Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 2 2006 Madrid 41 Se codearán con cantantes de prestigio internacional como Adina Aarón y Carlos Almaguer zan a desfilar como soldados. Un, dos, hip harop. Al son de la marcha triunfal se ve de todo sobre la pista: valientes soldados, aguerridos, que se golpean el pecho como si tuvieran a sus enemigos etíopes frente a ellos. Otros caminan más flojos, muertos de risa ante la mirada y los aplausos al compás de todas las mujeres en las gradas. Lo que vemos son muchas barriguitas afirman las que luego tendrán que tomarles las medidas. La diversión quita hierro al casting y hace que merezca la pena haber ido, aunque no nos cojan; nos lo estamos pasando genial dicen entre risas Juan Carlos y Fernando, dos jóvenes de 27 años que se acaban de conocer. ¡Repetimos, no ha sido lo bastante triunfal! gritan los altavoces. Y vuelve a formarse la fila india. Lo hacen muy bien aplaude el director desde una mesa donde inspecciona, juzga y valora a sus futuros soldados egipcios. El año pasado ya dirigió en Madrid La Traviata y Nabucco Salí contentísimo con el trabajo de los españoles desvela Wauters, que incluso afirma haber reconocido a algunas personas que participaron el año pasado en sus montajes. También entonces recurrió a grandes escenarios, como el Palacio de Vistalegre, donde las butacas rodearán como plaza de toros que es todo el escenario. Queremos acercar la ópera al gran público, por eso también buscamos los extras entre la gente, para que conozcan este espectáculo desde dentro Jesús participó el año pasado en La Traviata y quería repetir. Venimos a hacer bulto, pero es muy divertido reconoce, sobre todo entre bastidores; hay mucha camaradería María Bravo es también repetidora en el mundillo de la ópera (apareció en La Traviata y su amiga María Sánchez es toda una experta sobre las tablas (ya participó en otro montaje de Aida su ópera favorita) Nunca lo han intentado en el cine, sólo en óperas. Hay que trabajar duro, porque son muchas horas, pero es muy bonito, me encanta el ambiente afirman las dos amigas, que siempre van juntas a los castings Ayer tuvieron suerte. Decenas de personas participan en una de las pruebas del multitudinario casting para Aida DANIEL G. LÓPEZ Más de un millar de madrileños se armaron de valor en el Palacio de Vistalegre. No contra el toro, sino en la selección de extras para la ópera Aida que se representa en marzo: 362 papeles en busca de alguien que los represente, y en las gradas del coso, más de 1.000 candidatos Valor y al casting en Vistalegre TEXTO: MIGUEL DOMINGO GARCÍA MADRID. A José Florio nunca se le había pasado por la cabeza participar en una ópera de la magnitud de Aida la más espectacular y quizá la más famosa. Pero ayer se acercó por allí. A la siete y media, una hora antes de lo indicado, para hacer cola- -y llegó de los primeros- -en el Palacio de Vista Alegre, donde les citaba el anuncio del periódico: Casting para buscar extras para la ópera Aida. Se buscan 360 personas y 12 bailarinas He venido por probar suerte, por ver la ópera desde el otro lado, desde dentro afirma hecho un manojo de nervios, porque pronto llamarán a los chicos a desfilar sobre la pista. Necesitan a 260- -las otras ochenta personas serán mujeres- para ser esclavos, prisioneros, ministros, sacerdotes, oficiales... pero, sobre todo, soldados, muchos soldados (200) Aida es la gran ópera- -explica el director belga, Jan Wauters- -y para hacerla creíble teníamos que coger a mucha gente, no podemos hacer un ejército de 24 personas, así que pensamos siempre en gente corriente. Luego hacen un papel muy bueno, aprenden muy rápido a encontrar el sentimiento, le dan pasión y emoción Sin embargo, las cifras de puestos vacantes se quedaron cortas para el más de un millar de madrileños que se acercó. Fueron a echarle valor al casting a intentar aparecer sobre el escenario los próximos 24 y 25 de marzo, cuando se represente esta obra maestra, la penúltima del compositor italiano Giussepe Verdi (1813- 1901) en el mismo Palacio de Vistalegre. Se codearán con cantantes de prestigio internacional como Adina Aarón, galardonada con el premio de la Fundación Sullivan (y que será Aida) o Carlos Almaguer. Y, por si llega a faltar la soprano o se resfría el día de la representación, algunas candidatas, incluso, aclaraban su voz, practicaban armónicos y demostraban su talento ante las cámaras de televisión. Siempre anda algún cazatalentos suelto. Por los altavoces llaman a los hombres. Forman un gran círculo y empie-