Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid MARTES 7 2 2006 ABC La Policía cree que al confidente le mataron por sus trabajos actuales C. M. M. J. Á. MADRID. La Policía está persuadida de que el secuestro y posterior asesinato a tiros del confidente José Luis Recuero del Pino, cuyo cadáver fue hallado el pasado sábado en un descampado de Latina, obedece a sus trabajos presentes. Éstos estarían relacionados con el tráfico de drogas, una actividad que nunca llegó a abandonar según fuentes de la investigación. Las pesquisas se centran en los negocios en los que podría haber participado en los últimos tiempos Recuero. Podría ser algún asunto bastante gordo, ya que él siempre ha estado vinculado a grupos de narcos y a sus actividades ilícitas según explicaron las mismas fuentes. Por ello, se indaga en sus ocupaciones y sus relaciones en el mes previo a su muerte, en concreto, en los contactos mantenidos días antes de su secuestro- -su teléfono móvil no ha sido encontrado ni tampoco su coche- Los agentes no descartan que esas relaciones abarquen bandas criminales distintas y todas ellas, sean cuales sean, deben de estar muy preocupadas por el final que ha tenido Recuero y, sobre todo, por lo que pudo revelar en los diez días que estuvo secuestrado. Es mucho tiempo y si lo que buscaban los captores era una delación es lógico que haya mucho temor y nadie se atreva a respirar En principio se descarta que su pasado como confidente de la Policía y la Guardia Civil- -cumplió condena por el caso Ucifa- -haya sido la causa del crimen. Dos montañeros madrileños fueron rescatados ayer en el Pirineo después de quedar atrapados por un fuerte temporal y pernoctar pendientes de una cuerda en una pared. Ambos se encuentran bien de salud, aunque les duele todo el cuerpo por el frío y el cansancio Una noche colgados a 20 bajo cero TEXTO: MANUEL TRILLO FOTO: EFE ZARAGOZA. Pensaban subir y bajar en el día, pero una fuerte tormenta no se lo puso tan fácil. Los montañeros madrileños Juan Bueno, de 48 años, y Tomás Gómez, de 31, fueron rescatados ayer después de pasar la noche colgados de una cuerda en una pared del Pirineo, a unos 3.000 metros de altitud y 20 grados bajo cero, sin saco de dormir ni manta térmica. Ambos habían emprendido a las 5,30 de la mañana del domingo la ascensión al pico Midi- d Osseau, en la vertiente gala de Cordillera, pero avanzaban más lentos de lo previsto, ya que la nieve blanda no les permitía clavar el piolet y les hacía hundirse a cada paso. Hasta las nueve de la noche no llegaron arriba. Como ya no se veía nada y la nieve estaba en muy malas condiciones- -narró ayer tras la odisea Juan Bueno- no nos atrevimos bajar para lo que hubiera sido necesario cinco peligrosos rápeles. Juan Bueno, uno de los rescatados, junto a miembros de salvamento francés podido continúa el relato. Ni siquiera podían beber agua, ya que se había congelado, y lo único que podían ingerir eran barritas energéticas. La ropa de abrigo que llevaban para escalar en hielo les libró de la congelación. Pese a las condiciones extremas en que se encontraban, incluso llegaron a echar una cabezada Finalmente, los bomberos llegaron hasta el lugar a las ocho de la mañana y lograron sacarlos ilesos. Nos duele todo el cuerpo por el frío y el cansancio admitía Bueno a Efe todavía desde el puerto de El Portalet, aunque ya en territorio de Huesca y junto a unos familiares que habían pasado horas de angustia desde que se conoció su extravío en la montaña. Llamada por móvil Por ello, decidieron llamar por móvil para pedir que los bomberos franceses les rescataran. A pesar del temporal tremendo que estaba cayendo, se atrevieron a subir con el helicóptero a ver dónde estábamos y no nos bajaron porque hacía mucho viento; si no, lo hubieran hecho explicó el mayor de los dos montañeros. Tuvieron que pasar la noche colgados de una cuerda, en una repisa que hemos hecho en la nieve, en una pendiente muy pronunciada, como hemos Pese a las condiciones extremas en que se encontraban, aseguran que llegaron a echar una cabezada