Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Cultura DOMINGO 5 2 2006 ABC ROSINA GÓMEZ- BAEZA Directora de ARCO La inversión en arte de las grandes corporaciones es muy cicatera Cuando el día 13 cierre sus puertas la XXV edición de ARCO, que inaugurarán los Reyes el jueves, se habrá cerrado un capítulo importante en la carrera de Rosina Gómez- Baeza, que ha dirigido la feria durante los últimos veinte años. Entre sus nuevos retos, presidir el Instituto de Arte Contemporáneo TEXTO: NATIVIDAD PULIDO FOTO: IGNACIO GIL MADRID. La próxima semana le esperan días muy emotivos. Recuerdos de dos décadas se agolparán en su última edición como directora de ARCO. -Empecemos por el final. Veinte años dirigiendo ARCO. ¿Y ahora qué? -Estoy en ARCO hasta el 15 de marzo como responsable de la feria. Presentaremos en Nueva York un certamen que haremos con el Cervantes y el Armory Show. Además, he sido elegida presidenta del Instituto de Arte Contemporáneo. Quiero devolver al entorno artístico todo lo que de él he recibido. ¿Es un adiós muy meditado? -Sí. Son muchos años. He podido desarrollar el programa que elaboré a finales de 1986. Se ha conseguido ejemplarizar el coleccionismo, interrelacionar a los distintos agentes, provocar el intercambio, el diálogo, el debate... ¿Se va con la satisfacción del trabajo bien hecho, del deber cumplido? -No me corresponde a mí responder a eso, pero yo me voy con la satisfacción más importante para mí, la conciencia de que más no he podido hacer. ¿Replicaría aquella frase de Gardel: ...que 20 años no es nada -Ya era el momento de dejarlo. Es el 25 aniversario, son 20 años de actividad muy intensa. Quiero dedicarme a otras cosas y gozar de mayor libertad. Afortunadamente no he tenido la tentación de entrar en el mercado, pero ahora quiero ser más independiente. ¿Como comisaria, tal vez? -Podría ser. Me tienta el comisariado, pero quiero pensar y reflexionar. Yo me reconozco capacidades organizativas y puedo aportar mi experiencia al ámbito de la docencia. Hay ofertas sobre la mesa en España y en el extranjero. -Y siguiendo con aquel tango, Volver ¿ARCO es un capítulo cerrado? -Volver a ARCO como directora de la feria, no. Lourdes Fernández lo hará muy bien; Ifema y las galerías la apoyarán mucho. Hacen falta dos personas para bailar tango; aquí hacen falta tres. Quiero ser generosa hasta la saciedad si se necesita y, si no, silencio absoluto. Lo que nunca haré es opinar después del 15 de marzo si no se me pregunta. ¿De qué se siente más orgullosa? -De haberme mantenido íntegra. -Pero también habrá alguna espinita clavada que no logró arrancar. -La base de datos de artistas españoles ARCODATA España. Sólo se publicó hasta el 93. Lamento que no haya continuado. Otro deseo no cumplido es que la colección de la Fundación ARCO esté en el Matadero, que éste sea un centro dedicado a la creación artística, a la formación y la educación. Un proyecto que planteé en el 89 y creo que se hará. ¿En qué medida ha cambiado el arte español de 1987 a 2006? -En el 87 el público español se interesaba escasamente por el arte. Y, si se interesaba, era sólo por el español. La Anglófila con dotes diplomáticas Su madre desayunaba todas las mañanas con un mendigo que solía estar en Ferraz esquina Marqués de Urquijo. Su tío, el escultor Sebastián Miranda, invitaba a algunos gitanos que le servían como modelos a comer en su estudio. Y ella se unía muchas veces. Se educó en Inglaterra y en Francia, como su madre. Su abuelo estudió en Alemania y vivió en Viena. En mi familia- -dice- -hemos conocido muchos mundos, muchas gentes. Me interesa el individuo por encima de todo Rosina Gómez- Baeza y Tinturé, gijonesa nacida en 1942, casada y madre de dos hijos, estudió Filología Inglesa en Cambridge e Historia y Civilización Francesa en la Universidad Católica de París. Desde 1979 está involucrada en Ifema, donde ocupó la dirección comercial ejecutiva y de desarrollo entre 1989 y 1999. En 1986 fue nombrada directora de ARCO, cargo que abandonará el 15 de marzo. Tiene en su haber la Cruz de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, que concede la Embajada francesa. Aunque no oculta que en estos años al frente de ARCO ha habido enfrentamientos, dice no tener la sensación de haber sido dañada personalmente: Hubo insultos, pero siempre se hacen desde la pasión de aquello que defienden. Les entiendo Y es que siempre ha hecho gala de una buena mano izquierda. Excelente diplomática, al mal tiempo pone su mejor cara. situación ahora es distinta. El artista español, que todavía tiene un recorrido por hacer, igual que los museos, las ferias, las publicaciones, la investigación, la fiscalidad... hoy puede interrelacionarse con espacios en el exterior. -La internacionalización ha sido uno de sus caballos de batalla. Aquí no hay excepción cultural que valga. -Una de mis satisfacciones es haber ganado a la FIAC de París (lo digo sin ambages) a Colonia, a Berlín... Sin embargo, no hemos ganado a Basilea, ni a Miami. Basilea tiene la Banca suiza detrás y ha puesto su mirada en Estados Unidos. Quizá desde el Instituto de Arte Contemporáneo proponga una convergencia europea en el espacio fiscal. Además, tenemos que hablar de derechos de autor. Inglaterra está libre y el mercado se ha activado extraordinariamente. Nueva York es la capital indiscutible, la segunda es Londres. En el caso de Suiza todo el país apuesta muy fuerte. -Y aquí viéndolas venir... -Ahora hay que invertir en la feria. Es mi obligación decirlo. Hemos estado obteniendo buenos beneficios y tenemos un patrimonio artístico importante, pero ha llegado el momento de hacer frente a una competencia creciente. Tenemos que hablar de Basilea, de Frieze... Al parecer, Basilea va a hacer una feria de galerías latinoamericanas coincidiendo con su feria. -Estos veinte años no habrán sido siempre un camino de rosas... -Tienen espinas también. -Es cierto. ¿Pensó en algún momento tirar la toalla? -Me cuesta mucho tirar la toalla, en lo personal y en lo profesional. Hubo un año muy difícil. Lo que sí dije es que no abandonaba el barco. -Se salvó... -Me salvaron. No moví pieza. Pensé: si me tienen que echar, que me echen, pero yo no me voy a ir. Me salvaron el sector, personas y entidades que tenían mucho que decir en Ifema. -El talón de Aquiles de ARCO es... -La imagen de que es una feria muy española. Vamos a ser francos. Se sigue pensando. Las galerías españolas son un 30 por ciento, aproximadamente. ¿Y es aceptable ese porcentaje? -Como ahora hay muchas ferias en España, espero que ARCO se podrá ir dedicando, sin remordimientos de conciencia, a crear una feria más reducida en cuanto a número de galerías, no