Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 2 2006 25 Mahmud Ahmadineyad da gracias a Dios por haber hecho que los enemigos de Irán sean idiotas Putin llega a España el miércoles, convencido de que la imagen de Rusia está mejorando en el mundo La UE, desbordada por la violencia, califica de inaceptables los ataques Manifestaciones espontáneas de musulmanes en París y Bruselas socios de la Unión Europea no se han dado mucha prisa para salir en apoyo de Dinamarca en un momento crítico para este pequeño país ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. Después de un silencio que ya se hacía demasiado largo, la Unión Europea expresó ayer por primera vez una posición medianamente clara sobre la crisis con el mundo musulmán por la publicación de las viñetas sobre Mahoma. La presidencia austriaca consideró completamente inaceptables los ataques contra embajadas europeas en Palestina, Siria y Líbano, mientras que el encargado de la política exterior común, Javier Solana, difundió un comunicado en el que condena en los términos más enérgicos la violencia y amenazas dirigidas contra ciudadanos e intereses europeos en Siria, Líbano y otros países de la región La reacción de la Comisión Europea, sorprendida y desbordada por la al parecer imparable ola de violencia, se limitaba hasta ayer a una declaración del vicepresidente y comisario de Interior, el italiano Franco Frattini, en la que decía al mismo tiempo que el respeto a la libertad de expresión forma parte de los derechos fundamentales, pero que la publicación de tales dibujos había sido inoportuna Después de que la oficina de la Comisión Europea en Gaza hubiera sido asaltada, los servicios de prensa del Ejecutivo comunitario sólo alcanzaron a señalar que esos hechos lamentablemente impedirán trabajar a sus funcionarios allí. Los Veinticinco han tardado demasiado en salir en auxilio de la pequeña Dinamarca, cuyo primer ministro ha tomado la decisión de luchar por la defensa de los principios de una sociedad libre. Por ahora no todos los b Los veinticuatro gobiernos de los países miembros han sido tan claros en esta crisis. La cuestión es que la Unión Europea alberga millones de musulmanes y todos los gobiernos comprenden que cualquier paso en falso podría ser extraordinariamente peligroso. Ayer mismo en Bruselas se reunieron más de tres mil personas sin convocatoria previa, nada más que a través de los teléfonos móviles, y organizaron una manifestación que terminó en las puertas de la televisión pública en un ambiente a veces bastante tenso según la información de la cadena francófona. Fanático delirio Pero en las ondas de internet ya ha empezado una especie de confrontación dialéctica en la que encuentran un modo de expresión los más radicales. Abu Jahjah, fundador de la llamada Liga Árabe Europea, vigilado estrechamente por la Policía belga para que no vuelva a organizar acciones violentas en Amberes, ha iniciado una campaña en su página web (www. arabeuropean. org) en la que publica lindezas como la siguiente: Yo estoy por el respeto absoluto a la libertad de expresión y por eso pido a cada árabe libre que utilice la bandera danesa como sustituto del papel higiénico, que pinte en todos los muros lo que Europa cree que es sagrado: el baile de los rabinos sobre los cadáveres de niños palestinos o la broma de las cámaras de gas construidas en Hollywood en 1945 con el sello de Steven Spilberg. Defender la libertad de palabra ¿no sería una causa noble? Y para complementarlo, cada día se propone publicar un dibujo humorístico como provocación; uno de los últimos representaba a Hitler en la cama con Ana Frank diciéndole: Esta noche ¿la anotarás en tu diario? Solana decía en su carta que estos actos sólo sirven para deteriorar la imagen del islam pacífico Tal como están las cosas, no está claro ni siquiera si los musulmanes moderados van a sobrevivir a esta crisis. Washington se mantiene en un discreto segundo plano E. S. BRUSELAS. Algunos socios europeos no han apreciado mucho las declaraciones, el viernes, de un portavoz norteamericano que condenó sin matices la publicación de las viñetas que han levantado toda la polémica, dejando solos a los daneses y al conjunto de los europeos en un momento crítico. Sin embargo, ayer el Departamento de AP can viajar a un terrible pasado de guerras de religión. En Beirut, en efecto, se vivieron escenas más propias del pasado, que en el futuro inmediato pueden tener su efecto contagio allá donde un pirómano encuentre un fósforo mientras navega por un convulso mar de gasolina. Oriente Próximo, sin ir más lejos, donde dos más dos también son cuatro, aquí mismo, a la vuelta de la esquina en la que conviven, entre otros vecinos desalmados, el sempiterno conflicto entre palestinos e israelíes, la amenaza nuclear iraní, la guerra de Irak... Estado tomó una posición diferente cuando culpó al régimen de Damasco de las manifestaciones violentas del sábado. Es natural, puesto que el presidente Bashar al- Assad es uno de los objetivos preferidos de sus críticas y cualquier cosa que puedan poner en su pliego de cargos siempre es bienvenida. Un poco más difícil de gestionar será la decisión que tomó ayer mismo el nuevo Gobierno iraquí de anunciar que anulará todos los contratos que había firmado con compañías danesas. El problema es que hay 430 soldados daneses en Irak, bajo mando británico, arriesgando su vida para facilitar la reconstrucción del país. Es evidente que en estos momentos su situación es extremadamente delicada.