Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 2 2006 Sociedad 57 Salud Cardiología Salud Pública Un pinchazo en el dedo puede servir para calcular el nivel de coagulación Un sistema parecido al que usan los diabéticos podría servir ahora a los pacientes que toman Sintrom para controlar el nivel de coagulación de su sangre. El dispositivo permite, con un pinchazo en el dedo, ajustar la dosis de fármaco que se debe ingerir. Según The Lancet el control es más efectivo que el análisis que obliga a acudir al hospital. El mayor problema: su elevado precio. Las mujeres sufren un problema de corazón que pasa inadvertido El Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos ha comprobado que las mujeres son más propensas a padecer el síndrome coronario microvascular. Este problema bloquea pequeñas arterias del corazóny produce síntomas similares a la angina de pecho. El riesgo es que la obstrucción no es visible en la mayoría de las mujeres cuando se les somete a un cateterismo. Europa reducirá más los niveles de dioxinas en los alimentos La Comisión Europea introducirá a finales de año límites más estrictos a la presencia de dioxinas y sustancias químicas como los PCB en alimentos. Philip Todd, portavoz comunitario de Salud y Protección al Consumidor, anunció esta medida para reducir el riesgo de unas sustancias que en dosis elevadas están relacionadas con cáncer, esterilidad y alteraciones del sistema nervioso. PEDIATRÍA CALEIDOSCOPIO JOSÉ MARÍA FERNÁNDEZ- RÚA Ocho millones de niños nacen cada año en el mundo con problemas congénitos Más de tres millones de menores mueren a causa de estas dolencias de la Fundación norteamericana March of Dimes revelan que en España 43 de cada mil niños vienen al mundo con algún defectos de nacimiento JORGE SÁINZ MADRID. Unos ocho millones de niños- -aproximadamente el 6 por ciento de los alumbramientos que se producen anualmente en todo el planeta- -nacen cada año en el mundo con diversos problemas de carácter congénito, y más de tres millones de estos menores, de hasta cinco años, fallecen a causa de estas dolencias. Pero además, más de la mitad de los bebés que logran superar sus enfermedades de nacimiento arrastran para siempre algún tipo de discapacidad física o mental, que los incapacita para llevar una vida normal. Estos datos globales de un estudio de la Fundación norteamericana March of Dimes elaborado con estadísticas de 193 países, revela que España registra 43 nacimientos de bebés con algún defecto congénito por cada mil y que el impacto de estos problemas es mayor en lugares en que la población tiene menor poder adquisitivo. De hecho, entre el 94 y el 95 por ciento de las muertes de los menores tiene lugar en países en vías de desarrollo. b Los datos DIABETES Y DIETA l sobrepreso y la obesidad se están convirtiendo en una epidemia en España. El abandono de la dieta mediterránea y la falta de ejercicio se está traduciendo en un aumento preocupante de niños gordos que, de mayores, como decía Marañón, serán gordos. Según estimaciones oficiales, el 35 de los adultos españoles supera su peso idóneo y el 14,5 de la población es obesa. Desde hace tiempo se sabe que la obesidad y el sobrepeso conlleva una serie de riesgos cardiovasculares, pero un equipo de científicos estadounidenses ha subrayado ahora en Annals of Internal Medicine que los obesos tienen un riesgo hasta siete veces mayor de padecer un fallo renal que las personas que no tienen sobrepeso. Para llegar a esa conclusión analizaron los expedientes de más de 320.000 personas, entre los años 1964 a 1985. En estos expedientes figuraban entre otros datos el peso y la altura de cada uno de los pacientes. En esos 26 años de seguimiento, detectaron 1.500 casos de enfermedad renal terminal. Las campañas de información públicas para prevenir la obesidad no son suficientes, como evidencian los datos. La investigación seguirá siendo el eje principal para atajar esta situación que en Estados Unidos, se cobra anualmente 400.000 muertes evitables. El último trabajo sobre esta cuestión lo han protagonizado investigadores estadounidenses y japoneses de las Universidades de California y Fukui. Estos científicos, según las conclusiones del estudio de investigación básica publicado en Cell han descubierto una relación molecular entre una dieta rica en grasas y el inicio de la diabetes tipo 2. Este hallazgo ofrece una información muy valiosa a los científicos que se traducirá en el futuro en el desarrollo de tratamientos terapéuticos que actúen en las primeras etapas de este tipo de diabetes que afecta a más de 200 millones de personas en todo el mundo. E Un bebé se recupera en una incubadora del Hospital La Paz, de Madrid blecer programas de vigilancia de los recién nacidos y fomentar entre las mujeres hábitos saludables durante el embarazo Y es que el estudio también denuncia que cientos de miles de niños nacen con problemas médicos porque sus madres padecieron la rubéola o la sífilis en la gestación. ABC Por último, en cuanto a los diferentes problemas de los bebés, los más frecuentes fueron los malformaciones del corazón, los defectos del tubo neural como la espina bífida, la talasemia y la depanocitosis (desórdenes sanguíneos) y, finalmente, el síndrome de Down. GINECOLOGÍA Un problema subestimado Según los autores del informe, las cifras arrojan luz sobre una nefasta estadística que ha sido subestimada ya que pone el dedo en la llaga por primera vez sobre la enorme cantidad de niños que fallecen a causa de problemas de nacimiento Es una cuestión de salud pública, pero se pueden tomar cartas en el asunto. Las cifras de defunciones que hay en el tercer mundo son muy parecidas a las que había en Estados Unidos en los años 60 dice Jennifer L. Howse, presidenta de la Fundación. Para Howse los pasos inmediatos que se deben dar pasan por educar a los profesionales, buscar e identificar a las parejas con mayor riesgo de tener hijos con desórdenes genéticos, esta- Las mujeres obesas sufren más complicaciones en el embarazo J. S. MADRID. Las mujeres obesas sufren un mayor número de complicaciones, como hipertensión o diabetes, durante los nueve meses del periodo de gestación y, además, sus bebés tienen un riesgo más elevado al de la media de nacer con problemas congénitos, si bien esta relación causa- efecto, aunque sugerida, está a falta todavía de un trabajo científico sobre pacientes más amplio. El estudio, realizado en Estados Unidos y dado a conocer por la revis- ta on line InterScience pone de relieve que la mitad de las mujeres estadounidenses de entre 20 y 39 años tiene problemas de sobrepeso y que casi un tercio son obesas. Los datos indican, por un lado, que esta enfermedad multiplica el riesgo de las embarazadas a quedarse estériles tras alumbrar al bebé y, por otro, que el parto por cesárea es más habitual. Además, el informe señala que los pequeños nacidos de madres obesas tienen más posibilidades de pasar por la incubadora.