Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 2 2006 Deportes 97 TENIS Este jueves España se mide a Bielorrusia en Minsk y su mayor enemigo volverá a ser, como es habitual en cada desplazamiento, la superficie rápida de una cancha cubierta La Copa Davis patina en las pistas de hielo TEXTO DOMINGO PÉREZ MADRID. La Copa Davis tiene toda la solera del mundo, toda la que le otorga el existir desde 1900. Como buena ancianita reúne no pocas manías. La critican mucho, aunque sin muchas de sus curiosas características perdería muchos de sus encantos. Lo cierto es que no debe cambiarse demasiado. Sigue siendo la competición más seguida por los aficionados. La fórmula funciona, engancha y llena las canchas. Los jugadores se mueren por participar en ella y todavía otorga más relieve una gesta en la Davis que ganar cualquier Grand Slam Pero, sí que hay algo que no funciona bien y es la selección de las superficies de las pistas que hacen los equipos locales. Se ha avanzado en esta cuestión, porque ya no vale cualquier cosa. Hubo en tiempos remotos equipos que se encontraron con canchas de parqué o de materiales indescriptibles. Se intentó cortar ese absurdo obligando a que las pistas elegidas cumplieran un mínimo. En principio deben ser de un material en el que haya algún torneo ATP. Pero eso sigue siendo muy amplio. España jugó el año pasado en una superficie sintética llamada premier que sólo se utiliza en un par de torneos de segunda categoría. Sin embargo, la Federación Iternacional (ITF) se limitó a considerarla como dura y cubierta e ignoró las protestas hispanas. Y es que los españoles son unos grandes perjudicados de esa norma excesi- vamente permisiva. Lo han sufrido históricamente. En los últimos veinte años cuando han jugado fuera de casa, en un pabellón indoor y en pista rápida han perdido casi siempre. Sólo cuentan con dos victorias de trece visitas. Una contra la debilísima Nueva Zelanda y otra ante la República Checa en la que se conjugó la lesión de Novak y la irrupción de Nadal. Ese triunfo dio alas al equipo para apuntarse la segunda Ensaladera unos meses después. El equipo español vuelve a encontrarse con su pesadilla. Ayer llegó a Minsk (menos 17 grados por la mañana y menos 30 por la noche) y tocó por primera el taraflex ultraveloz del Football Manege Las impresiones fueron la esperadas. Emilio Sánchez Vicario, que se estrena como capitán, lo resume: Es super rápida, está montada sobre madera y es muy vieja. El mayor problema es que no te deja ju- Feliciano López y el resto del equipo empezó ayer a entrenarse en Minsk gar al tenis. Nuestros jugadores donde rinden mejor es cuando pueden golpear la pelota a una altura normal. Y esta pista escupe la bola bajísima Al respecto el capitán entiende que EFE Dos triunfos en 20 años Eslovaquia. 4; España 1 (1 ronda 2005) en Premier. República Checa, 2; España, 3 (1 ronda 2004) en Taraflex (se lesionó Novak) Holanda, 4; España 1 (1 ronda 2001) en Supreme. Nueva Zelanda, 0; España, 5 (permanencia 1999) en Plexiplave. Suecia, 4; España, 1 (semifinales 1998) en Taraflex. Italia, 4; España, 1 (cuartos de final 1997) en Greenset Trophy. Austria, 4; España 1 (1 ronda 1995) en Plexiplave. Italia, 4; España 1 (1 ronda 1992) en Supreme. URSS, 4; España, 1 (calificación 1990) en Supreme. Yugoslavia, 4; España, 1 (cuartos de final 1989) en moqueta. Dinamarca, 3; España, 2 (1 ronda en 1988) en moqueta. Gran Bretaña, 4; España, 1 (1 ronda 1986) en supreme. Alemania, 3; España, 2 (1 ronda 1985) en moqueta. habría que modificar la norma: Para empezar cada país debería elegir su superficie como local antes del sorteo. Eso iría además en beneficio del propio tenis porque si eliges lo que es mejor te va a ti, el espectáculo será mayor. La otra medida que se necesita con urgencia es unificar aún más los tipos de superficie Y matiza: Que sólo se juegue en cuatro, Las pistas estándar deberían ser la tierra batida, una superfie dura tipo la del US Open, la hierba y en cubierta la de los Masters Series. Lo que no puede ser es que se elija en prejuicio del propio tenis, por ejemplo, Mancini, el capitán argentino y Nalbandian, su número uno, ya me avisaron en el pasado Open de Australia que si nos toca jugar contra ellos (en semifinales) nos pondrán hierba, cuando es la arcilla donde mejor se desenvuelve El poder anglo, en contra En cuanto a lo que se han encontrado en Minsk advierte: El Taraflex tiene trampa. Una pista nueva de este material no es injugable. Es la del Masters Series de París y allí se puede desarrollar un tenis aceptable. Es rápida, pero no una locura. Sin embargo, si esa misma pista la enrollan un año tras otro se convierte en algo muy parecido al hielo, donde la bola ni se ve. Da igual, entonces que sea una pista homologada. Al respecto, Pedro Muñoz, el presidente de la Española, no se resigna. Una de sus luchas más encarnizadas se refiere a estre asunto: Presentamos una moción para regularizar la cuestión de las superficies, pero difícilmente va a prosperar, por culpa del poder anglo. No les interesa. Queremos poner en marcha la Internacional Iberoamericana y ésa sería nuestra carta a jugar en un futuro próximo. Si sacáramos adelante ese eje iberoamericano estaríamos en condiciones de hacernos escuchar y cambiar las cosas