Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 8 2 2006 ABC El embarazo de la Princesa Kiko agrava la crisis de la sucesión imperial en Japón Un varón desplazaría a la hija del Príncipe heredero, Naruhito ley de sucesión para que las mujeres puedan heredar el Trono del Crisantemo solivianta a los sectores tradicionalistas y divide al propio Gobierno PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. En pleno debate sobre la reforma de la ley de sucesión monárquica en Japón, que de momento sólo permite a los varones heredar el trono, los medios nipones desvelaron ayer que la Princesa Kiko, la esposa del segundo hijo del Emperador Akihito, está embarazada. Lo que en principio parece ser una buena nueva para una de las dinastías más antiguas del mundo, podría también agravar la crisis abierta en el archipiélago por la modificación de dicha normativa, que el Gobierno quiere trasladar en los próximos meses al Parlamento porque en la Familia Imperial nipona no ha nacido un heredero varón desde hace cuatro décadas. Esta abolición de la ley sálica resolvería el problema de sucesión que se prevé para el futuro. Aunque la continuidad de la línea dinástica está ahora asegurada por el Príncipe heredero Naruhito, que relevará al Emperador Akihito, de 72 años, el próximo soberano de Japón no ha tenido aún ningún descendiente varón, sino sólo una hija que tiene ya cuatro años. De esta maneb La reforma de la Condena de cárcel en el Reino Unido para el clérigo radical Abu Hamza b El fogoso imán londinense, famoso por su garfio y su discurso incendiario, deberá cumplir siete años de prisión por incitación al asesinato y al odio racial EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El clérigo radical de origen egipcio Abu Hamza al Masri fue condenado ayer por la Justicia británica a siete años de prisión, al hallarlo culpable de once delitos, entre ellos incitación al asesinato y al odio racial y posesión de un manual terrorista que incluía explicaciones sobre explosivos y posibles objetivos, como el Big Ben, la Torre Eiffel y la Estatua de la Libertad. Sobre él pesa una demanda de extradición presentada por EE. UU. por su imputada relación con un secuestro con rehenes en Yemen y la presunta implicación en un plan para campos de entrenamiento terrorista en Oregón. La petición de extradición será examinada próximamente. A Abu Hamza, que lleva un ojo de cristal y garfios reemplazando las manos que perdió en un accidente en Afganistán, se le considera una figura clave en la captación de terroristas y se le atribuyen contactos con Bin Laden. A pesar de que había sido detenido anteriormente varias veces por su actividad extremista al frente de la mezquita londinense de Finsbury Park, sólo en fechas recientes fue llevado a juicio. Decisivo para ello fueron las cintas grabadas con sus arengas, encontradas en su domicilio a partir de su ingreso en prisión en 2004. En ellas se escuchan frases como la siguiente: Matar a un no musulmán por cualquier razón que puedas decir es correcto, incluso aunque no haya razón para ello También justificaba las acciones suicidas y el Holocausto contra los judíos. Princesa Kiko REUTERS ra, la reforma planteada por el Ejecutivo despejaría el ascenso al Trono del Crisantemo para la pequeña Princesa Aiko y serviría además para que su madre, Masako, se recuperara de la depresión que viene sufriendo por no haber podido darle un varón a su marido. Pero el embarazo de la otra nuera del Emperador, que dará a luz el próxi- mo otoño, podría trastocar todos estos planes y añadir más incertidumbre a una situación que ha causado una honda preocupación en Japón. De hecho, si la Princesa Kiko tuviera un hijo varón, éste sería el tercero en la línea de sucesión tras el Príncipe heredero Naruhito y su propio padre, Akishino, desplazando así a la princesita Aiko. Con el propósito de evitar tales problemas y garantizar la estabilidad de la Familia Imperial el primer ministro nipón, Junichiro Koizumi, abogó ayer mismo por no demorar más esta cuestión para que el Parlamento debata la reforma de la ley lo antes posible Pero sus planes han encontrado una fuerte oposición no sólo entre los sectores más tradicionalistas de Japón, que han puesto en el grito en el cielo ante la posibilidad de que una mujer ocupe el Trono del Crisantemo- -y hasta han reclamado la instauración del sistema de concubinas para engendrar hijos varones- sino entre su propio gabinete, donde los ministros de Exteriores, Finanzas y Justicia han pedido más tiempo para analizar la reforma de la ley de sucesión. De las ocho mujeres que, sólo como regentes, se han sentado en el Trono del Crisantemo en su milenaria historia, la última fue la Emperatriz Gosakuramachi, quien lo ocupó desde 1762 hasta que abdicó en favor de su sobrino en 1771. Trayectoria radical Abu Hamza adquirió la nacionalidad británica tras casarse con una ciudadana del Reino Unido, país al que llegó en 1979 y donde comenzó trabajando como guardián de una discoteca. Luego se divorció y se casó con una musulmana. A raíz de su última detención Londres le retiró la nacionalidad. En 1987, durante un peregrinaje a la Meca Abu Hamza conoció al fundador de los muyahidin afganos, el jeque Abdulá Azzam, y poco después viajó a Afganistán para participar en tareas de reconstrucción en la región de Jalalabad, donde, durante una operación de desminado, perdió el ojo y la mano. En 1997 llegó a la mezquita londinense de Finsbury Park y empezó a hacer campaña por la guerra santa y a reclutar centenares de adeptos. REUTERS Homenaje de cuatro presidentes de EE. UU. a Coretta King Coretta King tuvo ayer el funeral que su marido, Martin Luther King, el gran líder de los derechos civiles de Estados Unidos, nunca recibió. Con las banderas del país a media asta, la presencia del presidente norteamericano, George W. Bush, y tres de los cuatro ex presidentes vivos, Clinton, Bush y Carter (Ford no pudo acudir por estar gravemente enfermo) que aparecen en la imagen junto a sus esposas, EE. UU. despidió a Coretta King, fallecida la pasada semana, como muchos hubieran deseado para el adiós, en 1968, de su marido, asesinado en Memphis (Tennessee) El cadáver de la viudad de Luther King recibió honores dignos de jefe de Estado.