Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 5 2 2006 ABC POR OTRA PARTE PROVERBIOS MORALES EN EL ALTAR DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN AS amenazas de violencia física y de boicot económico son, desde luego, una respuesta inaceptable por quienes se consideran ofendidos por la publicación de unas viñetas que ridiculizaban a Mahoma y a la religión por él fundada. Sin entrar en ningún caso a discutir este punto, es oportuno recordar que las intolerables amenazas comenzaron a producirse después de que el ministro danés de Asuntos Exteriores se negara a recibir a una comisión de embajadores de países islámicos y árabes, quejosos por las mencionadas viñetas. Sólo recibieron explicaciones a través de la televisión: el Gobierno danés no tiene JOSÉ MARÍA nada de que disculparse, GARCÍA- HOZ pues carece de cualquier influencia sobre el Jyllands- Posten el periódico de calidad danés de mayor tirada, que a su vez lamenta que alguno de sus contenidos pueda molestar a alguien, pero no piensa pedir disculpas por ellos y reivindica el derecho a publicar lo que le parezca. Sería desproporcionado responsabilizar de la crisis al ministro danés de exteriores y al Jyllands- Posten Pero la torpeza de uno y la cabezonería de otro ya forman parte indisoluble de esta historia de despropósitos: si conducen a mayores problemas en las relaciones de los países occidentales con los islámicos y árabes, lo que resulta imposible de descartar, no quedará claro si fue por causa justa o por una tontería, lo cual, como se sabe, es mucho peor que un crimen. La causa justa que enarbolan los europeos es la libertad de expresión; hacen bien, porque la libre expresión forma parte del núcleo duro sobre el que se asienta la vida democrática de los países occidentales. En la mayoría de ellos existen leyes que señalan el campo de juego para el ejercicio de esa libertad: la injuria y la calumnia son los límites más generalizados. Pero como demuestra nuestra vida cotidiana, esas limitaciones son continuamente desbordadas: aquí, desde la televisión, se puede hablar de la puta España o manifestar los peores deseos de muerte violenta para los conciudadanos, incluso se puede ofrecer la receta para cocina un Cristo para dos personas, o calificar de putas a las madres de los militares golpistas. Desde el sentido común, resulta meridiano advertir de que el ejercicio de la libertad de expresión no puede amparar esos ataques a la comunidad y a la convivencia. Por más que España, Cristo, los españoles en general y las madres de los militares en particular no sean sujetos de derechos susceptibles de ser protegidos por la ley, parece evidente que sólo desde el abuso de la libertad se pueden cometer y proferir los escarnios que se producen con monótona contumacia, un día sí y otro también. Resulta decepcionante que en el altar de una fraudulenta libertad de expresión se sacrifique la calidad de la convivencia social. CRISTIANOS sión islámica. Sería estúpido negar que los musulmaHOQUE? Ni hablar. Inundación islámica nes amen a sus hijos o a sus mujeres. Sin embargo, es un sin muros de contención. Hay choque cuanamor el suyo compatible con la pedagogía de la sumido existe voluntad de resistir. Ella- -la libersión total y del maltrato. Ya Ibn Jaldún observó que el tad tal como tú la entiendes- -resiste si tú resistes, pero islam se adaptó perfectamente a aquel tipo de sociedasi lo único que te arriesgas a chocar son los cinco, entondes patriarcales donde predominaba la solidaridad agces que te achoquen, como decía Mairena, porque lo menaticia entre varones polígamos, la asabiya, lo que Gerreces. Está la cosa como para andar considerando una maine Tillion definiría mucho después, en un esAlianza de Civilizaciones. Entre tanta memez tudio de las sociedades magrebíes, como la repúsobre Hamas, rescato dos artículos espléndidos, blica de los primos Es cierto que también fue publicados ambos en ABC tras las elecciones paésta la regla en buena parte del mundo judío y lestinas: Sultana Wahnón sugiere que la Unión cristiano durante bastante tiempo (Julio Caro Europea debería aprender de los vencedores la Baroja la descubrió en la sociedad medieval vasintransigencia en la defensa de los propios princa, por ejemplo) Ahora bien, ni el judaísmo ni el cipios. Por su parte, Serafín Fanjul nos recuercristianismo obstaculizaron decisivamente, al da qué es y qué ha sido históricamente la dhimJON contrario de lo que sucedió con el islam, la emermitud, o sea, la protección a puntapiés que el isJUARISTI gencia de las libertades individuales que termilam ha brindado a las gentes del Libro (judíos y naron por equiparar en derechos a hombres y mujeres. cristianos) a lo largo de la Historia. Triste satisfacción Hamas ha anunciado ya que no impondrá, de moésta de volver a coincidir con la lucidez residual. mento, el velo ni prohibirá el alcohol en los territorios Los niños musulmanes hacen cola para pisar la banbajo el control de la ANP (salvo en Gaza) lo que quiere dera de Dinamarca. Qué culpa tienen ellos, pobrecitos. decir que hasta que consiga islamizar por completo la Dentro de unos años, no tantos, los cebarán de dinamita economía palestina, necesita contar con los cervecey se inmolarán en metros y supermercados. El islam ros. Pero se acabó la educación mixta, que fue una contrata como perros a los dhimmis, pero no reserva mayor quista de los nacionalistas de izquierda (en gran parte, ternura para sus hijos y mujeres. Conviene ir desterrancristianos) Es un primer paso para confinar de nuevo do la idea de que todos los monoteísmos se parecen. Los a los palestinos no musulmanes en la dhimmitud. La judíos miman a sus niños, porque cifran en ellos la susuerte de los cristianos palestinos, con Hamas, no será pervivencia de un pueblo pequeño y perseguido en el mejor que la de los armenios o los coptos en el antiguo que ha de cumplirse la promesa mesiánica. La certeza dominio otomano (incluso los maronitas libaneses side la filiación divina, en el cristianismo, se erige en moguen optando por la emigración) Porque la marea intedelo del amor paterno. Al islam le han faltado ambos grista no amenaza sólo a Israel. Puede provocar tamelementos: ni espera al Mesías ni admite que Dios tenga bién una emigración masiva de cristianos palestinos hijos. El creyente se somete a Dios como un esclavo a su comparable a la de los judíos de los países árabes hace amo, y no son ganas de calumniar: los musulmanes reimedio siglo. Es dudoso que Israel se preste a acoger a vindican con orgullo esta condición. A los españoles de una minoría enemiga. En cuanto a la Europa cristofóbitiempos de Cervantes les escandalizaba, con razón, que ca, los trataría peor que a los inmigrantes musulmaen la corte otomana todos fuesen esclavos con excepnes, eso seguro. Hasta cuándo seguirás cayendo, Consción del sultán (y éste casi siempre era hijo de esclava) tantinopla. pero tal situación armonizaba a la perfección con la vi- ¿C L -Dicen que no sabemos hacer cine que conecte con la gente; como si no fuesen gente los que nos dan las subvenciones.