Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 2 2006 Deportes 99 Atlético de Madrid con Bianchi Empezó: 4- 2- 4 Terminó: 4- 3- 2- 1 con Murcia 4- 4- 2 4- 1- 4- 1 Patrick Kluivert va de lesión en lesión. Desde que fichó por el Valencia el pasado verano sólo ha jugado quince partidos. Su futuro está en mano de los médicos Leo Franco Leo Franco Las rodillas impiden saltar a la pantera TEXTO JAVIER DOMÉNECH Velasco Pablo Perea Velasco A. López Pablo Perea A. López Luccin Zahinos Maxi Colsa Ibagaza Galletti Petrov F. Torres Ibagaza Maxi Petrov F. Torres El mérito del técnico blanco pasa por colocar a cada uno en su puesto y en aprovechar su momento de forma Desde el punto de vista táctico, tanto uno como otro, han mejorado el equipo y curiosamente el domingo pasado utilizaron el mismo sistema, un 4- 1- 4- 1 que parece adaptarse a la perfección a las plantillas que tienen a sus ordenes. Este Madrid de López Caro es mucho más compacto que el de Luxemburgo. Además de ganar partidos, tiene otra dimensión futbolística. Ha recuperado el protagonismo en el juego y, aunque fuera de casa no mantenga el nivel expresado en el Bernabéu- -el partido de Vigo dejó mucho que desear- es evidente que ha recuperado parte de sus constantes vitales. El técnico blanco ha retocado su dibujo según ha recuperado jugadores lesionados y la variedad más reseñable, en referencia a su predecesor e incluso sus primeros encuentros, pasa por el hecho de jugar sólo con un medio centro y colocar dos medios punta por detrás de la teórica referencia ofensiva. Además, desde su llegada, la disposición de sus elementos sobre el césped siempre ha resultado más coherente que la de Luxa, que despreciaba las bandas- -sólo colocaba a los laterales- -y amontonaba jugadores por el centro. Como se puede comprobar en la pizarra del gráfico, el equipo ocupa ahora todas las zonas del campo. El alto rendimiento de Beckham, Guti, Zidane o Robinho se debe a que juegan en su puesto. De hecho, el único que ha tenido que adaptarse a una posición que no es la suya, Baptista, no ha rendido como lo hacía en el Sevilla. Murcia en el Atlético lleva menos El entrenador rojiblanco podría insistir con el dibujo táctico que destrozó al Barça en el Camp Nou tiempo, pero desde el principio se olvidó de los tres medios centro con los que Bianchi acabó poniéndose la soga al cuello y apostó por un centro del campo en rombo mucho más creativo y por un único medio centro- -Luccin se había recuperado de su lesión- -y concedió a Ibagaza la responsabilidad de ser el organizador del juego ofensivo del equipo, con dos hombres en las bandas (Maxi y Petrov) y dos referencias escalonadas por delante (Torres y Kezman) VALENCIA. El Valencia sorprendió el pasado verano al recuperar a Patrick Kluivert para el fútbol español. Después de su fugaz paso por el Newcastle inglés, Javier Subirats- -director deportivo del club de Mestalla- -apostó fuerte por el delantero holandés. Con su llegada y la de David Villa- -que diferencia en el rendimiento de ambos hasta la fecha- -se prentendía acabar con los sempiternos problemas ante la portería contraria del equipo valencianista. El fichaje ya estuvo marcado por la controversia. Su presentación oficial como nuevo jugador del conjunto blanquinegro se tuvo que posponer. En la preceptiva revisión médica se le observaron anomalías en su rodilla izquierda. De hecho, se descubrió que se había sometido a una artroscopia en su país para limpiarle la articulación en cuestión. Hasta seis médicos no quisieron firmar ese día un informe favorable. Por eso se le envío a Holanda para que pasaran unos días antes de volverlo a examinar. Fue el por entonces recién nombrado jefe de los servicios médicos del Valencia- -doctor Rafael Llombart- destituido hace semanas de su cargo, el que viajó al país de los tulipanes y después de realizarle unas pruebas avaló su fichaje. Pese a las dudas que generó esta llegada, los recuerdos de su paso por el Barcelona hacían que la ilusión prevaleciera en los aficionados valencianistas por su fichaje. La ilusión pronto se agrandó con su presen- cia en el campo. Superó las molestias en su rodilla izquierda y se convirtió en un fijo para Quique Sánchez Flores, como lo demuestra el hecho de que fuera titular en cinco de los seis partidos del Valencia en la Copa Intertoto. Su rendimiento fue de más a menos. Y después de marcar un gol en el segundo encuentro acabó por ser sustituido tras el descanso en la final ante el Hamburgo. Sólo hasta septiembre aguantó sano. A partir de ahí los problemas físicos empezaron a sucederse. Cuando no era articular era muscular. Los entrenamientos se tornaron un calvario. Y ya no estuvo disponible para cuatro partidos consecutivos. Su cambio en Villarreal a falta de tres minutos para acabar el partido cuando el Valencia perdía hizo que criticara en público a Quique. Solucionado este problema, el freno lo pone su físico. La rodilla derecha es ahora la afectada. El quirófano vuelve a esperarle. Tiene dos temporadas más de contrato con los de Mestalla, pero su futuro está en manos de los médicos. Sus números Liga 9 partidos jugados, 1 titular, 2 veces sustituido, 248 minutos y 1 gol marcado. Copa del Rey 1 partido jugado, 0 titular y 16 minutos. Copa Intertoto 5 partidos jugados, 5 titular, 3 veces sustituido, 360 minutos y 1 gol marcado. Ideas muy claras Cabría recordar que el arranque de Bianchi tenía puntos en común. El argentino comenzó con dos medios centros (Luccin y Gabi) y dos hombres en las bandas (Maxi y Petrov) que eran más delanteros que centrocampistas. Según le fueron abandonando los resultados, su apuesta se fue haciendo más defensiva, hasta terminar con los tres hombres por delante de la defensa, dos medios punta y una referencia arriba. Un dato que confirma la claridad de ideas del nuevo técnico rojiblanco se refleja en que siete días antes de jugar en el Camp Nou, cuando sabía que no podía contar con Kezman por sanción, ya tenía decidido que Maxi ocuparía su lugar- -Torres pasaba a primer punta- -y que Galletti entraría en la banda derecha. Ese reajuste táctico del 4- 4- 2 en rombo al 4- 1- 4- 1 ofreció un óptimo rendimiento y lo normal es que el equipo mantenga este dibujo en los próximos partidos. Kluivert, en un partido en Mestalla ABC