Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 9 2 2006 ABC POR OTRA PARTE AGUILAR DE SEGARRA, CAPITAL DE LOS COCHES NACIONALISTAS A FUER DE SOCIALISTAS la política de inmersión catalanista al ser socialistas en U peor enemigo es él mismo decía De Gaulle Cataluña. En el caso de Maragall, esa disociación ha llenada menos que de Mendès France. Ahora en gado al extremo de conceptuar de forma peyorativa el el PSOE lo dicen muchos de Pasqual Maragaagravio con Madrid y pretender dar soluciones exprés al ll. El tiempo político es cruel con los niños- prodigio. Don conflicto vasco. Enemistades aparte, la embestida de BoIndalecio Prieto decía ser socialista a fuer de liberal y no contra Maragall no carece de motivaciones de orden con Maragall se sospecha que resulta ser nacionalista en colectivo. razón de ser socialista. O tal vez sea al revés: sin Fruto de la conveniencia electoral y de la franque nos diéramos cuenta, llegó a ser socialista en quicia socialista, es en la actualidad cuando el pacvirtud del nacionalismo. Desde otro ángulo, la to PSC- PSOE pudiera salir más caro. Históricaconfusión no es toda de Maragall, y en realidad se mente, el socialismo catalanista y el PSOE habían remonta a la fusión siempre irresuelta que llegó andado más bien cada unopor su lado, en un panoa denominarse Partido de los Socialistas de Catarama de sucesivas escisiones que transbordaban luña- -PSC- PSOE- si no es que todo va más hacia el catalanismo representado por ERC o al allá, hasta los primeros tanteos del PSOE en tiecomunismo que fue el PSUC. Así ocurrió en los rras catalanas y sus contagios o rechazos con el VALENTÍ años veinte con la Unió Socialista mientras el nacionalismo catalán. PUIG PSOE se nutría en Cataluña de sindicalismo ferroEl artilugio político llamado PSC- PSOE ha daviario. Al debatirse el estatuto de autonomía en la Segundo buenos resultados en las elecciones generales y en las da República, las Juventudes Socialistas hicieron campamunicipales, pero nunca en las autonómicas, como se ha ña contra la enseñanza en catalán. Después del franquisvisto incluso en el caso de la candidatura de Maragall, mo, la unificación del socialismo en Cataluña se concreta necesitado de soportes post- electorales como los eco- coen 1978. En relación al PSOE, el PSC- PSOE obtuvo plena munistas y ERC, la misma alianza que viene funcionansoberanía en Cataluña. La presión del momento histórido en el Ayuntamiento de Barcelona y que se saldó para co aconsejó aparcar entonces conceptos controvertidos y el alcalde Clos con la pérdida de cinco concejales. Datos no se puede afirmar que posteriormente hayan sido solrecurrentes indican que los votos que obtiene el PSCventados. Estaban los socialistas catalanes pensando en PSOE son siempre del PSOE y no del PSC, tanto en las cómo amueblar sus despachos de la Generalitat cuando generales como en las municipales. En las generales, suede repente Jordi Pujol gana les elecciones autonómicas len ser votos que confían en el líder socialista, sea Felipe de 1980 y les ofrece formar parte del ejecutivo autonómiGonzález o sea ahora Zapatero. Luego, en las elecciones co. El PSC rechazó la oferta. Emergió el reparto de podeautonómicas, ese voto acostumbra a abstenerse, sobre tores entre el liderazgo catalanista y el anillo de hierro de do en una zona de tanto peso demográfico como es el llalos capitanes con poder municipal. Las políticas más mado cinturón industrial de Barcelona, donde más del 60 significadamente nacionalistas de Pujol no tuvieron la por ciento se declara castellano- parlante. oposición sino la complicidad del PSC- PSOE. La empreEl doloroso parto del PSC- PSOE fue un quid pro quo sa de apropiación del tarradellismo fue olvidada. Digautilitarista pero no siempre compensado, hasta el punto mos que puede detectarse una pizca de ambigüedad en de que no pocas veces el PSOE ha sentido- -de lejos o de las relaciones del PSC con el PSOE. Es en parte la misma cerca- -la tentación de olvidarse del PSC y de los niñosque mantiene el nacionalismo catalán con España. Hasta prodigio de San Gervasio. Cuartea la consistencia del ahí no llegaba Mendès France. PSC- PSOE aquella disociación cognitiva que aplica rasevpuig abc. es ros distintos en la política proyectada hacia España y en S S I el barcelonés Aguilar de Segarra es el municipio español con más coches matriculados por habitante- -13.948 turismosmatriculados y un censo de 235 vecinos- -se debe a una sola y exclusiva razón: el dinero. Exactamente la misma causa por la que de todos los de Estados Unidos, Delaware es el estado en el se registran más sociedades empresas nacionales y extranjeras; o por la que, dentro de la Unión Europea, Irlanda es la nación a la que acuden a constituirse más empresas foráneas. Cada uno a su nivel y guardadas las distancias, Aguilar de Segarra, Delaware e Irlanda cobranmenos impuestospaJOSÉ M ra matricular coches o GARCÍA- HOZ constituir y registrar empresas que sus iguales. El contribuyente paga menos y la autoridad correspondienteingresa más en su caja porque atrae a más contribuyentes, todo ello dentro de la ley, y, por tanto, todos contentos. Seguramente están menos felices municipios como Barcelona o Madrid, que ven circular por sus calles, y atascarlas y ensuciarlas, a coches que no pagan un duro por hacerlo. Tampoco debe de estar contenta la Agencia Tributaria Española cuando advierte que se quedó en Irlanda el IVA pagado por el iPod que los Reyes Magos dejaron en el zapato de mi hija pequeña, pues Apple Computer International tiene su sede en Cork. La competencia fiscal produce estos gustos y disgustos. Quizás, en vez de lamentarse, los grandesmunicipios quesufren el ventajismofiscal de los pequeños y próximos podrían plantearse rebajar sus propios impuestos. Pero me temo que en su lugar maquinan cobrar alguna tasa especial a los vehículos de fuera del término. Eso ya lo hacen en Londres y he leído que en Nueva York estudian la posibilidad de montar un sistema de satélites, que automáticamente cargue un peaje de circulación en la tarjeta de crédito del propietario de cualquier coche que, por puente o túnel, entre en la isla de Manhattan. Cuando se trata de cobrar impuestos, la autoridad es capaz de todo, incluso de entrar en los delirios de la ciencia- ficción. En todo caso, lo que nunca se han planteado los cerebros cobraimpuestos es establecer una suerte de balance ventajas inconvenientes de cada sistema fiscal. Seguramente Suecia, el Estado de la UE que somete a sus ciudadanos a mayor presión fiscal, tendría razones para defender su modelo, como también las tendrían Irlanda o Luxemburgo, que son los que menos cargan la mano impositiva. Comprendo que es difícil, tal vez imposible, establecer ese balance entre cobros fiscales y prestaciones sociales, porque son demasiados elementos a mezclar en una operación aritmética. En mi ignorancia, la decepción se produce porque ni siquiera se lo han planteado, lo cual permite que el personal circule permanentemente cabreado por la idea de que paga como enSuecia, pero recibe servicios tercermundistas. josemaria garcia- hoz. com