Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 2 2006 Deportes 93 PRIMERA DIVISIÓN Mark González rescata a la Real de las garras del Mallorca REAL SOCIEDAD MALLORCA 2 1 Real Sociedad (4- 4- 2) Riesgo; López Rekarte, Jauregi, Ansotegi (Labaka, m. 46) Garrido; Xabi Prieto (Novo, m. 66) Mikel Alonso, Viáfara, Stevanovic; Nihat (Mark González, m. 63) y Skoubo. Mallorca (4- 4- 2) Moyá; Cortés, Potenza, Nunes, Maciel; Pisculichi (Tuni, m. 67) Arango, Pereyra (Borja, m. 24) Jonás; Víctor (Braulio, m. 58) y Okubo. Árbitro Turienzo Alvarez. Amonestó a Viáfara, Mark González, Novo, Cortés, Maciel, Potenza y Nunes. Goles 1- 0, m 12: Skoubo. 1- 1, m. 33: Pisculichi. 2- 1, m. 84: Mark González. partido y el buen nivel de los recién llegados, Viafara y Mark González, augura mejores momentos. El conjunto balear llegaba cargado de moral por los refuerzos que han llegado en las últimas semanas, soñando con la posibilidad de escaparse de los puestos de descenso y meter en la lucha por la permanencia a una Real en línea descendente. Comenzó bien el equipo de Cúper, que tuvo algunas ocasiones ante la portería de Riesgo. Pero Skoubo acabó con esa rebelión con un golazo desde fuera del área. Los donostiarras disfrutaron de sus mejores minutos, pero se fueron diluyendo y cedieron el mando a un Mallorca que tenía en Arango y Pisculichi a sus mejores hombres. Precisamente Pisculichi empató el encuentro con un tremendo remate tras uno de los habituales errores defensivos blanquiazules. El partido se hizo feo con el empate. Pudo haber cambiado de signo cuando Skoubo falló un remate a puerta vacía. Con los equipos atenzados, Arconada movió el banquillo y metió a Mark González. El centrocampista chileno conseguiría a seis minutos del final el gol del triunfo al aprovechar un pase de Mikel Alonso y romper así una negativa racha de la Real. ÓSCAR PARRONDO SAN SEBASTIÁN. La Real Sociedad logró a seis minutos del final una victoria de importancia en su lucha por eludir los puestos de descenso, lograda ante un rival directo como el Mallorca, que no pudo sacar nada positivo a pesar del buen trabajo realizado. Gonzalo Arconada, que debutaba en el banquillo, ha conseguido quebrar la negativa tendencia que llevaba del equipo en los últimos meses. Su estrategia de El defensa Nunes despeja un balón que intenta controlar Skoubo EFE MADRID. En la mayoría de los casos un apellido con abolengo te abre muchas puertas, pero también te convierte en esclavo de unos logros. En el mundo del fútbol español, los apellidos Hierro y Arconada pesan lo suyo. La trayectoria de Fernando en el Real Madrid y en la selección y la de Luis María en la Real Sociedad y en la portería de España han dejado impronta. El tiempo y las circunstancias han querido que los hermanísimos Gonzalo Arconada y Manolo Hierro debutasen en los banquillos de la Real Sociedad y Málaga, respectivamente con el mismo fin. Sacar al equipo de los puestos de descenso. En su primera aparición se cumplió el refrán de a nuevo entrenador, victoria segura. Manolo se estrenó el sábado ante un rival directo como el Athletic. Y salió airoso. El Málaga, un equipo atrapado en la filosofía ultraconservadora que impuso Antonio Tapia cuando le desmantelaron la plantilla con los traspasos, ha tomado un nuevo rumbo con una primera etapa positiva. Gonzalo Arconada y Manolo Hierro se estrenaron este fin de semana en los banquillos de la Real Sociedad y del Málaga, respectivamente, con un triunfo que invita al cambio Alternativa con éxito de los hermanísimos TEXTO: JULIÁN ÁVILA mos puesto actitud, entrega y lucha. Es un día feliz para todos. En lo personal y para el equipo, que llevaba nueve jornadas sin ganar, Este triunfo nos permite soñar un poco y pensar que hemos cogido el buen camino para salir de los puestos de abajo señaló el sábado después de saludar a su hermano Fernando, que le apoyó desde la grada. Adiós al chándal de Amorrortu Un día más tarde, a casi mil kilómetros de distancia, Gonzalo Arconada se encontró con el mismo plato que Hierro. En Anoeta, la Real Sociedad recibía al Mallorca, otro equipo que pelea por salvar la categoría. También salió airoso, con mucho sufrimiento, y con el amparo de Luis María desde la tribuna de preferencia. Gonzalo ha cambiado cosas. Usa traje y ha desterrado el chándal que exhibía José María Amorrortu, su antecesor en el cargo. Ha mantenido el sistema del 4- 4- 2 y su primera decisión ha sido meter al equipo en galeras. El miércoles convidó a la plantilla a cinco horas de entrenamiento, en dos sesiones de dos horas y media. Las innovaciones en el once titular han sido casi testimoniales en su primer partido dando entrada a López Rekarte por Cifuentes en el lateral derecho y Viáfara por Álvaro Novo en el medio campo. Ha logrado que el equipo esté más junto y más comprometido en la tarea defensiva. Y le ha salido bien el primer envite. del campo y el nueve quedaba reducido a la mínima expresión. Un dibujo de perfil rígido, que acabó por entristecer a los 12 jugadores que Borrón y cuenta nueva Lo primero que ha hecho el técnico es cambiar el sistema. Tapia no permitía excesos. No consentía que los cuatro de atrás y los dos medios centro se tomasen alguna alegría y los extremos debían estar más pendientes de la labor defensiva que de mirar la portería contraria. El media punta debía descolgarse mucho para trabajar en el centro Manolo Hierro ha enterrado el sistema ultradefensivo de Tapia por una apuesta mucho más ofensiva Gonzalo Arconada ha metido a su equipo en galeras y el miércoles le castigó a cinco horas de entrenamiento usaba. Manolo cambia los hábitos. Ha reducido el rigor defensivo a los cuatro de atrás y a un pivote y ha pedido alegría y descaro a los cinco jugadores más ofensivos. Los de arriba tenéis libertad y haced lo que queráis cuando miréis a la portería contraria. Atrás no quiero complicaciones fueron las últimas recomendaciones antes del partido ante el Athletic. Ha recuperado la alegría en los entrenamientos. Y los jugadores se sienten más implicados. Ha arrinconado el corsé reservón del anterior técnico, pretende un juego más elaborado y pone en un segundo plano el juego directo. También hay varios cambios de piezas en el once titular. Creo que hemos ganado merecidamente y, a la necesidad de ganar, le he-