Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN VIERNES 3 2 2006 ABC Maragall se suma a la presión del PSOE sobre ERC y condiciona el tripartito a que apoye el Estatuto Las asambleas locales de Esquerra apostarán hoy por el no al texto catalán traslada a ERC la responsabilidad acerca del futuro del pacto y le reclama coherencia para que el Gobierno catalán agote la legislatura IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. La continuidad del Gobierno tripartito también depende de Esquerra Con esta constatación, el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, situaba ayer la pelota sobre el tejado de los republicanos y trasladaba a Josep Lluís Carod- Rovira la responsabilidad sobre el futuro del Ejecutivo catalán, después de que el portavoz de ERC afirmara esta semana que tendrán que echarnos del Gobierno La advertencia del presidente catalán llegó ayer acompañada de nuevos mimos del PSC hacia sus socios de gobierno para que reconsideren su oposición al Estatuto pactado por el PSOE con CiU y den su apoyo al texto que ya ha sido aceptado por los otros dos socios del tripartito, PSC e ICV. Pero implica de hecho un acercamiento de Maragall a las tesis defendidas por el PSOE, en el sentido de que sería insostenible un gobierno en el que el socio minoritario pida el voto en contra del Estatuto en el referéndum que deberá ratificar el texto en Cataluña. Maragall, interpelado por Carod sobre el futuro del gobierno tripartito durante la sesión de control parlamentario en la Cámara autonómica, aseguró que su apuesta por la continuidad del ejecutivo que preside es total pero responsabilizó a Esquerra de una eventual ruptura si finalmente opta por el no al Estatuto. b El presidente LAS FRASES Pasqual Maragall Presidente de la Generalitat La estabilidad exige coherencia y, por tanto, sé que apoyaremos juntos el proyecto de Estatuto que empezamos juntos Josep Lluís Carod- Rovira Presidente de ERC El Estatuto no nos satisface, pero seguiremos trabajando hasta el último momento por si el acuerdo es posible con toda seguridad, un no rotundo al Estatuto pactado por Artur Mas del que se excluye la definición de Cataluña como nación. Además, los republicanos empiezan a soñar con un escenario inmediato que suena a pesadilla para CiU: un debate en la Comisión Constitucional en el que ellos puedan recuperar la bandera del nacionalismo mientras los convergentes se ven obligados a plegarse a las exigencias del PSOE, votando en contra de la nación catalana y sus derechos históricos Carod reta a Maragall Así las cosas, Carod- Rovira quiso calibrar ayer hasta adónde llegaba el plante de Pasqual Maragall ante el PSOE y, tras asegurar que el Estatuto no nos satisface, pero seguiremos trabajando por si el acuerdo es posible recriminó al dirigente socialista que Madrid- -aunque mande el PSOE- -siempre pacta con la derecha local Carod hizo un balance positivo de los dos años de gestión del tripartito al frente de la Generalitat, especialmente en políticas sociales, para preguntarle a continuación a Maragall cómo encara la segunda mitad de la legislatura Especialmente tras la consecución de un nuevo marco institucional aplaudido por dirigentes socialistas tan próximos al presidente catalán como Juan Carlos Rodríguez Ibarra o Alfonso Guerra. Maragall compartió el balance positivo del tripartito e insistió en su preferencia por el pacto con ERC, pero ayer empezó a poner condiciones. peraba el portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, y mantienen la exigencia de mejoras en materia de financiación, Maragall empezó a ponerse ayer en lo peor. Una cosa es marcar su territorio ante el PSOE y recordarle a José Blanco que es el PSC quien decide en Cataluña, y otra admitir la viabilidad de un gobierno en esas condiciones, vienen a reconocer los socialistas catalanes. Máxime, cuando las próximas citas de Esquerra obligan a ser pesimistas en este ámbito. Hoy, la dirección republicana afrontará once asambleas locales en las que sus bases le reclamarán, Zaplana y Rubalcaba, en una charla distendida para hablar sobre el Estatut ERC necesita el Estatuto Depende de ustedes- -señaló el presidente catalán- Es mi apuesta, la de mi partido, la de Iniciativa, y espero que sea también la suya. La estabilidad exige coherencia y, por tanto, sé que apoyaremos juntos el proyecto de Estatuto que empezamos juntos y que, no nos engañemos, no habría llegado hasta donde ha llegado sin nuestro gobierno y sin la coalición que le da apoyo No contento con esta advertencia, Maragall aún dejó a Carod un segundo aviso: El Estatuto necesita el apoyo de Esquerra tanto como Esquerra necesita hacer suyo el nuevo Estatuto Atrás quedan las declaraciones de apoyo inquebrantable de un Maragall convencido de que Esquerra volvería al redil del Estatuto pactado con el PSOE tras escenificar durante unos días el rechazo a lo acordado por Artur Mas. Una vez comprobado que los republicanos no se conforman con algún avance en competencias, tal y como es- La Generalitat llama caso aislado al de la escuela de Badalona, pese a ser la cuarta sentencia en contra Á. MARÍN M. F. BARCELONA. El Gobierno catalán hizo ayer una cerrada defensa del modelo de inmersión lingüística en la enseñanza por boca del propio presidente Pasqual Maragall y de varios consejeros. Marta Cid, responsable de Educación, aseguró que la situación lingüística en los colegios no cambiará pese al auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que obliga a escolarizar en castellano a un niño de 7 años, alumno de segundo de primaria del colegio Feliu i Veguès de Badalona. La consejera Cid denunció el intento de politizar el auto judicial y sostuvo que afecta a un caso aislado Sin embargo, no es ésta la primera sentencia del TSJC que reconoce el de la Asociación por la Tolerancia, a incluir en los formularios de matriculación una casilla donde las familias expliciten la lengua materna de sus hijos, algo que dejó de hacerse a partir del curso 1998- 99. PP: ni conflicto ni enfrentamiento derecho de los padres a elegir el castellano como lengua de escolarización de sus hijos hasta los 7 años. En 1993, el alto Tribunal catalán requirió a la Generalitat que escolarizara a un grupo de niños en su lengua materna, ante el recurso de un centenar de padres agrupados en la coordinadora Cadeca, que pidió que sus hijos recibieran la enseñanza en castellano. Pese a que Cadeca recurrió al Supremo para que se reconociera ese mismo derecho a partir de los 7 años, este tribunal falló en ese punto a favor de la Generalitat en mayo de 1996. Otras dos sentencias del TSJC, una de septiembre de 2004 y otra de noviembre de 2005, instan a la Generalitat, tras sendos recursos de la asociación Convivencia Cívica Catalana y Por otra parte, el diputado del PP catalán, Rafael López, negó ayer en el Parlamento autonómico que exista ni conflicto ni enfrentamiento lingüístico entre las dos comunidades por el uso del catalán o del castellano, aunque sí una falta de respeto al derecho y la libertad de los padres que reclaman clases en lengua castellana para sus hijos. López instó al tripartito a cumplir la sentencia del TSJC y a no tener miedo Desde la desaparición del franquismo, la última vez que he tenido miedo de perder mis derechos y libertades fue con el Gobierno del PP respondió el consejero jefe, Josep Bargalló, tras afirmar que en Cataluña no se persigue a nadie por hablar en castellano.