Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 2 2006 89 El Gobierno invertirá tres mil millones de euros en un nuevo plan de regadíos La opa de BNP- Paribas sobre BNL producirá plusvalías millonarias a los accionistas Brufau, Galán y Florentino Pérez toman ventaja en el primer tiempo de la opa Enel y EDP, a través de sus filiales españolas, aspiran a ganar la partida a Fenosa b La aprobación de la opa por par- La opción Blesa para despolitizar la opa sigue viva La Caixa sigue presionando a Caja Madrid, propietaria del 9 de Endesa, para que se sume a su proyecto industrial. Los cantos de sirena no dejan de llegar al presidente de la entidad madrileña, Miguel Blesa, muy presionado sin embargo por el PP para que no mueva ficha. Es más, esta opción Blesa, que seguirá esperando hasta el final del proceso, continúa siendo por ahora la única que puede valer para despolitizar la opa. Sobre esta operación, el presidente del PP, Mariano Rajoy, dijo ayer que no está concebida en beneficio de los intereses de los consumidores, sino de dirigentes políticos Por su parte, el consejero de Trabajo e Industria de la Generalitat de Cataluña, José Rañé, afirmó que las condiciones impuestas por el Gobierno garantizan la competencia y el suministro te del Gobierno consolida en sus organizaciones a estos tres empresarios, aunque el lance final no está decidido todavía A. LASO D LOM MADRID. Tras la aprobación de la opa por parte del Gobierno, tres personajes destacados del mundo empresarial nacional toman la delantera en el primer tiempo de esta operación, en la que aún no hay nada cerrado. Se trata de Antonio Brufau, presidente de Repsol YPF; Ignacio Sánchez Galán, consejero delegado de Iberdrola, y Florentino Pérez, presidente de la constructora ACS, máximo accionista de Fenosa. Brufau, que también es vicepresidente de Gas Natural, es el auténtico cerebro de la opa sobre Endesa. De hecho, antes lo intentó también de forma hostil con Iberdrola, pero el entonces poderoso Rodrigo Rato se cargó la operación sin miramientos en la Comisión Nacional de Energía. Sin embargo, el hecho de que el Gobierno haya dado finalmente su aprobación a la opa es un respaldo de primera magnitud a Brufau. Se trata de la cara más próxima al PSC en La Caixa. Cuando la caja catalana y Montilla han sido el blanco de las críticas por la condonación de intereses al PSC, Brufau ha sido también muy cuestionado internamente en la entidad catalana. Aunque nunca haya perdido el respaldo del presidente Fornesa y de Fainé, su posición más belicosa a favor de aguantar el chaparrón y ganar la batalla de Endesa le ha granjeado fuertes críticas, tanto internas como desde parte del arco parlamentario catalán. Nadie duda a estas alturas que Brufau aspira a presidir el grupo resultante de la fusión de Endesa y Gas Natural. Lo tiene claro hasta su actual presidente, Salvador Gabarró. La pregunta Ignacio Galán J. DE DOMINGO Florentino Pérez I. GIL es cuándo. Y hay dos escenarios. El primero, que una vez ganada la opa no pasaría mucho tiempo antes de que La Caixa integrase la petrolera en el grupo de gas y electricidad, para, además de blindarse accionarialmente, crear ese auténtico coloso energético, el sueño de Brufau. El segundo es que Repsol YPF se de por perdida y que más tarde o más temprano acabe en manos de una multinacional petrolera de un nivel superior como BP, Exxon o Shell. Sin embargo, en este escenario, Brufau tendría muchas cartas que jugar, como, por ejemplo, mantener, o mejor dicho, lograr transferir las reservas de gas de la petrolera hispanoargentina a la fusionada Endesa- Gas Natural antes de entregárse a una multinacional. Ni una coma del acuerdo El segundo ganador por ahora en la opa es Sánchez Galán. El Gobierno no ha tocado ni una coma de su acuerdo con Gas Natural para comprar hasta 8.000 millones en activos, lo que, de llevarse a buen puerto, supondría para Iberdrola crecer un 30 en tamaño de una tacada y consolidar a la eléctrica y su próxima presidencia, ya que está previsto que suceda a Oriol antes del verano Sin embargo, para intentar cumplir este ambicioso objetivo ha tenido que tragarse sapos y culebras, sobre todo su amistad con el consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, y la enemistad de la mayor parte del sector enérgetico, que le ha tachado de oportunista. Pero también ha tenido que aceptar que su mayor enemigo, Brufau, que le lanzó una opa hostil, sea ahora su principal aliado, al punto de que si la opa fracasa en el guión apenas quedará para ellos una integración amistosa de Gas Natural e Iberdrola. Finalmente, el presidente del Real Madrid y de ACS, Florentino Pérez, en otra de sus clásicas jugadas de último minuto, ha conseguido colarse en la opa y aspira a convertir, por fin, a Fenosa en la tercera pata eléctrica La ampliación de las desinversiones previstas por Gas Natural le abre un pasillo para que Fenosa crezca entre un 10 y un 15 también de una tacada, Iberdrola aspira a crecer con la venta de activos de la opa un 30 de una tacada, y Unión Fenosa otro 15 y consolidarse. Pero no está todo cerrado todavía, aunque falta poco. Pérez tiene grandes aliados en el Gobierno, como Rubalcaba, que están defendiendo su opción. Pero hay otros. Podrían ser incluso Solbes y Montilla, que defienden, en vez de un tercer gran operador, dos más pequeños, como Viesgo, controlado por la italiana Enel, o Hidrocantábrico, donde manda la portuguesa EDP. La Caixa, socio de Pérez en Abertis, lleva meses pidiéndole una apuesta decidida por la opa que no termina de llegar, ya que Fenosa y hasta su nuevo presidente, Pedro López Jiménez, tienen también muchos afectos en Endesa. No obstante, el comunicado del viernes de esta eléctrica difiere tanto de los lanzados al principio de la opa, que a lo mejor algo está cambiando. Sin embargo, el partido de la opa no ha terminado todavía. Ahora todo depende primero del precio, y luego de la decisión soberana de los accionistas.