Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
106 Los sábados de ABC SÁBADO 4 2 2006 ABC MOTOR A finales de marzo se entregarán en España los primeros vehículos del nuevo Volvo C 70, un coupé de cuatro plazas que ha sido renovado para ganar en estética, confort, prestaciones y seguridad. Su sistema de techo metálico retráctil y eléctrico le permite convertirse en un descapotable en tan sólo treinta segundos Sueco y convertible so a paso, el fabricante sueco Volvo incrementa su imagen como marca de prestigio y de lujo, y ningún lugar en el mundo para mostrar estos atributos como Dubai, emirato que ha sido el escenario de la presentación mundial de este coupé convertible. La segunda generación del C 70 ya puede solicitarse en la red de concesionarios, y se espera que las primeras unidades se entreguen al finalizar el mes de marzo. La primera versión alcanzó unas ventas Pa TEXTO: FRANCISCO DEL BRÍO de más de 8.000 vehículos en 2004, y los responsables comerciales de la compañía sueca esperan duplicar las ventas y superar las 16.000 unidades, de las cuales mil corresponderán al mercado español, reto que no parece difícil si se tiene en cuenta que el primer año de producción ya está vendido. PRECIOS DEL VOLVO C 70 Modelo C 70 2.4 Momentum C 70 2.4I Momentum C 70 2.4 Summum C 70 2.4I Summum C 70 T 5 Summum Cilindrada 2.435 c. c. 2.435 c. c. 2.435 c. c. 2.435 c. c. 2.521 c. c. Potencia 140 CV 170 CV 140 CV 170 CV 220 CV Precio 39.555 40.800 39.555 43.655 48.850 Dos en uno El C 70 es, en realidad, dos coches en uno: un coupé clásico, cuando funciona con el techo metálico desplegado, y un descapotable, cuando está plegado y guardado en el maletero. Esta solución no es en sí una novedad, pero sí lo es que los responsables de su diseño dibujaran primero el coche como un coupé, y una vez definido su diseño, se hiciera como descapotable. De esta forma el coche guarda todas las proporciones de coupé, sin la habitual joroba que en el maletero muestran muchos coches de este tipo, y cuando está descubierto es igual de atractivo. El peaje que hay que pagar por esta solución es la mayor ocupación de las partes en las que se divide el techo; y es que, cuando está plegado, primero reduce la capacidad del maletero, y segundo, obliga a una pequeña maniobra para acceder al mismo. Sin embargo, creo que merece la pena en