Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MIÉRCOLES 8 2 2006 ABC Sociedad La ley de Igualdad castigará el acoso sexual en los centros de trabajo con despidos disciplinarios Las empresas de más de 250 empleados tendrán que elaborar planes para prevenir estas conductas b El Gobierno modificará el Estatu- to de los Trabajadores para recoger que los empleados tienen derecho a la protección frente al acoso sexual M. J. PÉREZ- BARCO MADRID. Como ayer anunció el propio ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, el borrador del anteproyecto de Ley de Garantía de la Igualdad entre Mujeres y Hombres- -que el pasado lunes presentó a sindicatos y patronal y se aprobará el próximo 3 de marzo en Consejo de Ministros- -no sólo contempla un paquete de medidas laborales (entre ellas el permiso de paternidad) para lograr la plena equiparación de géneros. Esa es sólo una parte (de 28 folios) de una norma que supone además atacar otros muchos ámbitos de la vida para eliminar la discriminación contra la mujer, según reconoce el propio texto. Y aunque el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales todavía no ha dado a conocer qué otras medidas propondrá para llegar a la plena igualdad, en el borrador se define por primera vez, y específicamente, cuestiones como discriminación directa o indirecta y acoso relacionado con el sexo distinguiéndolo del acoso sexual (este último tipificado en el Código Penal) En estos dos últimos casos, la ley se mantiene firme ya que quienes desarrollen esas conductas podrán ser castigados con el despido disciplinario. En concreto el Título I de la ley de igualdad recoge en sus artículos cuatro y cinco esos conceptos. El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, tras informar ayer sobre las líneas generales de la ley de Igualdad judicial en nombre del demandante Sin embargo, en los litigios sobre acoso sexual la víctima será la única legitimada Un punto que llama la atención pues, según fuentes jurídicas consultadas por ABC, el Código Penal establece que el acoso sexual es un delito perseguible de oficio que podrá ser denunciado por la víctima, su representante legal o el Ministerio Fiscal. De otras formas también se regula el acoso sexual en este articulado. Por ejemplo, los trabajadores tendrán derecho a la protección frente al acoso sexual y al acoso relacionado con el sexo y ambas conductas se tratarán como infracciones muy graves en el caso de que sean conocidas por el empresario y éste no adopte las medidas necesarias para impedirlas. A la empresa también le corresponderá una gran responsabilidad en prevenir y atajar este tipo de conductas. De hecho, se trata de una cuestión que podrá ser incluida en los planes de igualdad que elaboren las compañías con más de 250 trabajadores. Por ejemplo, y previa consulta con los representantes de los empleados, las entidades tienen la posibilidad de adoptar medidas dirigidas a establecer y mantener un ambiente de trabajo exento de acoso sexual, especialmente mediante la puesta en práctica de acciones para su prevención y de sistemas de examen de reclamaciones Para ello las empresas pueden utilizar diferentes estrategias: establecer códigos de conducta y buenas prácticas, poner en marcha campañas informativas y articular procedimientos y fórmulas para solucionar eventurales situaciones de acoso, sin perjuicio de exigir las responsabilidades disciplinarias correspondientes. Discriminación directa por razón de sexo. Se recoge con la siguiente definición en la ley: Es la situación en EFE que una persona sea, haya sido o puediera ser tratada de manera menos favorable que otra en situación comparable por razón de sexo Discriminación indirecta por razón de sexo. Es la situación en que una disposición, criterio o práctica aparentemente neutra sitúa a personas de un sexo determinado en desventaja particular con respecto a personas del otro sexo, salvo que dicha disposición, criterio o práctica pueda justificarse objetivamente con una finalidad legítima y que los medios para alcanzar dicha finalidad sean adecuados y necesarios Acoso relacionado con el sexo. Es la situación en que se produce un comportamiento verbal, no verbal o físico no deseado relacionado con el sexo con el propósito o el efecto de atentar contra la dignidad de la persona y de crear un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo Permiso de paternidad. Será individual, voluntario e intrasferible con una duración de diez días (a los dos actuales se suman ocho) que se ampliarán a 18 si el trabajador opta por reducir la jornada a la mitad, tras haber llegado a un acuerdo con el empresario. Permiso de lactancia. La ley también permite a las madres trabajadoras acu- Acoso sexual. La norma llega más allá que el Código Penal a la hora de aclarar y definir el acoso sexual, y dice que es la situación en que se produce cualquier comportamiento verbal, no verbal o físico no deseado de índole sexual con el propósito o el efecto de atentar contra la dignidad de una persona, en particular cuando se crea un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo Esa conducta es considerada un acto de discriminación por razón de sexo y, por tanto, lleva consigo una serie de consecuencias jurídicas: una indemnización disuasoria y proporcional al perjuicio sufrido Ahora bien, el Código Penal castiga ese delito con penas que oscilan entre seis fines de semana de arresto y un año de prisión. A continuación, la ley de igualdad recoge quiénes tienen derecho a defender al trabajador en caso de discriminación por razón de sexo: sindicatos, asociaciones y otras organizaciones que, incluso, podrán recabar la tutela La baja por maternidad será de 18 semanas en el caso del nacimiento de un hijo con algún tipo de discapacidad Las madres trabajadoras podrán acumular las horas de lactancia en días completos El Partido Popular considera bastante limitado el permiso por paternidad de diez días de duración