Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN VIERNES 3 2 2006 ABC El nuevo sistema de financiación no se aplicará al menos hasta el año 2008 El Gobierno negociará con la UE establecer un IVA minorista para las autonomías y CiU incluye una gestión consorciada del Catastro, en la que participarán la Comunidad autonóma, Hacienda y los ayuntamientos YOLANDA GÓMEZ MADRID. El nuevo sistema de financiación que se incluirá en el Estatuto de Cataluña no entrará en vigor al menos hasta 2008, según los plazos que figuran en el propio texto pactado y, fundamentalmente, los que marcará la negociación del nuevo modelo financiero con todas las comunidades autónomas. El acuerdo cerrado entre el Gobierno y CiU establece que los preceptos sobre financiación pueden aplicarse de forma gradual atendiendo a su viabilidad financiera aunque, eso sí, fija un plazo máximo de cinco años para que todas las medidas estén plenamente en vigor. Pero, además, el Ejecutivo pretende extender el modelo pactado con Cataluña al resto de comunidades autónomas, y para ello hay que abrir un proceso negociador que difícilmente se podrá cerrar en lo que queda de ejercicio, si tenemos en cuenta lo que se tardó en negociar las dos reformas anteriores. Aunque en el Estatuto se definen las claves de este nuevo modelo, como la mayor cesión de IRPF, IVA o Impuestos Especiales, y se establecen algunos parámetros y limitaciones a la solidaridad con el resto de territorios, éste no se podrá aplicar en Cataluña hasta que no se defina, con exactitud, en qué consistirá el fondo de suficiencia y qué necesidades se van a garantizar por igual a todas las regiones españolas. Y esto es lo que hay que negociar con todas las comunidades autónomas. Entre las novedades que incluye el acuerdo está la cesión de capacidad normativa sobre IVA e Impuestos Especiales en su fase minorista, es decir el que paga el consumidor final. Como estos tributos están armonizados con la Unión Europea, el Gobierno va a negociar la posibilidad de establecer un IVA minorista para las comunidades autónomas. También ha abierto ya negociaciones para permitir que los gobiernos regionales puedan subir el Impuesto sobre Hidrocarburos y el de Electricidad. Sin embargo, ambos trámites pueden ser muy largos ya que no existen precedentes en otros países de la Unión Europea. Con estas medidas se trataría de aumentar la capacidad fiscal de las comunidades de modo que las que necesiten más recursos puedan obtenerlos subiéndole los impuestos a sus ciudadanos, no pidiéndoselo al Estado. Otra de las novedades del acuerdo sobre el Estatuto, es la creación de un consorcio para gestionar el Catastro, en el que participarían tanto los ayunb El pacto entre el Gobierno Más inversiones para Cataluña El texto pactado no incluye, finalmente, la devolución exacta de lo que el Gobierno catalán llama deuda histórica en infraestructuras, y que supera, según sus cálculos, los 2.000 millones de euros. Para saldar ese déficit de inversión, que según el Gobierno central y la Generalitat se ha producido fundamentalmente en los últimos quince años, se establece, sin embargo, que durante siete ejercicios el reparto de inversiones estatales en Cataluña se realice en función del peso del PIB regional en el conjunto de España. Si este criterio se hubiera aplicado ya en 2006, el Estado hubiera invertido 800 millones más en esta región. El Ejecutivo dice que se compensará a las regiones más pobres con inversiones financiadas con otros fondos. tamientos, como la Generalitat y la Hacienda estatal. Ahora, el Catastro lo gestiona el Ministerio de Economía y Hacienda. También se abre la posibilidad de que cada Comunidad cree sus propios Tribunales económico- administrativos para resolver en esta vía las reclamaciones que los contribuyentes puedan presentar contra actuaciones de la agencia tributaria autonómica, que gestionará los impuestos propios y los cedidos por el Estado. Gobierno y CiU, sin embargo, no se han puesto de acuerdo sobre los impuestos que gestionará el consorcio. Aunque en un primer momento sólo se incluirá el IRPF y el Impuesto sobre el Patrimonio, la aspiración de CiU y de la Generalitat es que también se incluyan el IVA y los Impuestos Especiales, por lo que el texto del acuerdo deja la puerta abierta a una cesión posterior de la gestión de estos tributos. Ruiz- Gallardón y Esperanza Aguirre estampan ayer su firma en la Puerta del Sol para promover el referéndum IGNACIO GIL Rajoy resalta el sentido común de su campaña de firmas, que suman ya el medio millón ABC SANTANDER. El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, pidió ayer en Santander, ante más de 4.000 personas, apoyos al plan para reclamar un referéndum sobre la reforma del Estatuto catalán. El líder de la oposición manifestó en su discruso que quien diga que el nuevo Estatuto es bueno para Cantabria- -en alusión al apoyo de los máximos representantes del Gobierno cántabro, la coalición PSOE y PRC- es que tiene un colosal sentido del humor o unas enormes ganas de reírse de la gente Dichas declaraciones de apoyo al Estatuto propicia- rán que vamos a tener presidente del PP en Cantabria aseguró Rajo. En su campaña de recogida de firmas, Rajoy destacó que no está debatiendo contra la izquierda ni contra los socialistas, sino contra personas que están realizando planteamientos estratosféricos, que nada tienen que ver con el interés de los españoles En cualquier caso, el presidente del PP cuestionó por qué se le critica por pedirles firmas a los españoles aludiendo al concepto de la democracia que tienen algunos, que resulta verdaderamente sorprendente Así, destacó que el debate sobre el Estatut no es ideológico, sino de de- fensa del sentido común, de la Constitución y de los grandes acuerdos nacionales, como que España es una nación y que los españoles son iguales en derechos, deberes y obligaciones, lo mismo vivan en Santander, en mi pueblo o en la isla de La Gomera destacó Rajoy en la capital cántabra. Precisamente, el presidente del PP anunció ayer que empleará su primera pregunta parlamentaria a Rodríguez Zapatero, para exigirle datos sobre el acuerdo que el Ejecutivo ha alcanzado con CiU sobre la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña. Por otra parte, el PP abrió ayer oficialmente en Madrid la campaña de recogida de firmas en un acto en la Puerta del Sol, al que acudieron juntos la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y el alcalde, Ruiz- Gallardón. Según datos facilitados por el secretario general del PP, Ángel Acebes, en sólo cuatro días se han recogido más 500.000 firmas en toda España.