Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Sociedad DOMINGO 5 2 2006 ABC Gates desarrollará un teléfono móvil con conexión a internet para el Tercer Mundo Microsoft asegura que esta alternativa es más económica que la tecnología de los portátiles de la empresa norteamericana es transformar el móvil en un ordenador, conectando el receptor a una televisión y a un sencillo teclado JORGE SÁINZ MADRID. El ordenador de Bill Gates no para de generar ideas y una de las últimas tiene visos de convertirse en toda una revolución. Microsoft pretende desarrollar un teléfono móvil para el Tercer Mundo, convertible en ordenador y con conexión a internet. Para Gates dos son los vértices fundamentales sobre los que se asienta esta nueva visión: un coste económico menor, si se compara con otras iniciativas, y la rápida expansión que, a su juicio, tendrán estos receptores, contribuyendo a reducir el abismo de la llamada brecha digital. La idea de Microsoft venía de lejos, pero hasta la última reunión del Foro Económico Mundial, celebrada hace unos días en la localidad suiza de Davos, no había tomado cuerpo. ¿Pura casualidad? Quizá la puesta de largo del proyecto fue acelerada por la repercusión mediática del bautizado como el portátil de los 100 dólares para los países en vías de desarrollo, creado por Nicholas Negroponte, y el fracaso de las negociaciones entre ambos gurús de la tecnología para dotar a estas computadoras de software Windows. b La idea es más práctico a la hora de extender los tentáculos de la informática en lugares poco o nada acostumbrados a ella. Todo el mundo va a tener móvil y la televisión es algo casi común en todos los hogares, independientemente del poder adquisitivo de la familia, así que transformar un teléfono en un ordenador sólo requeriría de un adaptador barato y un teclado sentenció expeditivamente Mundie. Sin embargo, la empresa de Gates no ofreció costes concretos, aunque en el país de los números y las estadísticas, algunos medios de comunicación ya se han aventurado a cifrar en 50 dólares el precio del equipo. Tampoco hay una fecha para la presentación oficial del producto, pero Craig J. Mundie dejó entrever en la reunión del Foro Económico Mundial que algunos bocetos estaban ya en manos de las compañías electrónicas encargadas de dar forma a estos móviles. De momento no nos hemos puesto ningún plazo apuntó. Bill Gates con el ministro de Ciencia luso, Mariano Gago, esta semana en Lisboa de su proyecto y anunció, por un lado, un importantísimo compromiso por parte de la compañía Quanta de Taiwán- -responsable de un tercio de los portátiles que existen en todo el mundo- -para fabricar los ordenadores solidarios y, por otro, la compra formal de siete millones de estas computadoras por parte de Egipto, China, Argentina, India, Brasil, Tailandia y Nigeria, entre otros países. Negroponte, además de ser fundador del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) forma parte del equipo directivo de Motorola y explicó que en ningún caso está en contra del uso de receptores avanzados de telefonía móvil para la comercialización de ordenadores de bajo coste y señaló que, en su día, ya se estudió esta posibilidad. Los investigadores concluyeron que la idea era menos práctica que la del portátil dijo en su descarga. Los principales medios de comunicación norteamericanos, siempre pendientes de cada movimiento estratégico del hombre más rico del mundo, no tardaron en sacar partido de esta histo- Negroponte se defiende Y hasta aquí, calculado en tiempo y forma, pudo leer el gigante de Redmond sobre su futuro proyecto. Sin embargo, en Davos también estaba presente Nicholas Negroponte, quien, alejado de los focos que siempre acompañan a Gates allá donde va, salió en defensa La multinacional estadounidense todavía no ha fijado el precio de estos teléfonos, pero algunos medios afirman que costarán 50 dólares Guerra comercial Y hay quien sugiere que detrás de este ataque de solidaridad se esconde una guerra comercial no declarada. Teorías varias que de un modo sutil, a través de una valoración un tanto escéptica, vino a corroborar en Davos el vicepresidente de Microsoft, Craig J. Mundie. Nos encanta el trabajo que Nick (Negroponte) está tratando de llevar a cabo, pero estamos preocupados sobre las posibilidades reales de sostenibilidad en el tiempo de su proyecto dijo. Sea como fuere, y sin entrar a valorar si lo uno fue consecuencia de lo otro, Gates parece tener claro cuál es el mejor método para extender y fomentar el uso de ordenadores en el Tercer Mundo. El modelo deseado por Microsoft sería el de un teléfono móvil configurado de tal forma que, al conectarlo a la televisión y a un simple teclado, se transforme en un ordenador con conexión a internet. Para las cabezas pensantes de la multinacional resulta evidente que un receptor de telefonía Los creadores del ordenador de 100 dólares dicen que el proyecto de Microsoft es insuficiente J. S. MADRID. El prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) fundado por Nicholas Negroponte, reconoce, en un informe preliminar, que la propuesta dada a conocer por Microsoft podría ser una alternativa interesante a los portátiles solidarios de 100 dólares, elaborados por ellos mismos. La mayoría de expertos consultados por el MIT considera que la telefonía móvil con acceso a internet podría servir, a corto plazo, para extender más rápidamente los receptores y familiarizar así a la población del Tercer Mundo con el manejo de herramientas informáticas. Pero, dicen, que a largo plazo no servirían para cubrir las demandas de conexión o el volumen de trabajo que se pudiera ir generando Como principal aspecto negativo en la propuesta de Bill Gates, el estudio destaca que se da por supuesto que una familia tiene que tener una televisión para transformar su móvil en un ordenador; y eso, afirma, es mucho suponer Y como argumento positivo, el MIT señala el beneficio que supone de por sí el espectacular crecimiento de la demanda de telefonía móvil y el consiguiente descenso en sus precios. De hecho, se estima que en el año 2009 habrá mil millones de terminales en todo el mundo. En ese sentido, Seymour Papert, profesor emérito del MIT, considera que los portátiles de 100 dólares podrían ser menos efectivos en un primer momento. Nosotros concebimos estos ordenadores como herramientas para fomentar la educación. Y la educación no es sólo acceder a información, sino trabajarla y poder completarla. Por eso creo que los portátiles son la mejor opción explica. Papert también destaca que, una vez la gente se acostumbre al funcionamiento de las computadoras, la conexión a internet no será tan importante Raúl Zambrano, que trabaja para Naciones Unidas en el proyecto de Negroponte, comenta en el estudio del MIT que no están en contra de que Microsoft tenga un papel independiente propio, siempre y cuando su meta sea la educación de los países en vías de desarrollo. Zambrano también explica que, en su opinión, los costes de conexión a la red a través de telefonía móvil podrían ser demasiado caros