Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN MARTES 7 2 2006 ABC CiU avisa ahora de que el Estatuto será insuficiente por considerarlo sólo una etapa hacia la nación La ponencia arranca con el no de ERC y un duro ataque del PSC al PP PSOE haber pactado con los nacionalistas una obra de ingeniería contra la libertad y De Madre acusa al PP de ser ruin por unir Estatuto y ETA MANUEL MARÍN MADRID. La ponencia del Congreso que durante las próximas semanas tendrá que redactar un informe para que la Comisión Constitucional eleve al Pleno el nuevo Estatuto de Cataluña quedó formalmente constituida ayer b Zaplana achaca al durante una sesión que, lejos de ser una pacífica jornada de trámite para la designación de ponentes y la expresión de buenos deseos en regla con los usos de la cortesía parlamentaria, puso de manifiesto que con el Estatuto no hay tregua que valga y que para repartir bofetadas cualquier día es tan bueno como el anterior. Y así lo admitió hasta el presidente de la Comisión, Alfonso Guerra, cuando al finalizar la sesión se vio obligado a lamentar, no sin ironía, que más pareció haber presenciado la jornada final de los debates que la primera. Al inicio, Guerra, muy conciliador, había apelado a la recuperación del espíritu de 1978, invitó a todos a ceder porque las cesiones de cada uno se convierten en el triunfo de todos y concluyó que todo es posible si todos quieren Sentados delante de Guerra en la constitución de la ponencia estaban Artur Mas, Carod- Rovira, Manuela de Madre, Joan Saura, Josep Piqué... todos los primeros espadas de Cataluña a excepción de Pasqual Maragall. Y junto a ellos, los principales representantes de los grupos del Congreso. No estaban Mariano Rajoy ni Pérez Rubalcaba. Ningún interviniente se limitó a corteses alusiones genéricas sobre las Cataluña pide poder convocar referendos BARCELONA. El Pleno del Congreso debatirá la toma en consideración de una Proposición de ley aprobada por el Parlamento catalán en la que se reclama el traspaso a la Generalitat de la competencia para convocar referendos. La propuesta, que será defendida por tres diputados de CiU, PSC y ERC, parte de una iniciativa de Esquerra aprobada por el plenario catalán durante la pasada legislatura, en plena polémica por la amenaza del lendakari Juan José Ibarretxe de convocar un referéndum sobre su plan en el País Vasco, independientemente de su rechazo en las Cortes. Paradójicamente, el texto llega en plena campaña del PSOE y los partidos catalanas contra la propuesta de referendum del PP y amenaza con convertirse en nuevo motivo de división entre PSC y PSOE. bondades o defectos del texto. Desde el primer momento fijaron posiciones y abrieron el debate de fondo. Artur Mas, líder de CiU, condicionó su sí definitivo a que no se altere el acuerdo secreto alcanzado con José Luis Rodríguez Zapatero a espaldas de ERC. Y además, con un aviso a navegantes: el Estatuto, que prácticamente dio por aprobado haga lo que haga ERC, no será definitivo ni solucionará los problemas de una generación, como alega Zapatero. Según Mas, es sólo una etapa más en la aspiración de CiU de que Cataluña sea una nación. La voluntad de autogobierno es la que CiU firmó el 30 de septiembre en el texto que salió del Parlamento cata- La ponencia del Congreso se abrió ayer y empezó a debatir sobre un texto que ya lo han cambiado Zapatero y Mas, que la Cámara no conoce y que tampoco está cerrado Guerra y el consenso constitucional ÁNGEL COLLADO MADRID. Las ponencias del Congreso se constituían hasta ahora a puerta cerrada para, en una breve sesión, certificar los nombres de sus miembros y elaborar un calendario de reuniones. La que debe elaborar el informe para debatir el nuevo Estatuto de Cataluña rompió todos los moldes. Duró dos horas y quince minutos, hubo discursos y tomas de posición de los portavoces de la Casa- -el Congreso- -y de los invitados- -la Cámara catalana- es decir mensajes duplicados. Además, el presidente, Alfonso Guerra, intervino para dar la bienvenida e invocar el consenso constitucional al principio y hacer un balance de la sesión al final. Pero lo más peculiar fue que el proyecto objeto de la ponencia es un texto virtual. Aunque sea la propuesta aprobada por el Parlamento catalán por el impulso último de Zapatero previo pacto con CiU y tomado en consideración por la Cámara Baja por decisión de la mayoría que respalda a Zapatero, resulta que el mes pasado de nuevo Zapatero y Mas acordaron en La Moncloa una severa reforma del mismo. Es decir, que el no rotundo de ERC a apoyar el nuevo Estatuto, por descafeinado, y la ratificación del PP en combatirlo por considerar que es anticonstitucional se basaba en las informaciones leídas en los periódicos, no en el Boletín de las Cortes ni en propuesta alguna de grupo parlamentario. La trasparencia prometida por Zapatero no ha llegado a la tramitación del nuevo Estatuto catalán compuesto, arreglado y recompuesto en La Moncloa por su actual inquilino con CiU y la ponencia se constituyó para informar sobre un texto que ya no tiene más apoyos políticos que los de ERC. Y para añadir más confusión al trámite se añadieron las nuevas reservas de Convergencia, cuyo jefe de filas, Artur Mas, dijo que el nuevo proyecto, el que todavía no conocen las Cortes, de todas formas no deja de ser una etapa pues no renuncia a lo fijado en el original. Debate imprevisto sobre un texto ahora sin apoyos con alusiones indirectas a otro que sólo conocen dos grupos, pero está sin cerrar y ahora tampoco colma las aspiraciones de CiU. Para redondear la sesión, Alfonso Guerra se permitó invocar del meollo de la cuestión, el principio del consenso constitucional a punto de pasar a los libros de historia con fecha de clausura en la aprobación del Estatuto. Los portavoces de ERC, Carod y Tardá, defendía el derecho de autodeterminación y el Estado plurinacional Mientras, milagros de Rajoy, Eduardo Zaplana y Josep Piqué complementaban sus discursos en defensa de la Constitución y la libertad de los catalanes aunque no conste que se dirijan la palabra entre ellos.