Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 2 2006 Nacional 23 La puesta en servicio de la T- 4 se producirá trece años después de gestarse el primer proyecto de ampliación El éxodo de las compañías aéreas a sus nuevos puestos en la terminal se completará esta noche principal. Además, ha instalado 48 máquinas de auto check- in y ha reforzado los puntos de información al pasajero previstos para evitar despistes. El puente aéreo tendrá un área exclusiva a la que se accederá directamente desde la entrada principal. Llegar a la T- 4 Coche y autobús. Sin Metro Un laberinto de carreteras une la terminal 4 con las vías de entrada y salida de la capital. Una de las opciones es circular por la M- 12, conocida como la autopista del aeropuerto, y la única que tiene peaje. Todos los vehículos que pasen por ella, tanto de entrada como de salida de la nueva terminal, tendrán que pagar 1,55 euros. A cambio ofrece rápidos accesos y conexiones con el nuevo edificio y, de salida, hacia la autovía de Barcelona (A- 2) Será esta última carretera la más utilizada quizá por los conductores para llegar a la T- 4. La A- 2 (salida por la M- 14) ya es la vía que conecta el centro de la capital con el resto de terminales de Barajas. La distancia entre estos tres edificios y el nuevo está calculada entre cinco y diez minutos en coche. Ya hay quejas, no obstante, sobre los paneles informativos, que anuncian tarde y de forma poco clara la presencia de la T- 4. Para quienes tengan que acceder al nuevo edificio desde una de las antiguas terminales, la opción será utilizar alguno de los autobuses lanzadera que conectarán todos los inmuebles cada tres minutos. También habrá lanzaderas desde las estaciones de Metro del aeropuerto y desde la parada de Barajas Pueblo, ya que la línea del suburbano no llega hasta la T- 4. Después de meses de rifirrafe político, este tramo que falta para llegar en Metro a la terminal 4 podría estar listo en mayo. Las otras alternativas para llegar serán los autobuses interurbanos y, como opción fija, el taxi. Las compañías aéreas, no obstante, recomiendan acudir con más antelación de lo habitual. El edificio terminal está dividido en tres bloques y seis niveles DANIEL G. LOPEZ Concentrar los vuelos directos de Europa a Latinoamérica MADRID. La puesta en servicio de la nueva terminal no sólo pretende multiplicar la capacidad operativa de Barajas sino convertirlo también en un aeropuerto hub en el sur de Europa al aumentar la conexión entre los mercados nacional, europeo e hispanoamericano. Esto significa que las instalaciones madrileñas funcionarían como una suerte de intercambiador de transportes para distribuir operaciones y concentrar gran parte de las conexiones europeas directas con el viejo continente, del que ya somos puerta natural de entrada. De momento, desde Madrid se opera uno de cada cuatro vuelos europeos directos a Latinoamérica, pero la intención es aumentar esta proporción- -que ya nos sitúa en una posición dominante- -con la apertura de la nueva terminal 4. ca exacta de este espacio pero de menores dimensiones. Para llegar a él hay que viajar bajo tierra en un tren automático que circula permanentemente. El trayecto dura unos cuatro minutos. El equipaje Un viaje bajo tierra Mientras los viajeros que tienen que embarcar en el edificio satélite llegan hasta allí en un tren similar al Metro, su equipaje también viaja bajo tierra. El sistema automatizado de tratamiento de equipajes que se ha instalado en el nuevo Barajas dispone de bandejas de alta velocidad, que permiten deslizar cada maleta a diez metros por segundo. El objetivo, aumentar la capacidad. De hecho, si actualmente las tres terminales antiguas- -T- 1, T- 2 y T- 3- -tratan cerca de 50.000 maletas al día, los nuevos sistemas de la T- 4 tendrán capacidad por sí solos para facturar más de 16.000 bultos, no al día, sino a la hora. La compañía Iberia, principal inquilina de la nueva terminal, ocupará los mostradores centrales del edificio Los vuelos ¿Terminal o satélite? Todos los viajeros que deban despegar desde la T- 4- -situada a cuatro kilómetros al norte de Barajas- -deberán acudir primero al edificio principal, el más amplio, para sacar la tarjeta de embarque y proceder a la facturación del equipaje. Después, el embarque se realizará en el mismo edificio o bien en el satélite dependiendo del destino del viaje. Así, de la terminal grande partirán los vuelos nacionales y con destino a la Unión Europea, mientras que del satélite lo harán el resto de viajes internacionales. Oferta comercial Un balneario en pleno Barajas Un gran balneario urbano encabezará la oferta comercial que podrán disfrutar los pasajeros de la terminal 4. En el nuevo edificio habrá un poco de todo. Desde entidades bancarias a cadenas de ropa, centros de belleza, grandes firmas, jugueterías, oficinas de cambio de moneda, restaurantes y establecimientos de comida rápida. Más información en páginas de Madrid