Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional SÁBADO 4 2 2006 ABC LOS NUEVOS APOLÍTICOS sta semana nos ha contado el CIS que el 60 de los jóvenes no están interesados por la política; les aburre soberanamente. El Estatut les importa un pito y la unidad de España aún menos. Poco después un avispado director de informativos nos anunció que en sus telediarios habrá menos noticias políticas porque la gente está saturada. El empacho previsiblemente incluye la cosa del Estatut la depuración de Fungairiño, la matraca de las víctimas de ETA, el futuro de Maragall y sabe Dios cuántas politiquerías más. Atentos a tan elocuente demanda social quienes observamos con alarma el derrotero de la política esCARMEN pañola deberíamos caMARTÍNEZ llarnos para no aburrir CASTRO a la sufrida audiencia; no hablemos de la crisis nacional; para crisis nos bastan la de ansiedad de Raquel Mosquera y la deportiva del Real Madrid. Hasta ahí llega el drama, ni paso más allá. Estamos ante un curioso fenómeno. No hace tanto en España funcionaba el tópico de que los apolíticos eran de derechas, herederos directos del franquismo. No en vano se le atribuye al dictador la máxima de esta conducta: Haga usted como yo, no se meta en política No había libertad pero si uno no se metía en política se notaba menos. Treinta años después disfrutamos formalmente de un régimen democrático pero si nos metemos en política corremos el riesgo de caer en el peor de los pecados posibles: aburrir al personal. Es mucho más entretenido contar cómo llegó una ballena al Támesis y mucho más lucido un desfile de lencería que una rueda de prensa de Maragall. La política aburre soberanamente frente a las llamadas cuestiones sociales: el tabaco, la violencia de los jóvenes, el hambre en el mundo, el sida, el cambio climático, etcétera. En ese concepto de lo social radica la perversión de los tiempos que vivimos: la trampa del buenismo que han teorizado magistralmente cuatro colaboradores de este periódico coordinados por Valentí Puig. La negación de la política. Todos estamos por la conservación de la naturaleza, todos sabemos que fumar es malo, a todos nos horrorizan los episodios de violencia juvenil. Todos queremos el bien pero discrepamos en los medios para conseguirlo: cómo erradicar el tabaco, cómo educar a los jóvenes o cómo diseñar un desarrollo sostenible. Ahí reside el debate político, legítimo y enriquecedor, pero últimamente dicen que tedioso. Franco elogiaba sus 25 años de paz y ayer Otegi ante la Audiencia Nacional- -ya sin Fungairiño- -anunció una paz justa y duradera para el País Vasco. ¡Qué insólitos defensores de la paz! Uno mediante la dictadura y otro gracias al tiro en la nuca. Intuyo que esta última es una aburrida consideración política pero algunos recalcitrantes seguimos más preocupados por los medios que por los fines. Estamos muy mayores para volvernos, precisamente ahora, apolíticos. E El PSE y el PNV impiden que se aclare el trato de favor de la UPV a los etarras Todos los grupos criticaron al PP por pedir una comisión de investigación b Los socialistas se escudan en que hay que esperar a lo que diga la Fiscalía del Estado y los populares califican de escándalo el portazo del Parlamento ANA ANTOLÍN VITORIA. El PP se quedó solo a la hora de defender que el Parlamento vasco cree una comisión de investigación para aclarar las irregularidades en los expedientes académicos y poner fin así a los privilegios que tienen los presos de ETA para estudiar en la Universidad Pública Vasca (UPV) Todos los grupos, desde el PNV hasta el PSE pasando por EHAK, votaron en contra y negaron que se pueda hablar de irregularidades y de trato de favor por parte de determinados profesores de la UPV a reclusos de ETA, al no existir sentencias judiciales que lo prueben. Acusaron, además, al PP de no querer buscar la verdad, sino tensionar a la sociedad, sin importarles echar por tierra la imagen de la UPV por un interés mediático En el transcurso de un debate tenso y agrio, la parlamentaria del PSE- EE, Isabel Celaá, censuró al PP por haber dicho que la UPV era un cobijo de terroristas y subrayó que las acusaciones contra docentes no son más que presunciones al existir todavía un sumario abierto. Justificó la negativa de su grupo a apoyar la comisión de investigación en que la petición del PP se basa en medias verdades El portavoz del PP, Leopoldo Barreda, pidió una comisión de investigaciónEFE denciones parciales de su condena de forma ilegítima o titulaciones universitarias con expedientes irregulares Barreda pidió al Parlamento vasco revisar dichos expedientes, en concreto los de Elena Beloki o José Ignacio de Juana Chaos, así como exámenes prácticos y presenciales realizados por personas en prisión o en terceros países. El portavoz añadió que es un escándalo que un Parlamento democrático cierre los ojos a las numerosas denuncias de irregularidades y que un partido como el PSOE, que presume de ser alternativa en el País Vasco y que tiene la responsabildiad de gobierno en España, les haga el juego Por su parte, el parlamentario de EB, Oskar Matute, dijo que el informe sobre los privilegios de los presos de ETA es sólo literatura fantástica de la Guardia Civil Que investigue la Fiscalía Argumentó que, por encima de todo, debe primar la consideración ética que impide cualquier manipulación aunque se trate de esta materia, y que era preferible sacar este asunto de la tribuna pública a la espera, al menos, de conocer el resultado de la investigación abierta a instancias de la Fiscalía General del Estado. Celaá dijo al PP que, como démocrata, tenía que ser consciente de que es la Justicia la encargada de investigar y, para justificar su rechazo, aseveró que el resultado de una comisión de investigación sería mucho menos justo que la conclusión de los tribunales. Por su parte, el popular Leopoldo Barreda acusó al rector de la UPV, José Ignacio Pérez, de mentir al Parlamento vasco cuando dijo que no existía ningún informe sobre estas irregularidades. Defendió la propuesta porque la Cámara de Vitoria no puede encogerse de hombros ante la posibilidad de que hasta medio centenar de presos etarras podrían haber obtenido re- El PP denuncia que Ibarretxe vincula el final de ETA con la independencia En la misma sesión parlamentaria, el lendakari, Juan José Ibarretxe, salió en defensa de su compañero de partido y alcalde de Azcoitia, Asier Aranbarri, tras los incidentes que tuvieron lugar en el pleno municipal donde los nacionalistas aprobaron una moción a favor de la reinserción de los asesinos de Ramón Baglietto, el marido de la concejal del PP, Pilar Elías. La presidenta del PP vasco, María San Gil, denunció que Aranbarri hubiera preferido estar cómodo en el pueblo que al lado de las víctimas y aseguró que es el conflicto el que permite al nacionalismo seguir en el poder. Desde la tribuna, Ibarretxe acusó al PP de manipular, confundir y tergiversar y dijo que el primer edil contaba con la legitimidad que da el haber sido el más votado. Asimismo, a la pregunta de San Gil sobre qué ha hecho el lendakari y el PNV para derrotar a ETA en estos 25 años, Ibarretxe replicó que su labor está respaldada por más del 60 por ciento de esta Cámara, que cree que hay un contencioso político y un pueblo que tiene claro que tiene derecho a decidir su futuro Estas palabras llevaron al PP a denunciar que Ibarretxe vincula el final del terrorismo de ETA con el avance de la independencia del País Vasco