Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional MIÉRCOLES 8 2 2006 ABC Tres hombres secuestran a un taxista y le abandonan tras sufrir un accidente ABC TARRAGONA. La Guardia Civil investiga el secuestro frustrado de un taxista de El Vendrell (Tarragona) la noche del sábado. El caso se destapó después de que los presuntos secuestradores tuvieran un accidente de tráfico mientras llevaban al taxista encerrado en el maletero. Los hechos trascendieron a raíz de un accidente a las diez y media de la noche del 4 de febrero en la carretera N- 340, en el municipio de Santa Margarida (Barcelona) Según fuentes de la investigación, tres hombres solicitaron en la parada de taxis de El Vendrell que un taxista les llevase a Vilafranca del Penedés. A medio camino, por causas que se se investigan, hicieron parar al taxista, Joaquim T. L. y uno de los ocupantes comenzó a amenazar y golpear al taxista, tras robarle la recaudación, el teléfono móvil y las tarjetas de crédito. Finalmente, el conductor acabó en el maletero de su taxi y los presuntos agresores volvieron en dirección a El Vendrell. Supuestamente por un exceso de velocidad, tuvieron un accidente al salirse de la vía, tras lo que huyeron a pie y dejaron al taxista en el maletero. Fotógrafos y cámaras intentan captar la imagen de los cuatro policías al abandonar los juzgados tras prestar declaración EFE El juez deja en libertad con cargos a los cuatro policías locales de Marbella La autopsia no revela una causa concluyente de la muerte del detenido comó la víctima fue expulsada por los vigilantes de un centro comercial próximo ante su actitud poco antes de que lo redujeran los agentes J. M. CAMACHO MÁLAGA. El titular del Juzgado número 2 de Marbella, Francisco Urquía, dejó anoche en libertad con cargos y sin fianza a los cuatro policías locales de Marbella implicados en la muerte de un ciudadano extranjero que acababa de ser detenido y reducido en plena calle. Los funcionarios han sido suspendidos de empleo como medida cautelar. Los policías municipales explicaron al juez cómo sucedieron los hechos e hicieron hincapié durante su testimonio en que su intervención no provocó la muerte de la víctima, según fuentes jurídicas. No obstante, los agentes reconocieron al instructor del caso que tuvieron que emplearse a fondo, incluso con métodos fuertes y contundentes, debido a la violencia desplegada por la víctima. b Un vídeo recoge El Gobierno no descarta que haya agentes implicados en la red de indios EFE MELILLA. El delegado del Gobierno en Melilla, José Fernández Chacón, dijo ayer que existe una conexión en esta ciudad en la red desmantelada recientemente en Marruecos por traficar con inmigrantes procedentes de la India. Fernández Chacón aseguró que la Guardia Civil mantiene abierta varias líneas de investigación para desmantelar redes internacionales que trafican con inmigrantes. Sobre las informaciones que relacionan a guardias civiles con la trama, el delegado subrayó que si dentro de esas redes hay implicado algún agente, que no quepa la menor duda de que lo pondremos a disposición judicial para que le caiga encima todo el peso de la ley No obstante, Fernández Chacón aseguró que antes de que Marruecos desmantelara la red de tráfico de inmigrantes, la Guardia Civil ya estaba tras la pista de la organización internacional y desde enero pasado se dio cuenta a un Juzgado de Melilla de las investigaciones que se vienen realizando. Métodos fuertes Asimismo, los policías negaron que asfixiaran al ciudadano colocándole una rodilla en el cuello como algunos testigos declararon tras el incidente. También defendieron su actuación y la de los dos ciudadanos que les apoyaron para reducir al individuo que caminaba semidesnudo profiriendo gritos y amenazas. Fuentes cercanas al caso señalaron que la víctima, de unos cincuenta años y de nacionalidad británica, antes de ser arrestado por la Policía local de Marbella, fue expulsado por unos guardias de seguridad de un centro comercial próximo al lugar de los hechos por mantener una actitud extraña y proferir gritos. La escena fue grabada por un vídeo del establecimiento que será aportado al caso. Las mismas fuentes no descartaron que la víctima pudiera padecer algún tipo de esquizofrenia o ser dependiente de alguna sustancia estupefaciente. En este sentido, los médicos forenses iniciaron ayer las pruebas para determinar las lesiones y enfermedades de la víctima. Los primeros resultados de la autopsia practicada en el Instituto Anatómico Forense de Málaga al cadáver no revelan causa alguna concluyente de la muerte, lo que, inicialmente, indicaría que las lesiones sufridas durante su detención y forcejeo no justificarían en sí el fallecimiento. Dos médicos forenses realizaron durante toda la mañana de ayer un primer examen de la víctima, aún sin identificar, y tomaron muestras que se analizarán en el Instituto de Toxicología, en Sevilla, cuyo resultado completará la autopsia y ayudará a descubrir la causa de la muerte. El juez del caso tomó también declaración a los dos ciudadanos españoles, dos vigilantes de seguridad, que cola- boraron con la Policía local para reducir a la víctima. Tras prestar declaración, fueron puestos en libertad sin cargos. Igualmente, interrogó a varios testigos que presenciaron los hechos. A la vista de estos testimonios, de las declaraciones de los funcionarios y de los primeros resultados de la autopsia, el juez decretó auto de libertad. Comportamiento extraño El jefe de la Policía Local de Marbella, Rafael del Pozo, reiteró ayer la actitud violenta del hombre que falleció el pasado lunes en la avenida Camilo José Cela durante una intervención policial en esta localidad costasoleña, y defendió la labor de sus agentes, quienes, a su juicio, cumplieron con su obligación Explicó que los dos ciudadanos trabajan en la zona donde se produjeron los hechos y dijo que uno de los ciudadanos reconoció que llevaba rato observando el comportamiento extraño de la víctima. Los cuatro agentes arrestados han sido suspendidos del servicio de forma cautelar mientras se realiza la investigación judicial Los hechos sucedieron sobre las dos y media del pasado lunes en el cruce entre las calles Camilo José Cela y Gregorio Marañón. Los agentes acudieron tras recibir dos llamadas advirtiendo de la presencia del hombre que, al parecer, tenía un comportamiento agresivo, según fuentes policiales. Según el responsable de la Jefatura de la Policía Local de Marbella, Rafael del Pozo, el hombre estaba semidesnudo e insultando a la gente a su paso y no portaba ningún tipo de documentación, sólo llevaba puestos unos pantalones de pijama. Algunas fuentes señalan que el individuo podría sufrir alguna esquizofrenia o ser toxicómano