Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 2 2006 91 España sigue líder de su grupo en el Europeo de balonmano tras sumar otra victoria, ante Ucrania (31- 29) VALENCIA DEPORTIVO 1 1 Alineaciones del pasado miércoles Valencia (4- 4- 1- 1) Butelle; Miguel, Raúl Albiol, Marchena, Moretti; Angulo, Albelda, Baraja, Regueiro; Aimar; y Villa. Deportivo (4- 2- 3- 1) Molina; Manuel Pablo, Jorge Andrade, Juanma, Capdevila; Coloccini, Duscher; Scaloni, Sergio, Munitis; y Arizmendi. Alineaciones de ayer Valencia (4- 4- 1) Butelle; Miguel (Kluivert, m. 74) Raúl Albiol, David Navarro, Moretti; Angulo, Albelda (Aimar, m. 78) Baraja, Regueiro (Fabio Aurelio, m. 87) y Villa. Deportivo (4- 4- 2) Molina; Manuel Pablo, Coloccini, Juanma, Capdevila; Víctor (Rubén, m. 80) Duscher, De Guzmán, Munitis; Senel (César, m. 79) y Arizmendi (Sergio, m. 90) Árbitro Megía Dávila (Comité Madrileño) Amarilla a Miguel, Manuel Pablo, Duscher, De Guzmán y Angulo. Roja a Marchena (m. 8) y al masajista y al preparador físico del Valencia. Goles 1- 0, m. 44: Villa. 1- 1, m. 70: Víctor, de penalti. VESTUARIOS Uno de los técnicos del Deportivo observa las gradas vacías de Mestalla en el partido entre el Valencia y el equipo gallego EFE Un penalti inexistente decide que el Deportivo se meta en las semifinales Ante un Mestalla vacío, Megía Dávila fue el gran protagonista JAVIER DOMÉNECH VALENCIA. El Deportivo se clasificó para las semifinales de la Copa. Dos penaltis muy dudosos, uno en cada uno de los partidos de esta eliminatoria, le han servido para acceder a ellas. En un Mestalla vacío se reanudó ayer un encuentro que había quedado suspendido en el último minuto de la primera parte de la vuelta por el monedazo que sufrió uno de los árbitros asistentes. Ayer todo fue muy diferente al pasado miércoles. Lo único que tuvo continuidad fue el saque de centro del Deportivo después del gol que siete días antes había marcado Villa y que dejaba igualada la eliminatoria. Quique Sánchez Flores introdujo un cambio respecto al que tenía la semana pasada. Llevado por el marcador, retiró a Aimar y dio entrada a David Navarro. Central por medio punta para dejar un dibujo habitual cuando se está con un hombre menos, el 4- 4- 1. En el Deportivo el esquema era igual al que tenía hace siete días, pero las circunstancias obligaron a Caparrós a realizar cambios. Jorge Andrade, por lesión, y Scaloni, por su traspaso al West Ham inglés, no podían jugar. Sus sustitutos, De Guzmán en el medio centro- -haciendo pasar a Coloccini al centro de la defensa- -y Víctor como interior Albelda: Me siento estafado; el arbitraje ha sido premeditado J. D. VALENCIA. Muy molesto y enfadado estaba todo el Valencia por la actuación de Megía Dávila. Pero quien tomó el mando de tamaña rebelión fue el capitán Albelda, autor del polémico penalti: Para mí ha sido premeditado y sabía lo que venía a pitar. Me siento estafado en mi trabajo y no cargo contra todo el estamento arbitral sino contra Megía Dávila. Le he dicho que no podía pagar con nosotros el monedazo. Los jugadores no somos culpables y añadió que Megía sabía que no era penalti y venía precedido de dos o tres faltas con una ley de la ventaja para el contrario. Ha sido el colmo de los colmos. Es triste que los protagonistas sena los árbitros y luego los consejeros y presidentes En parecidos términos se expresó Quique Sánchez Flores: Hemos hecho una magnífica Copa. la única forma de sacarnos era ésta. Primero nos sacaron del partido en Riazor, después nos sacaron a la gente de Mestalla y ahora nos han sacado de la eliminatoria. Ante esto tranquilidad y serenidad El técnico comparó lo ocurrido con un robo: Es como si entro en casa y no hay nada dentro Hasta Juan Soler, presidente del Valencia, se sumó a las críticas: Nadie puede considerar eso un penalti. Es lamentable que se señalice esa jugada. Es para estar indignado y mi rabia es por esta afición que no se merece lo que se le ha hecho pasar. No hay derecho a que estas cosas pasen en el fútbol derecho. Además cambió de medio punta y alineó al filial Senel. Lógicamente también cambió la actitud con la que ambos equipos estaban en el momento de la suspensión. Con la eliminatoria perdida el Valencia estaba alocado en busca del gol de la esperanza. El equipo gallego, todo lo contrario. De verlas venir a tener que asumir más protagonismo con el balón en su poder. Apuesta por el orden Ayer, Quique apostó por el orden. La misión era no encajar ningún gol. Así se garantizaba llegar a la prórroga. El entrenador arropaba bien su portería, dejaba que el balón lo tuviera en su zona de retaguardia el rival y salía con rapidez a la contra. En ningún caso firmaba el 1- 0. Pero cuando el Valencia tenía controlado el partido y llegaba con más peligro a Molina que el Deportivo a Butelle se produjo la jugada decisiva de la Fuera del estadio más de dos mil aficionados del Valencia trataron de animar con gritos y tracas a su equipo eliminatoria. Una pérdida de balón de Albelda originó una contra que concluyó con Senel cayendo en el área valencianista ante la entrada del mismo Albelda. Más que penalti dudoso, penalti inexistente. Si en la ida el agarrón de Carboni podía ser castigado con pena máxima, aunque casi nunca se pita, la acción de ayer de Albelda no es penalti. Esa decisión sentenció la eliminatoria. Víctor no perdonó y acabó con la ilusión del equipo blanquinegro. Como ya hizo Quique el pasado domingo en Liga contra el Zaragoza, de perdidos al río. Quemó todas sus naves y puso a Kluivert y Aimar para intentar el milagro. El Deportivo se atrincheró atrás. Con lo que había sufrido en esta eliminatoria no era cuestión de arriesgar. Se dejó acorralar por el Valencia. Pero las prisas no son buenas y es difícil encontrar situaciones de gol con un hombre menos y con la presión del reloj. Mucho colgar balones, pero muy complicado aprovecharlos. Nadie duda de la fe que le puso el Valencia, pero al final se le esfumó el sueño de la Copa. Pese a ello, los jugadores locales salieron al balcón del estadio para agradecer su apoyo a los dos mil aficionados que se habían dado cita en los aledaños del mismo, e incluso les regalaron sus camisetas y algún pantalón...