Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional LUNES 6 2 2006 ABC Las Fuerzas de Seguridad detectan 34 organizaciones de mafia rusa en España Alonso firma el jueves un acuerdo bilateral para combatir las drogas y el blanqueo b Interior hará coincidir la rúbrica La inmigración en pateras en 2005 fue la más baja de los últimos seis años b El Gobierno atribuye el descenso al SIVE, a la colaboración con Marruecos y a la labor de la Comisaría General de Extranjería en el control de barcos negreros ABC MADRID. La llegada de inmigrantes ilegales en pateras consolidó la reducción iniciada en 2004 y presentó en 2005 las cifras más bajas desde 1999, al llegar a las costas españolas 11.797 inmigrantes, un 24,7 por ciento menos que el año anterior (15.675) según informó ayer el Ministerio del Interior. Este descenso ha sido especialmente apreciable en Canarias, donde se ha producido una reducción del 43,43 por ciento de llegada de sin papeles con respecto al 2004. El Ministerio del Interior atribuye estas cifras a varios motivos, en especial a la eficacia del SIVE (Sistema Integral de Vigilancia Exterior) a la colaboración de Marruecos y a la labor desarrollada por la Comisaría General de Extranjería y Documentación sobre todo en lo referido a información de barcos negreros que fueron interceptados antes de salir de los países de origen con destino a España. del convenio con la visita de estado de Putin, aunque el documento lo suscribirá el responsable del Servicio de control del narcotráfico P. MUÑOZ C. MORCILLO MADRID. Prostitución, blanqueo de capitales, extorsiones, falsificación de documentos y tráfico de hachís y cocaína. Estas son las actividades preferidas por los criminales rusos afincados en España, según los informes elaborados por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. Los investigadores han detectado la presencia de 160 integrantes de esta nacionalidad en organizaciones delictivas. Ciudadanos rusos aparecen en 34 grupos fichados por la Policía y seis de esas bandas están integradas exclusivamente por rusos; en el resto colaboran con españoles. Con este panorama y golpes policiales como la operación Avispa o la Ballena Blanca que revelaron la verdadera dimensión de estos grupos, el Ministerio del Interior trata de ponerles freno en todos los frentes posibles. Uno de ellos es el acuerdo bilateral que el ministro José Antonio Alonso firma- rá el jueves con el responsable del Servicio federal de control del narcotráfico de la Federación de Rusia, aprovechando la visita de Estado que traerá a Vladimir Putin a España. Los séptimos en la tabla criminal El convenio de cooperación servirá para combatir el tráfico de drogas y precursores- -sustancias utilizadas en la transformación del estupefaciente- -y el blanqueo de capitales procedentes de actividades delictivas. El protocolo, según las fuentes consultadas por ABC, establece que España y Rusia intercambiarán información sobre este tipo de delitos y colaborarán estrechamente en determinadas actividades como pueden ser las entregas controladas o el cruce de muestras de narcóticos, si fuera preciso. Están previstos grupos de trabajo conjuntos y puesta en común de legislación. La asociación criminal entre españoles y rusos es un hecho, y así aparecen ligados en una quincena de actividades ilegales, según los investigadores. Además de las citadas inicialmente, se les ha detectado colaborando en bandas de tráfico de vehículos, secuestro, estafas, falsificación de moneda, tráfico de drogas sintéticas, inmigración ilegal y robos con fuerza, entre otros. La nacionalidad rusa ocupa el séptimo lugar por número de integrantes y de organizaciones en el ranking del crimen en España, detrás de los autóctonos, rumanos, colombianos, marroquíes y franceses, y en niveles similares a los nigerianos. Los grupos criminales procedentes de países de la antigua Unión Soviética prefieren sus territorios de origen para delinquir, pero en España descansan y montan entramados de blanqueo de dinero, auténticas lavadoras afirman los expertos policiales. Interior intentará invertir esta tendencia y para ello será clave el cruce de datos. Se intercambiará información de todos los delitos de drogas y blanqueo, cometidos o en preparación; de los sospechosos de estar implicados en esas actividades, de las estructuras y miembros de los grupos organizados detectados, así como de los métodos y los tejemanejes paralelos cuyo fin sea lavar dinero ilícito. El camuflaje de los estupefacientes y los nuevos tipos de drogas que aparezcan serán también objeto de intercambio. Los enlaces acreditados en ambos países serán los responsables de solicitar la ayuda que podrá ser verbal en algún caso. La regularización, en el origen Otro punto que destaca Interior en cuanto a eficacia policial es el aumento de rechazos en frontera- -puertos y aeropuertos- -de inmigrantes (un 35,3 por ciento más) como informó ABC. A la cabeza se situó el aeropuerto de Barajas donde se rechazó a más de nueve mil irregulares (un 40 por ciento más que en 2004) seguido de El Prat con un aumento del 28 por ciento. El Ministerio señala que se han reducido las readmisiones solicitadas a Francia y que afectan a personas de países del Este, sobre todo, que pretenden entrar a España a través de los Pirineos. Según estos datos, el aumento de presencia policial ha sido clave para lograr ese objetivo. En 2006, el Ministerio tiene previsto invertir casi 30 millones de euros en el SIVE, lo que permitirá finalizar el despliegue del sistema en Almería y Lanzarote, iniciarlo en Gran Canaria y Huelva y ampliarlo en Cádiz. Las expulsiones- -inmigrantes repatriados por encontrarse de manera ilegal en España- -se redujeron el año pasado un 17 por ciento respecto al año anterior. Los responsables de inmigración señalan que el proceso de regularización que legalizó la situación de casi 600.000 personas ha tenido mucho que ver en que haya menos expulsiones e insisten en que también han entrado en nuestro país menos ilegales. Imágenes policiales de los registros y detenciones llevados a cabo por la Policía en la operación Avispa ABC Operación Avispa golpe al corazón de los capos P. M. C. M. MADRID. No se lo esperaban y la Policía cayó sobre ellos con el aguijón desplegado. A finales de junio pasado los agentes de la Udyco Central detenían a 22 capos de la mafia rusa en España en el mayor golpe dado jamás en Europa contra una de estas organizaciones. Auténticos jefes del entramado criminal que traficaban con petróleo, gas, carbón, diamantes, armas y drogas y vivían como marajás en palacetes de Las Mil y una noches según los agentes que practicaron el casi medio centenar de registros. La jugada los dejó completamente descolocados y no por las 800 cuentas bancarias congeladas, las propiedades y el dinero incautado, sino sobre todo porque los capos nunca aparecen en los documentos y esta vez eso no fue óbice para que la mitad acabaran en prisión y el resto, con cargos. Que no estaban dispuestos a cruzarse de brazos lo demostraron rápido. A los pocos días de la operación algunos de los georgianos, en busca y captura, se presentaron voluntarios en la Audiencia Nacional por miedo a ser detenidos y otros no dudaron en lanzar amenazas veladas desde su refugio del Este contra los responsables de la investigación judicial. La Policía española tomó medidas porque llegó información no contrastada de que podían planear una venganza en Madrid por las detenciones. No ocurrió nada, pero la amenaza está ahí, amparada en el golpe que recibieron y que, de momento, les ha dejado fuera de juego.