Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 2 2006 Cultura 61 Ana Zamora dirige la Tragicomedia de Don Duardos de Gil Vicente ABC MADRID. La Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) presta a partir de mañana su escenario a la Tragicomedia de Don Duardos una obra de Gil Vicente que ha adaptado y puesto en escena Ana Zamora. Considerada por Eduardo Vasco, director de la CNTC, como la obra cumbre de su autor, uno de los nombres fundamentales del teatro clásico ibérico (Gil Vicente escribió tanto en castellano como en portugués) Tragicomedia de Don Duardos narra el viaje del hijo del Rey de Inglaterra a Consantinopla. Eduardo Vasco asegura que con la puesta en escena de esta pieza se salda una deuda que tenía la compañía con el teatro renacentista español. Ana Zamora, creadora del grupo Nao d amores Teatro es una de las mayores especialistas en esta época, como se ha podido ver en sus anteriores montajes, presentados alguno de ellos en el teatro de la Abadía de Madrid. En la Tragicomedia de Don Duardos une, como es habituan en sus puestas en escena, el texto con la música- -de la que se ha encargado su colaboradora habitual, Alicia Lázaro- la danza e incluso los títeres. L elisir d amore de Donizetti, llega al Real en una producción del Liceo de Barcelona JAVIER DEL REAL La ópera L elisir d amore vuelve al Real situada ahora en el fascismo de Mussolini El teatro madrileño acoge desde el día 12 el exitoso montaje de Mario Gas musical de Maurizio Benini, cuenta con un doble reparto encabezado por Patrizia Ciofi, Antonino Siragusa, Ruggero Raimondi y Marco Vinco SUSANA GAVIÑA MADRID. L elisir d amore de Donizetti, vuelve a subir al escenario del Teatro Real (donde ya se escuchó en la primera temporada tras la reapertura) a partir del próximo domingo. Lo hace en una producción del Liceo, creada por Mario Gas en 1983, y con la que se cubre la ausencia de la nueva producción programada en un principio, y que iba a ser realizada por el director de escena Hugo de Ana. Sin embargo, un desacuerdo contractual el pasado mes de octubre entre De Ana y el teatro, hicieron necesaria su sustitución. Mario Gas no quiso polemizar ayer sobre el asunto, zanjándolo rápidamente: Respeto mucho a Hugo de Ana, y yo no aparezco ni quiero que se vincule mi nombre a algo mientras no se hayan resuelto los problemas. Y yo- -aclaró- -estaba completamente libre cuando me llamó el teatro En cuanto al montaje, Gas relató el largo viaje de esta producción desde su estreno, en 1983, en el Grec de Barcelona. y que decidió situar en un pequeño pueblo, cercano a Roma, en la Italia fascista de Mussolini en los años 30. Y es que para el director de teatro cab Con dirección talán, los cambios de escena sirven, sobre todo, para desempolvar algunos conceptos de la ópera y acercarla al público. Para hacer más reconocible y más viva la historia Recibida con gran éxito, desde entonces ha girado por numerosas ciudades y festivales, y la pasada temporada se representó en el Liceo durante más de cuarenta representaciones. Durante estas dos décadas, el montaje se ha ido retocando El decorado se ha ido modificando y los conceptos de la escena se han enriquecido con el trabajo de los cantantes que la han interpretado durante estos años indicó Gas. Una partitura de contrastes Presentada en el Real con doble reparto, éste está encabezado por Patrizia Ciofi, en el papel de Adina, y Antonino Siragusa, como Nemorino (en el segundo cantarán Mariola Cantarero y Antonio Gandía) Acostumbrada a interpretar papeles más dramáticos, para Ciofi este papel no necesita de una gran búsqueda psicológica porque es simple. Una mujer caprichosa que se interesa Gas: El cambio de época permite desempolvar conceptos y acercar la ópera al público. Y hacer más reconocible y más viva la historia por un hombre- -Nemorino- -en el momento que éste es cortejado por otras mujeres Por su parte, Siragusa, experto en Rossini- -participó en Semiramide en el Real- dos de los requerimientos para intepretar estos personajes son la fortaleza y la frescura En el reparto también destaca la presencia de Ruggero Raimondi, quien debuta el papel de Dulcamara, cuyo texto es tan denso como el de Don Carlo bromeó. El bajo- barítono italiano no desaprovechó la ocasión para alabar el trabajo de Mario Gas. Es sencillo, bello y abierto. Y no un psicodrama intelectual que te obliga luego a leer de nuevo la historia para entenderla Al frente de la Orquesta Titular del Real se situará Maurizio Benini, que ya dirigió Tosca El músico calificó L elisir d amore como una ópera de bel canto que necesita de grandes voces y grandes actores, si no, no se puede hacer Y se refirió a la partitura como perfecta, en la que existe un gran equilibrio. Es una de las mejores de Donizetti Asimismo, subrayó la importancia del contraste en la arquitectura musical del bel canto, en la que existe varias atmósferas, que le confieren un gran aspecto teatral a la obra. Algo fundamental Una de las principales dificultades para el director italiano reside en interpretarla con orquestas modernas pues hay que encontrar el equilibrio entre las voces y la orquesta. Los instrumentos de antes eran más ligeros y siempre se escuchaban Nacho Duato, premio Chivas Telón a toda una carrera J. B. MADRID. El bailarín y coreógrafo Nacho Duato fue uno de los protagonistas de la gala de entrega de los premios Chivas Telón, que han alcanzado su cuarta edición y que premian a los profesionales de las artes escénicas españolas. Duato recibió el premio especial por el conjunto de su carrera. El segundo de los premios especiales, el de la mejor iniciativa teatral, fue para Pedro Larrañaga y Maribel Verdú como promotores de la recuperación del teatro Maravillas. Durante la gala, que presentaron Antonia San Juan y Gonzalo Castro, fueron también premiados los actores Pablo Carbonell, Lolita, Inmaculada Cuesta, Miquel Fernández, Antonia San Juan, Blanca Portillo, Paloma San Basilio y Paco Valladares; las bailarinas Marta Carrasco y Eva Yerbabuena; los autores Antonio Álamo y Juan Mayorga; las compañías Almadán y Colada y Animalario; y los directores Natalia Menéndez y José Carlos Plaza. En el jurado figuraban, entre otros, Juan Echanove, José María Pou, Pepón Nieto, Carmen Conesa o Andrea d Odorico.