Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 2 2006 La Entrevista 11 grama de la NSA, y su respuesta fue frustrante por lo vaga: La FISA se redactó hace unos treinta años, a finales de los setenta, y no cubre todas las necesidades que tenemos hoy ¿Cuáles son esas necesidades? No puedo ser más preciso sin entrar en detalles del programa... No quiero entrar en detalles operativos Es posible que el Gobierno no pueda revelar más de manera responsable, pero esta respuesta seguramente fomentará la hostilidad de la prensa adversaria y la paranoia antigubernamental de la izquierda. Política exterior y Sadam Husein También analizamos la política exterior con Cheney, el alto cargo de mayor nivel tanto en el Gobierno Bush que dejó a Sadam Husein en el poder como en el que lo derrocó. ¿Qué cambió? Creo que el 11- S fue un momento decisivo dice. Quedó claro que nos enfrentábamos a un adversario que, con un número relativamente bajo de personas, podía unirse y organizar un devastador ataque contra Estados Unidos Esto hizo que nos fijáramos en el problema de la proliferación: La amenaza suprema ahora sería un grupo de Al Qaida, en medio de una de nuestras ciudades, con una bomba nuclear Nos habíamos mostrado partidarios ya en 1991 de un cambio de régimen en Irak, así que Cheney tenía una audiencia comprensiva cuando defendió su razonamiento. Pero nos preguntamos por qué el Gobierno actual está adoptando un enfoque mucho más cauteloso respecto a Irán, que fomenta el terrorismo y está estableciendo un ansioso plan de construcción de armamento nuclear. El vicepresidente se mostró en desacuerdo. Intentamos durante mucho tiempo... resolver la cuestión de Irak de manera pacífica, y mediante organizaciones y mecanismos internacionales... No nos lanzamos inmediatamente a la Operación Libertad Iraquí Pero dado que dichos esfuerzos fracasaron, ¿qué le hace pensar que el mismo planteamiento sí va a funcionar en el caso de Irán? No hemos sido los únicos atacados desde el 11- S responde Cheney. No somos los únicos amenazados por un Irán con armamento nuclear, un país que apoya el terrorismo. Y la comunidad internacional necesita unirse para encontrar formas eficaces de tratar con ellos para asegurarse de que no se produce dicha situación Muy cierto, pero eso mismo se podría haber dicho de Irak en cualquier momento entre 1991 y 2003. Hace cuatro años que el presidente Bush pronunció su primer discurso sobre el estado de la Unión, en el cual es bien sabido que declaró que Irán e Irak, junto con Corea del Norte, componían un eje del mal En vista del modo divergente en que el Gobierno ha tratado a los tres países, le preguntamos a Cheney si fue un error agruparlos de esa manera. No contestó. Hay formas de abordar distintos problemas, y pienso que tenemos que ser suficientemente sutiles como para descubrir cuál tiene más posibilidades de funcionar Después de todo, no nos gustaría que nos acusaran de simplistas The Wall Street Journal 2006 Dow Jones Company, inc. El número dos de la Administración Bush cree que el 11- S dio un cambio fundamental a la política exterior de EE. UU. bros del Congreso consultados- -nuestra capacidad a ese respecto. Habríamos preferido no mantener esta conversación sobre el programa, si no fuera porque The New York Times lo hizo público comienzos de 2001- -hice los números ayer- si se lo hubiéramos comunicado a todos los miembros de los comités de la Cámara de Representantes y del Senado, así como a los líderes electos, habríamos tenido que hablar del programa a setenta personas, en lugar de a ocho o nueve. Esperar que tantos congresistas guarden el secreto sería un acto de fe Si la explicación del vicepresidente es exacta, ¿cómo se explica el cambio de postura de Rockefeller y Harman? Quizá sea que la base del partido- -la izquierda airada- -se opone tanto al Gobierno y al esfuerzo bélico, que los principales demócratas sólo se pueden permitir ser responsables sobre la seguridad nacional cuando se discute a puerta cerrada. Si esto es así- -y dado el precio electoral que los demócratas pagaron en 2002 y en 2004 por su vago enfoque de la seguridad nacional- la revelación pública del programa de la NSA podría acabar por poner en peligro sus perspectivas de aprovechar los problemas muy reales que el Partido Republicano tuvo en noviembre. También puede resultar costoso para la prensa. El Departamento de Justicia investiga ahora quién filtró el programa de la NSA a The New York Times una revelación que, según consi- REUTERS TERRORISMO NUCLEAR La amenaza suprema ahora sería un grupo de Al Qaida, en medio de una ciudad, con una bomba atómica CRÍTICAS A LA PRENSA La filtración a The New York Times ha perjudicado gravemente a la seguridad nacional de EE. UU. MÁS PODER PRESIDENCIAL En el mundo en que vivimos el presidente necesita tener una autoridad ejecutiva sin par Cambio de opinión demócrata Pero después de que The New York Times publicara la noticia, los miembros demócratas del Congreso cambiaron de opinión sobre lo que Cheney afirma que habían dicho en privado. El senador Jay Rockefeller, principal representante demócrata en el Comité de Inteligencia, publicó una carta manuscrita enviada en julio de 2003 a Cheney en la que decía que le escribía para reiterarle su preocupación respecto a las sensibles cuestiones de Inteligencia de las que hemos hablado Preguntamos a Cheney si recordaba que Rockefeller hubiera reiterado su preocupación. No, creo recordar que llegó la carta, pero no se le dio seguimiento Por su parte, la representante Jane Harman, homóloga de Rockefeller en la Cámara de Representantes, opina que el Gobierno incumplió la ley al no presentar un informe a todos los miembros de los comités de Inteligencia. Cheney dice que si lo hubiéramos hecho desde el principio del programa, a dera Dick Cheney, ha perjudicado gravemente a la seguridad nacional de Estados Unidos... Si alguien ha sido responsable de divulgar una información que perjudica a la seguridad nacional, deberían tomarse las medidas pertinentes Pedimos a Cheney que justificara desde el punto de vista práctico el pro-