Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional VIERNES 3 2 2006 ABC cero B, ya que al parecer ambas tienen por costumbre comunicarse cada vez que tienen que abandonar la vivienda, según confirmaron algunos vecinos. Apenas llegó al rellano de la escalera vio cómo su compañera pedía auxilio a gritos mientras era empujada al interior del piso. Incluso fue vista por uno de los atracadores que intentó retenerla, pero ella logró zafarse y huir hasta la vivienda donde trabaja, desde la que llamó a la Policía. Cuando el primer patrullero llegó, la empleada de hogar contó lo que había visto y también dijo que los ladrones se habían encerrado en el piso, lo que inmediatamente llevó a pensar que se estaba ante un robo con rehenes. Consecuentemente, saltaron todas las alarmas que en minutos dieron como resultado un extraordinario despliegue policial, de bomberos y ambulancias. Aficionado al tiro olímpico La realidad era muy distinta. Tanto que los pocos minutos transcurridos desde el momento en que la empleada de hogar vio a los ladrones empujar a su compañera y la llegada de la Policía fueron suficientes para que los ladrones redujeran a la criada y registraran el piso en busca de la caja fuerte que hallaron oculta dentro de un armario y con tan escaso o nulo anclaje que no les fue difícil arrancarla de cuajo y llevársela a peso. A falta de una confirmación oficial, ayer se especulaba con que, además de dinero y joyas, la caja también contuviera algún arma, dada la afición de su dueño al tiro olímpico. Cuando la Policía cercó la manzana y tomó posiciones para liberar a la que suponían rehén, los individuos ya se había dado a la fuga, probablemente por la puerta de servicio, aunque no se descarta que lo hicieran utilizando una ventana que les permitió llegar a la azotea. Tras hora y media de espera por si se producía algún movimiento de los ladrones, los GOES irrumpieron en la vivienda, donde lo único que encontraron fue a la empleada, con una crisis nerviosa, encerrada en una especie de amplia alacena situada en la cocina. Agentes de los GOES de la Policía salen del edificio en el que se produjo el suceso AFP Tres encapuchados asaltan un piso en Sevilla tras amordazar a la asistenta Se llevaron una caja fuerte en la que el dueño guardaba joyas y dinero b Los delincuentes, que hablaban con acento andaluz, lograron huir antes que llegara la Policía, cuyo despliegue para sellar la zona causó un extraordinario revuelo JOSÉ L. GARCÍA SEVILLA. Una alarma inusitada para lo que al final no pasó de ser un robo en una vivienda fue ayer el denominador común de las tres largas horas vividas a partir del mediodía en torno al número 6 de la céntrica calle Génova, en la frontera de los barrios sevillanos de Los Remedios y Triana, donde tres individuos encapuchados y con claro acento andaluz, según los testigos, entraron a punta de escopeta y, tras atar y amordazar a la empleada de hogar, lograron llevarse una caja fuerte en la que se contenían joyas y dinero en una cantidad que no ha trascendido. Los hechos se precipitaron a partir de las doce del mediodía y en buena parte estuvieron favorecidos por una sucesión de casualidades que facilitó la acción de los ladrones, que tanto se encontraron con un bloque de viviendas con la puerta abierta como con una empleada de hogar que confundió la llamada de los atracadores con la de una compañera a la que esperaba. La reconstrucción inmediata de los hechos llevó a la determinación de que los tres delincuentes aprovecharon que el portero del bloque había salido a tomar café a un bar situado frente al bloque donde prestaba servicio. Y había dejado la puerta abierta. En un instante, los asaltantes subieron a la tercera planta y llamaron al piso B, propiedad de José Miguel Mañas, un empresario relacionado con el sector inmobiliario. La respuesta obtenida no fue sino la apertura confiada de la misma por parte de Dolores, la empleada de hogar, que esperaba en ese momento a una compañera que presta servicio en otro piso del mismo bloque, en el que viven distintos fami- liares del propietario del tercero B, incluida una hija que ocupa un piso en el primero B. Pero la mujer, de unos 50 años, vecina de Coria del Río y empleada en la misma casa desde hace más de un década, lo que se encontró de frente fue a los tres atracadores que, con sus rostros ocultos bajo capuchas, la arrastraron al interior de la vivienda. En ese instante, la otra empleada de hogar, como cada día, se dirigía al ter- Interior promete a la Policía mejoras salariales ABC. El ministro del Interior, José Antonio Alonso, anunció ayer en Ávila que la política de su Departamento irá dirigida a la modernización de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como a la mejora de las retribuciones de todos sus miembros. Alonso realizó estas declaraciones durante el discurso con el que concluyó la jura y entrega de títulos a los 2.061 componentes de la Promoción XX- A de agentes del Cuerpo Nacional de Policía, cuya celebración tuvo lugar en el Centro de Formación de Policía. M. MARTÍN