Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 2 2006 89 España no pudo con Francia en la final y se tiene que conformar con la plata en el Campeonato de Europa de balonmano El equipo de español de Copa Davis llegó ayer a Minsk y confirmó que la pista será tanto obstáculo como los bielorrusos MARCAJE FERNANDO TORRES Le gusta jugar ante el Barça. Le ha marcado ya siete tantos y tres de ellos esta temporada. Ayer recuperó su mejor look el del goleador Otro botellón del Niño en el Camp Nou ENRIQUE YUNTA Fernando Torres celebra el primero de los dos goles que marcó ayer en el Camp Nou EFE REACCIONES TRANSFORMISMO SOSPECHOSO ENRIQUE ORTEGO lgo no cuadra en las asombrosas rehabilitaciones del Real Madrid y del Atlético desde que cambiaron de inquilino en los banquillos. Cabe pensar que bastante tiene que ver el trabajo de los dos técnicos catapultados desde los filiales con la etiqueta del perfil bajo sin experiencia en la elite, pero cargados de ilusión, sentido común, sensatez táctica y capacidad. A López Caro y Pepe Murcia hay que reconocerles sus méritos, reflejados en buenos resultados, pero me pregunto qué pintan los futbolistas en esta película de transformismo. Todos, blancos y rojiblancos, son más o menos los mismos que parecían almas en pena con Luxa y Bianchi y ahora corren, dan la cara y, además, ganan. ¿Qué ha pasado por sus cabezas o qué ha sucedido en sus vidas, para que su estado de ánimo, su actitud y su fútbol sean tan A distintos? Es lógico que comprendan mejor las teóricas y las prácticas de dos andaluces, uno de Sevilla y otro de Córdoba, que las de un brasileño, que se expresaba muy mal en castellano, y las de un argentino, con un piquito de oro, pero que nunca se dejó entender. También, que se sientan más cómodos en la coherencia táctica, -el Atlético jugó ayer con el mismo 4- 1- 4- 1 que el Madrid- pero su cambio ha sido tan radical, que, además del idioma y los sistemas, tiene que haber más razones. Puede que recapacitaran cuando vieron cómo destituían a sus técnicos y comprendieran que los siguientes podían ser muchos de ellos, aunque el despido les llegara a final de curso. Lo que vulgarmente se llama ver las orejas al lobo Por todo ello, y sin querer restar méritos a ninguno de los dos técnicos, creo que los profesionales deberían explicar algún día por qué se cambian de disfraz y de careta de forma tan milagrosa. Mientras no lo hagan siempre quedará la sospecha de que es verdad que son los futbolistas y no los presidentes, los que echan a los entrenadores. Frank Rijkaard Entrenador del Barcelona No ha sido un buen partido. No hemos estado a nuestro nivel, nos ha costado aumentar el ritmo y ellos se han aprovechado de que no estuviéramos en forma Tenía otros planes, pero desafortunadamente Messi se ha lesionado (elongación muscular) De todos modos, la apuesta de Deco arriba podía funcionar muy bien, aunque no hemos tenido frescura José Murcia Entrenador del Atlético de Madrid No ha sido una victoria tan fácil. El Barça sigue teniendo un concepto de fútbol muy claro, es lógico que pierda algún partido Puyol Capitán del Barcelona No hemos jugado bien y ellos han jugado sus bazas con acierto. Tienen grandes jugadores, y muy rápidos, que hacen mucho daño BARCELONA. Se presentó Torres al guateque con el enésimo cambio de imagen, con el pelo recién cortadito y cuidadosamente desenfadado gracias al fijador, cuya marca se debe hacer de oro con sus inventos para estar a la última. La ocasión lo merecía pues el apuesto delantero visitaba un feudo con algo especial y en el que siempre se ha sentido cómodo, casi tanto- -incluso a día de hoy seguro que más- -como en el Calderón. Ayer también campó a sus anchas, como si conociera hasta el más mínimo detalle del Camp Nou. El juego del Niño fue acorde al del equipo, que mejora de forma ostensible. Se fundió en un emotivo abrazo con Puyol en el sorteo de capitanes y dejó las sonrisas cuando la pelota empezó a moverse, cada cosa a su tiempo. La ausencia de Kezman le otorgaba toda la responsabilidad ofensiva, aunque tuviera por detrás a Maxi Rodríguez, que en esa posición rindió bien en el Español. El 9 del Atlético se colocó entre Puyol y Oleguer, buscando las espaldas de una defensa que sufre con atacantes rápidos. Y otra cosa no, pero Torres lo es. El zarpazo no tardó en llegar; fue pasada la media hora de partido cuando se benefició de un balón muerto para acribillar a Valdés con la izquierda. La primera en la frente. Desquició Torres a la zaga azulgrana con sus acometidas en la segunda parte con un rival avanzado en busca de la remontada. Provocó la amarilla de Puyol por una entrada a destiempo y sentenció el duelo con su segundo tanto- -buen control y certero remate- el séptimo que le marca al Barça y el séptimo que marca en la presente temporada (tres a los catalanes) Luego, se creció en la celebración llevándose la mano a la oreja para exigir algo al público, se entiende que abucheos, claro; a nadie le gusta que le destrocen en casa, y el Niño se está acostumbrando a hacerlo en Barcelona.