Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional JUEVES 2 2 2006 ABC Zapatero pone fin a su visita de dos días a Ceuta y Melilla sin comparecer ante la Prensa El Gobierno evita entrar en una guerra dialéctica con las autoridades de Rabat por el viaje b El presidente de Ceuta, el popular Juan José Vivas, se muestra satisfecho y espera que el Gobierno cumpla sus compromisos con la Ciudad autónoma LUIS DE VEGA. ENVIADO ESPECIAL CEUTA. No estáis ni estaréis nunca solos Con esta frase pronunciada durante el brindis del almuerzo José Luis Rodríguez Zapatero quiso expresar el apoyo del Gobierno central a los ceutíes. Pero en ningún momento el presidente hizo referencia a la nueva reivindicación de Ceuta y Melilla expresada por el Gobierno de Marruecos aprovechando la presencia de Zapatero en las plazas norteafricanas. Moncloa insiste en que no se van a responder a esos ataques ni a propuestas como las lanzadas ayer por el embajador en Madrid, Omar Azziman, para que se ponga sobre la mesa de diálogo el estatus de las dos ciudades españolas. Las relaciones bilaterales son excelentes se limitaron a comentar fuentes gubernamentales. Aunque las críticas al viaje han llegado desde distintos sectores del Reino alauí, da la sensación de que todo se ha desarrollado bajo el guión previsto. Zapatero ha cumplido con su promesa de visitar las dos ciudades y Marruecos patalea sin excesos, algo que no parece que vaya ni siquiera a herir la complicidad que preside en la actualidad las relaciones bilaterales. Cautivó hasta a la derecha de toda la vida El presidente del Gobierno se dio un baño ayer en las calles de Ceuta. Un baño de multitudes que el día anterior no se dio en Melilla. En dos ocasiones recorrió a pie el centro de la ciudad rodeado de un ambiente festivo. Los vecinos le entregaban pequeños recuerdos o le hacían peticiones. No tengo casa le dijo una mujer con velo y chilaba. Otros le fotografiaban con el teléfono móvil. ¡Viva España! aprovechaban para gritar otros mientras los escoltas se situaban alerta ante posibles exaltados. ¡Guapo! gritó un grupo de trabajadoras desde una ventana. Las anécdotas se amontonaban. Pero Paco, ¿tú qué haces aquí si eres de derechas de toda la vida? preguntó un viandante. Paco era de los que se llevaba en el móvil la imagen del presidente de recuerdo. Entre tanto follón Zapatero no se dio cuenta al salir del instituto Luis de Camoens que el papel en el que le firmó un autógrafo a una joven era en realidad una trampa tendida por los reporteros del programa CQC para que se sumara a la campaña de firmas del PP para que todos los españoles opinen sobre el nuevo estatuto catalán. En la visita al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes decenas de subsaharianos y asiáticos bailaban y gritaban mientras reclamaban en pancartas poder quedarse en España. El presidente del Gobierno en su visita al CETI de Ceuta so de 24 horas después de tantos años bromeó el jefe del Ejecutivo, ayer 1 de febrero, refiriéndose a su promesa de visitar la ciudad durante el mes de enero después de que haya pasado un cuarto de siglo desde que lo hiciera Adolfo Suárez. El presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, del PP, dijo tras reunirse con Rodríguez Zapatero que la visita trae tranquilidad, ánimo y confianza a los ciudadanos Vivas le dijo que es necesario que los ceutíes alcancen el mismo nivel de bienestar que el resto de los españoles y le puso sobre la mesa una serie de demandas, inquietudes y aspiraciones que calificó de legítimas EFE Inmigración legal y ordenada La grave crisis generada en septiembre y octubre del año pasado con las avalanchas de inmigrantes clandestinos fue, al igual que en Melilla, pasada por alto en el discurso del presidente. Eso sí, se refirió al problema de manera general reclamando una inmigración legal y ordenada pero sin olvidar dignidad y seguridad En su declaración institucional, Zapatero expresó su deseo de que todos los españoles tengan el mismo trato y apeló a la necesidad de convivencia entre las distintas culturas y religiones en una ciudad en la que el 40 por ciento de la población es musulmana. Mohamed Alí, líder de la Unión Demócrata Ceutí, formación musulmana con tres de los 25 asientos en la Asamblea, entregó a Zapatero un documento en el que, entre otras cosas, pedimos un mayor reconocimiento a la cultura y la lengua árabe en el nuevo estatuto de autonomía Espero que se me disculpe el retra- Buena impresión La impresión que nos ha quedado tras la visita ha sido buena. Lo que falta ahora es que los compromisos adquiridos se hagan realidad comentaron fuentes de la Presidencia de Ceuta. El presidente del Gobierno visitó la construcción de un nuevo hospital y anunció el comienzo de las obras en 2007 de un nuevo enlace entre el puerto y la frontera marroquí. Ese fue el único momento en el que la palabra Marruecos salió de sus labios. El jefe del Ejecutivo cerró ayer la visita a las dos ciudades con muchas promesas para el futuro pero sin enfrentarse en ningún momento a las preguntas de los informadores. Según han co- En su declaración institucional, Zapatero expresó su deseo de que todos los españoles tengan el mismo trato Según el presidente de la ciudad, la visita trae tranquilidad, ánimo y confianza a los ciudadanos mentado a ABC periodistas de medios locales en Melilla y Ceuta se han quedado en el tintero cuestiones que les hubiera gustado airear como la polémica del anuncio del viaje a las autoridades de Marruecos, una defensa más firme de la españolidad de las dos ciudades, una visita del Rey o el malestar generado en el Ejército por la negociación del estatuto catalán. Ha venido a soltar su rollo y no ha admitido preguntas porque sabía que había una serie de asuntos que le iban a echar en cara comentó ayer un redactor de la radiotelevisión pública de Ceuta. Marruecos ni lo nombra. Parece que Ceuta está en Galicia dijo irónico un periodista holandés que cubría el viaje. La vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, insistió ayer en que la visita que ha realizado el jefe del Ejecutivo a Ceuta y Melilla ha resultado muy positiva Además, justificó que José Luis Rodríguez Zapatero no haya hablado en las últimas 48 horas de la españolidad de estas ciudades autónomas porque hay obviedades que no son necesarias repetir. Últimamente estamos en la solemnización de lo obvio. Y hay obviedades que no son necesarias repetir dijo en declaraciones a Onda Cero. En este contexto, recalcó que Zapatero ha sido el primer presidente del Gobierno que, en los últimos 25 años, ha visitado Ceuta y Melilla.