Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional LAS CARICATURAS DE LA IRA LUNES 6 2 2006 ABC Zapatero y Erdogán condenan las viñetas desde un punto de vista moral y político Evocan la Alianza de Civilizaciones como instrumento para detener la espiral de odio b Los jefes de Gobierno de España y Turquía consideran, en una carta abierta firmada por ambos, que todos saldremos perdiendo si no desactivamos la situación S. BASCO MADRID. Después de casi una semana de airadas protestas, aquí y allá en el mundo islámico, agravadas en las últimas cuarenta y ocho horas por la quema de embajadas y consulados en Damasco y Beirut, y ante la aparente parálisis que ha hecho presa en las instituciones europeas e internacionales, los patrocinadores de la llamada Alianza de Civilizaciones, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogán, lanzan una llamada conjunta de alerta: Todos saldremos perdiendo si no desactivamos inmediatamente esta situación, que sólo puede provocar un foco de desconfianza e incomprensión entre unos y otros En una carta abierta firmada por ambos dirigentes, publicada en su edición de hoy por el diario International Herald Tribune, Zapatero y Erdogán rechazan la publicación de las caricaturas de Mahoma, que ha causado la ola de manifestaciones y actos de vandalismo: La publicación de estas caricaturas puede ser perfectamente legal, pero no es indiferente y debe ser rechazada desde un punto de vista moral y político Por otra vía que no sea la militar MADRID. Cuando, el 21 de septiembre de 2004, Rodríguez Zapatero planteó ante la 59 Asamblea General de Naciones Unidas su idea de una Alianza de Civilizaciones, lo hizo con ánimo de combatir el terrorismo por otra vía que no sea la militar Su objetivo fundamental, en palabras del presidente del Gobierno, es profundizar en la relación política, cultural, educativa entre el mundo occidental y el ámbito de los países árabes y musulmanes Tras recibir la bendición y el padrinazgo del secretario general de la ONU, Kofi Annan, ha mantenido apenas dos reuniones de su comité de sabios y sus actividades se han limitado a la expresión de buenos deseos. En declaraciones a la agencia de prensa turca Anatolia, Erdogán afirmaba ayer que nada hay de aceptable o tolerable en la publicación de estas caricaturas y aseguraba que el haber sido publicadas por numerosos diarios europeos no puede ser considerado como un ejercicio de libertad de expresión Por su parte, el titular turco de Exte- Manifestación de chiíes ayer en Estambul contra las caricaturas del Profeta riores, Abduláh Gul, calificaba la insistencia en reproducir las viñetas como una provocación y un acto de irresponsabilidad susceptible de comprometer cualquier intento de diálogo entre Oriente y Occidente. Gul consideraba que la libertad de expresión debe existir por todas partes, pero los valores de los pueblos deben ser también respetados AP Turquía, aspirante a ingresar como miembro de pleno derecho en la Unión Europea, ha visto durante estos días manifestaciones de condena a la publicación de las caricaturas del Profeta en varias ciudades pero, pese a la fuerza del movimiento islamista, no han alcanzado por el momento la amplitud ni la violencia de las registradas en Damasco, Beirut o Yakarta. La libertad de expresión En cuanto a la confrontación entre el respeto a derechos fundamentales como las libertades de credo y de expresión, los patrocinadores de la Alianza de Civilizaciones consideran que la libertad de expresión es una de las piedras angulares de nuestros sistemas democráticos y nunca renunciaremos a ella. Pero no hay derechos sin deberes y sin respeto a las diferentes sensibilidades Ignorar esto puede llevar a la desconfianza, la alienación y la rabia, todo lo cual puede generar consecuencias no deseadas que deberíamos tratar de evitar entre todos Recuerdan ambos jefes de Gobierno que necesitamos iniciativas e instrumentos para detener la espiral de odio y ofuscación que en sí misma constituye una amenaza para la paz y la seguridad internacionales y como modelo proponen la Alianza de Civilizaciones lanzada el año pasado bajo el patrocinio de Naciones Unidas. ¿LÍMITES A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN? IGNACIO ÁLVAREZ- OSSORIO. Profesor de la Universidad de Alicante a publicación de las viñetas de Mahoma en un diario danés obliga a formularnos esta pregunta. Es cierto que el derecho a la libertad de expresión debe salvaguardarse, pero quizás debería tenerse en cuenta que lo que en Occidente puede pasar por un hecho anecdótico, en Oriente puede ser percibido como un ataque frontal. El Islam es una religión iconoclasta: no sólo no admite la representación humana, sino que además la considera una herejía. No en vano el Corán identifica las representaciones, las estatuas y las pinturas con los ídolos venerados en la época preislámica, contra los que precisamente se rebeló Mahoma. L Si a este factor le añadimos la equiparación que las viñetas establecen entre Islam y terrorismo, entonces pueden llegar a entenderse, aunque no comprenderse, las soliviantadas reacciones que registradas en el mundo islámico. No ya sólo las viñetas ponen rostro a Mahoma, lo cual de por sí ya hubiera sido considerado una ofensa, sino que además se le identifica como un terrorista que esconde bajo su turbante una bomba a punto de estallar. ¿Podríamos imaginar el revuelo que hubiese armado el hecho de representar a Abraham como un nazi o a Jesús como un criminal? Las viñetas constatan también un profundo desconocimiento sobre el Is- lam. A pesar de los avances tecnológicos registrados en las últimas décadas y de la presencia de importantes comunidades musulmanas en buena parte de Europa, Oriente está cada vez más lejos, lo que demuestra que algo está fallando. Por último debe resaltarse que esta reacción, entre desmesurada e histriónica, ha de enmarcarse en un determinado contexto histórico. En buena parte de los lugares donde se han registrado movilizaciones (Irán, Pakistán, Afganistán, Gaza o Siria) existen unas relaciones extraordinariamente tensas con Estados Unidos, que desde el 11- S libra una batalla sin fronteras contra el terrorismo yihadista. Otra cosa bien distinta es que en cada uno los puntos de la geografía islámica donde ha habido manifestaciones, existan intereses partidistas por instrumentalizar la polémica y recurrir al victimismo para sacar réditos políticos.