Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 2 2006 Madrid 35 DESPEGA EL GRAN BARAJAS ACTOS FESTIVOS Iberia arrebata a Vueling el honor del primer viaje Tras varios cambios de horario para disputar con Vueling el honor de estrenar la nueva terminal, finalmente un vuelo de Iberia inauguró la T- 4. El despegue, pasadas las 05.30 horas de ayer, del Airbus 320 de Iberia Santiago de Compostela inauguró la Nueva Área Terminal con un vuelo que se dirigía a Barcelona con 100 pasajeros a bordo, entre los que viajaban 18 vecinos afectados por el ruido Más de medio centenar de responsables y empleados del aeropuerto y trabajadores de Iberia despidieron el avión y tomaron fotografías del vuelo inaugural de las instalaciones, que a las 05.00 horas presentaban un aspecto semidesierto. Además, seis coches de señaleros acompañaron al aparato mientras rodaba a la cabecera de pista para conmemorar este bautizo de la Terminal 4. Los niños fueron los que más disfrutaron con la puesta en escena de Iberia en la nueva terminal de Barajas Los primeros pasajeros de la T- 4 se encontraron con un Airbus atravesando arcos de agua, zancudos repartiendo gerberas y decenas de actores dispuestos a arrancar una sonrisa Flores, bautizos y bendiciones para la Terminal 4 TEXTO: S. ALLER M. DÍAZ FOTOS: JAIME GARCÍA ra hora de la mañana, tiró fotos a diestro y siniestro y consiguió su objetivo: ver el edificio, que tantas veces contempló vacío, repleto de público. Mientras, en otro punto de la T- 4 se celebraba otro acto especial. La protagonista en este caso era la capilla, que se une a las ya existentes en las terminales 1 y 2 de Barajas. Medio centenar de personas coparon el pequeño recinto para la bendición del cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, que destacó que la T- 4 es un nuevo lugar de cruce de personas de todas las partes del mundo MADRID. Ayer, en la T- 4, quien no se entretuvo fue porque no quiso. Para los pasajeros que sufrieron alguna calamidad propia de un día de estreno, la jornada no tuvo desperdicio y se pasó volando entre un festival de reclamaciones. Para los demás, es decir, para aquellos pasajeros que llegaron con antelación a la terminal- -los menos- -y para los que no tuvieron contratiempos a la hora de hacerse con su tarjeta de embarque, el paseo por el nuevo Barajas resultó, además de entretenido, agradable. Hubo actores, bailarines, mimos y 54 músicos, todos ellos contratados por Iberia para celebrar la inauguración de las instalaciones y poner un poquito de alegría a las carreras de los pasajeros de un punto a otro del edificio. En total, se instalaron 11 escenarios por todo el área, se interpretaron cerca de cincuenta coreografías y decenas de actores recorrieron terminal y satélite en busca de pasajeros a quien arrancar una sonrisa. ron quitarles el cabreo. Eso sí, se llevaron de recuerdo alguna de las 15.000 gerberas naturales que repartieron varios zancudos en los accesos principales del recinto. A lo largo del día hubo tiempo incluso para un bautizo. El homenajeado fue el Airbus Andrés Segovia -el primer avión de la mañana que partía con destino a la capital argentina- que pasó bajo un arco de agua que formaron dos camiones de bomberos antes de despegar del campo de vuelo. Con este original gesto se conmemoraba el 60 aniversario de la conexión entre Madrid y Buenos Aires, el primer vuelo transatlántico de Iberia y la primera línea en reiniciar las conexiones entre Europa y Latinoamérica tras la Segunda Guerra Mundial. chos, que se quejaron de falta de indicaciones- -especialmente a la hora de desplazarse del satélite al edificio principal- -y de zonas casi en obras. Entre el maremagnum de gente que deambulaba de un punto a otro, sí que hubo una persona que disfrutó del edificio de lo lindo. Fue uno de los arquitectos de la terminal, Carlos Lamela, que acudió con su familia desde prime- La capilla, dedicada a Santiago La capilla se ha dedicado a Santiago Apóstol, por ser patrono de España y por ser el apóstol que viajó más lejos para predicar a Cristo detalló uno de los sacerdotes que acompañó a Rouco poco antes de la celebración, que no contó con incensario por la alarma de incendios. Gustó el diseño Entre celebraciones, quejas, esperas y trasiegos kilométricos de unas terminales a otras, hubo pasajeros con tiempo suficiente como para opinar de las nuevas instalaciones. El diseño de la T- 4 gustó, sobre todo, por su luz, su amplitud y su cubierta rematada en bambú, que llamó la atención de quienes tuvieron tiempo de levantar la vista al techo. Sin embargo, la moderna terminal se convirtió en un laberinto para mu- Flores para el pasaje Los más pequeños, ajenos al ajetreo, fueron los que más disfrutaron con la puesta en escena de la compañía aérea, una de las treinta que se han instalado en la T- 4. A muchos mayores, sin embargo, ni mimos ni bailarines logra- Un Airbus con destino a Buenos Aires conmemoró los 60 años de esta ruta