Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 2 2006 Nacional LA POLÉMICA DESTITUCIÓN DE FUNGAIRIÑO 13 Acebes exige la marcha del fiscal general y De la Vega replica que el PP ascendió a Fungairiño sin apoyos El Gobierno protege al fiscal general y niega que el relevo sea para suavizar la lucha contra ETA la comparecencia de Conde- Pumpido en el Congreso e insiste en que causa un grave perjuicio a la política antiterrorista sólo por obedecer al PSOE M. M. P. G. R. MADRID ÁVILA. La salida forzada del hasta ayer fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, enfrentó de nuevo al Partido Popular y el Gobierno. Los primeros, porque insistieron en que no se trata sólo de una depuración con matices ideológicos, sino de la eliminación de un obstáculo para las pretensiones que los populares atribuyen al Ejecutivo de negociar con ETA; los segundos, porque lejos de vincular el proceso de paz con una decisión autónoma del fiscal general del Estado, Cándido Conde- Pumpido, reiteraron que contra ETA no hay cambios ni los habrá hasta que no abandone definitivamente las armas Con estos argumentos, el secretario general del Partido Popular, Ángel Acebes, exigió ayer la dimisión de Conde- Pumpido al culparle directamente de cumplir órdenes del Gobierno y causar un grave perjuicio en la lucha contra el terrorismo Se está politizando la Justicia en defensa de los intereses del Partido Socialista dijo Acebes en Ávila. Acebes sostuvo que no es posible tener un fiscal general del Estado que perjudique la lucha por la libertad contra el terrorismo, que esté en manos y sea correa de transmisión de los intereses partidistas de José Luis Rob El PP pedirá Conde- Pumpido, ayer con el fiscal jefe de Asturias, Gerardo Herrero presentarse en su despacho dos días después- -el miércoles- -a las doce de la mañana. Preguntado por Fungairiño, Conde- Pumpido le dijo que no debía llevar documentación sobre ningún asunto concreto. Al día siguiente- -martes- -llegaron al despacho del fiscal- jefe dos oficios del fiscal general: en el primero le preguntaba por qué no le informó sobre la intervención de la Fiscalía en el expediente abierto a un magistrado; en el segundo, sobre el retraso sufrido por un proceso seguido a miembros de Al Qaida. Fue entonces, aseguran las fuentes citadas, cuando Fungairiño supo que iba a ser destituido. Los mismos medios interpretan que la dimisión forzada de Fungairiño forma parte de una purga que el EFE propio Conde- Pumpido anunció cuando, al comienzo de su mandato, habló de la necesidad de un reequilibrio ideológico de la Fiscalía. Un amplio sector de la carrera ha visto en la salida forzada de Fungairiño la eliminación de un obstáculo en la puesta en marcha de la nueva política antiterrorista del Gobierno de cara a la negociación con ETA. Este hecho ha sido desmentido con contundencia por Conde- Pumpido, quien ayer mismo, desde Oviedo, aseguró que la Fiscalía aplica con el máximo rigor las normas en la búsqueda de que los terroristas estén el mayor tiempo posible en prisión siempre que ello sea factible sin torcer la interpretación de la ley y respetando el Estado de Derecho dríguez Zapatero y tildó de escandaloso que la mayoría de los fiscales- -la mayoritaria y conservadora Asociación de Fiscales- haya pedido la dimisión de Pumpido por lo que estamos viviendo estos días Acebes reveló que el PP quiere llevar al Congreso al fiscal general del Estado para que explique los motivos de la salida de Fungairiño de la Audiencia y por qué ha modificado el criterio de la Fiscalía para terminar dando la razón a un criminal como Henri Parot, con 82 asesinatos a sus espaldas La respuesta al PP por parte del Gobierno corrió a cargo de la vicepresidenta, Teresa Fernández de la Vega, tras la reunión del Consejo de Ministros. Como primera providencia, apoyó a Conde- Pumpido- el Gobierno respalda en su autonomía al fiscal general en segundo lugar, se remitió a los criterios de confianza a los que tiene derecho a someterse el fiscal general a la hora de proponer a cargos delicados en las Fiscalías, y tercero, recordó al PP, y de paso a la Asociación de Fiscales, que Eduardo Fungairiño fue ascendido a fiscal jefe de la Audiencia- -y por ende al generalato de la carrera como fiscal de Sala- -por una decisión política de ese partido y sin respetar el criterio del Consejo Fiscal. De hecho, Fungairiño no contó con el aval de ningún miembro de ese Consejo, ni progresista, ni conservador. Además, De la Vega sostuvo que el Gobierno, como las Fuerzas de Seguridad y el Poder Judicial, aplican y aplicarán la ley con extremo rigor contra ETA porque no hay cambios en esa lucha. La familia Portero tacha la salida del fiscal jefe de despreciable La familia de Luis Portero García, fiscal jefe del TSJ andaluz asesinado por ETA, hizo ayer público un comunicado firmado por su viuda y sus cuatro hijos y su yerno, para apoyar al hasta ahora fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, que ha sido recientemente destituido de su cargo, a nuestro juicio de manera despreciable Por ello piden a los fiscales que sigan trabajando por la salvaguarda del Estado de Derecho, alentarles a que sigan poniendo lo mejor de ellos mismos para acabar con el terrorismo de ETA y con todo su entramado político, social, juvenil, cultural y económico Evocan el recuerdo y la sangre que han derramado de Luis- -compañero vuestro- -y de 816 personas más que asimismo han sido víctimas mortales de la barbarie terrorista y denuncian que se equivocan los que no tienen sentimientos de ningún tipo hacia las víctimas del terrorismo, los que no quieren luchar contra ETA con las armas de la democracia y claudican frente a los dictados del poder, doblegándose a las pretensiones de los terroristas. Mal encaminados van los que piensan que las víctimas del terrorismo nos vamos a quedar cruzadas de brazos mientras se nos humilla con todo este escarnio. Con su despreciable acción, Pumpido vuelve a demostrarnos que para nada representa la labor que, como fiscal, le correspondería ejercer: defender la legalidad y velar por su cumplimiento efectivo. Sus acciones y omisiones deshonran a los fiscales en ejercicio y sobre todo a aquellos que, como Luis Portero o Carmen Tagle, han sido asesinados a manos de los terroristas de ETA, víctimas cuyo sentido de la justicia y dignidad, así como sus vidas y su memoria hemos llevado, llevamos y llevaremos siempre sus familiares en nuestros corazones