Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 Economía JUEVES 2 2 2006 ABC ENRON, GREENSPAN Y EL BUEN GOBIERNO l código de buen gobierno de las empresas cotizadas no ha dejado a nadie indiferente. No podía ser de otra manera porque no lo cumple ninguna de las empresas del Ibex. Su presentación ha coincidido con el inicio del juicio al presidente de Enron, el símbolo de los excesos del capitalismo. Para evitar asociaciones populares conviene recordar dos obviedades. Primera, ningún sistema de gobierno, por eficaz y justo que sea, va a acabar con los delincuentes. Segunda, no hay relación alguna entre normas de buen gobierno, entre la estructura de los consejos de FERNANDO administración y la renFERNÁNDEZ tabilidad de las empresas. El buen gobierno de las empresas no es una conquista democrática. No ha de perseguir llevar a la empresa los valores sociales dominantes. No es el lado social de la economía de mercado. Se inscribe en un objetivo más técnico, aburrido y profesional. Se trata de evitar situaciones de tráfico de influencia, de información privilegiada y de respeto a los derechos de los accionistas minoritarios. Nada más. Estos objetivos no son fáciles; no hay soluciones técnicas ni políticas generalmente aceptadas; no hay evidencia empírica concluyente; ni doctrina establecida; ni siquiera experiencias internacionales indiscutidas. Son muchas las voces que en Estados Unidos empiezan a pensar que se ha ido demasiado lejos con la ley Sarbanes- Oxley. En los mercados emergentes, miran con preocupación el posible contagio legal que se traduce en un aumento casi prohibitivo de los costes asociados a cotizar y dificulta el desarrollo de mercados de renta variable en moneda local. No es bueno un sistema que por exceso de celo, regulaciones políticamente correctas, desconfianza crónica o falta de diálogo, desincentive el capitalismo popular y limite el atractivo de los mercados organizados. El proyecto contiene, a mi juicio, algunos excesos en el tratamiento de los consejeros independientes, de la igualdad de género, de las funciones de las juntas de accionistas y de los vicepresidentes independientes. Temas todos ellos opinables, que como el propio presidente de la CNMV reconoce, pueden y deben ser discutidos. La propia Bolsa está preparando un informe; las sociedades cotizadas se harán sin duda oír. No hay urgencia. No hay alarma social. Con o sin código desgraciadamente seguirá habiendo delincuentes. Ayer se jubiló Greenspan después de 18 años al frente de la Reserva Federal, un período muy superior al que ningún código recomendaría. Su política, totalmente discrecional, desafiaba cualquier regla monetaria. Sus mensajes eran un monumento a la opacidad. Y sin embargo, ha sido un excelente presidente. Los mercados de capitales americanos han experimentado un auge sin precedente. Porque ningún código puede obviar que la gestión económica es un arte. Exige normas claras, requiere transparencia, pero no estoy tan seguro que exija certificados de buena conducta. Iberia pagará a Aena 203 millones al año por operar la nueva T 4 de Barajas Mullor considera un handicap que el metro no llegue a la instalación convertir a la T 4 en el cuarto centro de distribución de pasajeros de Europa, después de París, Londres y Fráncfort A. POLO MADRID. Iberia abonará este año a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) un total de 440 millones de euros en concepto de alquiler de terminales, tasas y servicios aeroportuarios. Cerca del 45 de este montante (203 millones de euros) corresponde a la nueva terminal T 4 del aeropuerto Madrid- Barajas, que el próximo sábado 4 de febrero será inaugurada oficialmente por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En términos netos el abandono de las terminales T 1, T 2 y T 3 en las que ha venido operando 72 años y el traslado a la nueva instalación aeroportuaria tendrá un sobrecoste anual de 35 millones de euros para la compañía, que en conjunto ha invertido alrededor de 60 millones de euros con cargo a su balance de 2005. El consejero delegado de Iberia, Ángel Mullor, se mostró ayer satisfecho con la terminal diseñada por el estudio de arquitectos Lamela, en la medida que garantizará durante los próximos veinte años las necesidades de crecimiento de la compañía, partiendo de una capacidad anual para atender a 50 millones de pasajeros. Su deseo es que la espaciosa y luminosa T 4 se convierta por derecho propio en el cuarto hub (centro de distribución de pasajeros y carga) de Europa, después de los aeropuertos de Heathrow (Londres) Charles de Gaulle (París) y Fráncfort, y el primero en los vuelos que tienen a Iberoamérica como origen y destino. b La aerolínea quiere E Aspecto que ayer ofrecía la zona comercial de la T 4 A. POLO Rematar los detalles La nueva T 4 que Iberia y el resto de compañías integradas en Oneworld comenzarán a operar el próximo domingo está prácticamente concluida. A falta de una última limpieza en profundidad, las enormes salas de facturación, de recogida de equipajes y de tránsito entre los dos edificios terminales están en disposición de acoger a los primeros pasajeros. Sin embargo, la sombra de la duda surge en la zona comercial, donde ayer grupos dispersos de trabajadores se afanaban en rematar los últimos detalles, quizás demasiados, para el poco tiempo que resta. Es seguro que algunas tiendas de firmas internacionales no puedan abrir sus puertas a tiempo. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, acudirá el sábado junto a Zapatero a inaugurar las nuevas instalaciones y posteriormente supervisará el traslado de Iberia. Mullor reconoció que la falta de un servicio metropolitano hasta las nuevas instalaciones representa un handicap que la comunidad de Madrid solventará en teoría a lo largo de 2007, aunque oficialmente no nos han comunicado nada según precisó. Iberia continuará operando el 50 de sus vuelos diarios (alrededor de 1.100) desde Barajas hasta noviembre, mes en el que espera que Aena le conceda nuevos derechos de vuelo slots para comenzar a poner en marcha su estrategia de expansión en rutas intercontinentales. Con el cambio a la nueva T 4, que ha afectado a 8.000 trabajadores, se pone fin a quince meses de trabajo, que culminarán en la madrugada del domingo con el traslado de 40 aviones, 654 equipos de tierra, 800 carros, 60 equipos de mantenimiento e ingeniería, 282 ordenadores, más de 6.000 cajas con documentación y numeroso equipaje. Ofensiva de Arcelor y de Mittal en Madrid para conseguir el apoyo del Gobierno español J. G. N. MADRID. Lakshimi Mittal, presidente de Mittal Steel, el primer grupo siderúrgico del mundo, se reunirá hoy con el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, para explicarle la opa que ha lanzado sobre Arcelor. Este empresario indio, que ya se ha reunido con los gobiernos de Luxemburgo y Francia, trata de obtener apoyos a su opa y romper la alianza que están formando varios países europeos contra la operación de fusión de ambas compañías. Ayer también se entrevistó con la comisaria de Competencia de la UE, Neelie Kroes. El primer ministro luxemburgués, Jean Claude Juncker, declaró en París, tras reunirse con el presidente galo, Jacques Chirac, que la opa exige una reacción no menos hostil por parte de los gobiernos europeos. Este frente gubernamental ha provocado ya las primeras reacciones en la India, cuyo ministro de Comercio, Kamal Nath, ha transmitido su preocupación al comisario de Comercio de la UE, Peter Mandelson, por la hostilidad de los gobiernos europeos a la opa. El director financiero de Arcelor, Gonzalo Urquijo, se reunió ayer con el secretario de Estado de Economía, David Vegara, para explicarle las consecuencias negativas que tendría la opa. Los sindicatos siguen criticando la operación. CC. OO. afirma que la opa tendría efectos traumáticos entre los 94.000 empleados de Arcelor y UGT ha pedido al Gobierno un pronunciamiento inequívoco en defensa del sector.