcelación, prevista para 2011 siempre y cuando el Tribunal Supremo confirme su criterio de refundición de condenas, se retrasaría como mínimo hasta 2020 y como máximo hasta 2043 (en función de si se le condena, además de por integración en ETA, por proposición o conspiración para la comisión de estragos o atentados terroristas) La particularidad de estas nuevas imputaciones es que se rigen por el Código Penal de 1995, lo que significa que si el etarra fuera condenado tendría que cumplir íntegramente sus penas sin posibilidad de acogerse a las redenciones previstas en la legislación penal de 1973, gracias a la que Parot- -al igual que otros históricos de la banda terrorista- -ha conseguido redimir dos terceras partes de su condena. En el auto de procesamiento, el juez Grande- Marlaska asegura que la carta intervenida a la dirección de ETA en septiembre de 2002- -en la que el autor del atentado contra la casa cuartel de Zaragoza proponía atacar objetivos vitales y se preguntaba cómo no hemos volado ya la Audiencia Nacional -muestra de forma inequívoca una voluntad clara de reincorporarse a la banda terrorista. Además, añade el juez, la misiva pone de manifiesto que entre Parot y la dirección de la banda existe una comunicación fluida y reiterada en el tiempo Su hermano cumple cadena perpetua en Francia F. ITURRIBARRIA PARIS. El hermano de Henri Parot y otros dos militantes de ETA, todos ellos de nacionalidad francesa, purgan en cárceles galas cadenas perpetuas por los crímenes perpetrados en el seno del comando Argala Jon Parot, Jakes Esnal y Frédéric Haranburu fueron condenados en 1997 por un tribunal especial antiterrorista de París, ante el que España había denunciado los hechos. Los jueces les consideraron responsables de 21 atentados cometidos por el comando francés en España entre 1978 y 1989 que causaron 38 muertos y más de 200 heridos. A pesar de su nombre, la cadena perpetua raramente significa en Francia la cárcel para el resto de la vida. Su duración efectiva media es de veinte años, según un estudio oficial realizado entre los condenados a esa pena liberados de 1995 a 2005. En mayo pasado sólo había en cárceles galas tres presos con más de cuarenta años pasados tras las rejas y otros 17 recluidos desde hace más de treinta años. Hipotética negociación Igualmente se colige- -prosigue Grande- Marlaska- -cómo la comunicación se circunscribe principalmente a diseñar el tipo de atentado preciso al momento histórico que se trate y siempre con el fin de obligar al Gobierno español a asumir los fines de la organización terrorista dentro de una hipotética negociación Todo ello, sumado al plan de fuga (de la prisión de Córdoba) que el etarra tenía diseñado y que en esa misma carta desarrolla en un cro- quis, corrobora, según el juez, esa voluntad inequívoca de reincorporación a la actividad terrorista, pasando de la mera colaboración intelectual a otra de índole material Añade, además, que en el caso de Parot no se trata de una mera declaración de pertenencia a ETA (lo cual quedaría, señala, dentro de lo que pudiera considerarse una simple manifestación de voluntad) sino una efectiva integración concluida de acciones posteriores como son las ya aludidas relaciones con la cúpula de ETA y las propuestas de actuación En este sentido, el juez detalla cada uno de los ocho atentados que fueron cometidos por ETA entre el 1 de junio de 2001 (fecha de la carta de Parot) y el 16 de septiembre de 2002, día en el que fue aprehendida la misiva en el registro de la vivienda de Bergerac (Francia) en la que fueron detenidos los dirigentes etarras Juan Antonio Olarra Guridi y Ainhoa Múgica Goñi. Entre estos atentados, relacionados en sus características con los definidos en dicha misiva dice Grande- Marlaska, figuran el coche bomba que explosionó Parot, detenido en una manifestación en Bayona en los años 80 frente a la sede de una Delegación del Ministerio de Justicia en Madrid (un policía murió y 27 personas resultaron heridas) dos que estallaron en los aeropuertos de Madrid y Málaga; el que ETA colocó en el aparcamiento de la plaza de Colón el Día de la Fiesta Nacional (17 heridos) el coche bomba que explosionó a los pies de la Torre Europa ABC Yo proponía objetivos vitales, pero aquí estábamos con la tontería de los generales y objetivos militares -cercana al estadio Santiago Bernabéu- -el día en el que el Real Madrid jugaba contra el Barcelona, o el atentado cometido en Santa Pola (Alicante) el 4 de agosto de 2002. En esta acción terrorista, cometida como una más de la campaña de verano de ETA, murieron un hombre y una niña de seis años y 51 personas resultaron heridas graves. El mensaje que Parot (miembro del frente de Makos como recuerda el juez) transmitió a ETA en aquella carta era claro: dejar a un lado la tontería de generales y objetivos militares, porque lo que importa es dar en el corazón Es la única vía: o les hacéis daños vitales o no hay nada que hacer