Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 2 2006 Madrid 43 Nació como oposición a la dictadura y murió con la llegada de la democracia. Los fundadores del grupo Estampa Popular de Madrid eligieron una técnica de bajo coste- -el grabado- -para realizar un arte comprometido con la crítica social y política Armas de papel TEXTO: MABEL AMADO MADRID. Retrocedamos en el tiempo hasta febrero de 1963. Estamos en la Galería Quixote, situada en la madrileña Plaza de España, donde el grupo Estampa Popular inaugura una exposición de grabados. Una de las obras que se exhiben, firmada por Manuel Ortiz Valiente, es especialmente arriesgada pues muestra la imagen de Miguel Hernández tras los barrotes de la cárcel y unos versos explícitos. Cuando los presentes avistan la presencia de algún sospechoso dan la vuelta al grabado. El dorso describe entonces una imagen menos agresiva y de significado menos directo. Esta anécdota que Víctor Nieto Alcaide recuerda en el catálogo de la exposición Estampa Popular de Madrid. Arte y Política (1959- 1976) resume las tensiones políticas en las que surgió este comprometido grupo artístico. Para adentrarnos en la historia y el fecundo legado de este movimiento realista, podemos acercarnos al Museo Municipal de Arte Contemporáneo, espacio que ha transmutado su sala para retrotraer al público hasta los años sesenta. En ese contexto y en esa época, Estampa Popular surge como reacción a una crisis profunda en el campo del arte, con el desplome del Informalismo y la aparición de nuevas alternativas- -Pop Art, Abstracción Geométrica, Nueva Figuración, Realismo... La sección madrileña, precursora del movimiento en 1959 de la mano del artista José Ortega, es la que ocupa esta exposición que ayer presentó el director del Museo, Eduardo Alaminos, junto a los comisarios de la misma, Antonio Leyva y Clemente Barrena. Grabado de Adán Ferrer (1963) Cuarenta y seis años han pasado desde que vio la luz la primera exposición de Estampa Popular. Corría mayo de 1960 y en la sala de la Librería Abril, de la calle del Arenal, se exponían los grabados de Javier Clavo, Luis Garrido, Manuel Ortiz Valiente, Pascual Palacios Tardez, Dimitri Papagueorguiu, Antonio Valdivieso y Ricardo Zamorano. Aunque la exposición actual no recoge obras de tan dilatada esfera temporal- -sólo de los años sesenta- -sí ofrece una perspectiva amplia de un movimiento artístico que, entre 1959 y 1976, fomentó secciones en otras provincias españolas. Tras el cierre de la exposición, la colección completa- -a excepción de los dos grabados de Saura- -pasará a formar parte de los fondos del Museo Municipal de Arte Contemporáneo. Con esta inclusión se cubrirá una secuencia histórica de gran valor en el arte gráfico. Se da la circunstancia de que ya hay una persona interesada en realizar su tesis doctoral sobre estos fondos... Obra de José Antonio Alcacer. Grabado en madera a la fibra de 1964 ción exhibe una selección de carteles realizados con motivo de algunas de las exposiciones celebradas por Estampa Popular a lo largo del tiempo, La Declaración de principios del grupo fundacional de Madrid (1959) -que recorre las paredes de la sala en invita a un paseo por sus artículos- además de folletos y la carpeta dedicada al poeta Miguel Hernández (1969) La recopilación de todo este material, como recuerda Alaminos, no ha sido fácil. Sin embargo, tras un año de intensa búsqueda pero con la buena disposición de los artistas vivos, familiares o herederos y coleccionistas privados, ve ahora la luz esta selección de la obra de un grupo que se situó a contracorriente en el movimiento cultural y artístico del momento. Artistas heterogéneos La muestra reúne sesenta y siete grabados de artistas tan heterogéneos como José Antonio Alcacer, Francisco Álvarez, Manuel Calvo, Javier Clavo, José Luis Delgado, Adán Ferrer, Luis Garrido, Arturo Martínez, Mateos (Francisco) Juan Luis Montero, José Ortega, Manuel Ortiz Valiente, Palacios Tardez, Dimitri Papageorguiu, Antonio Valdivieso, Ricardo Zamorano y Antonio Saura. Y con temáticas tan variadas que describen desde sucesos de Prensa a versos de Miguel Hernández, pasando por escenas de suburbios y personajes de las clases más desfavorecidas. A estos últimos, sin duda, van dirigidos los mensajes directos de los grabados. Y es que, con un claro carácter crítico y social, los artistas se sirvieron de imágenes muy sintéticas, con un dibujo de acentuado esquematismo y a base de tintas planas, para comunicar ideas de fácil lectura. Su objetivo: contribuir a crear una conciencia política en el espectador. Además de los grabados, esta exposi- Qué: Exposición Estampa Popular de Madrid. Arte y política (1959- 1976) Dónde: Espacio Dos del Museo Municipal de Arte Contemporáneo (Conde Duque, 9- 11) Cuándo: Hasta el 2 de abril. Horario: Martes a sábado, de 10.00 a 14.00 y de 17.30 a 21.00. Domingos y festivos, de 10.30 a 14.30. Entrada: Gratuita.