Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 1 2 2006 Sociedad 53 Tecnología Pekín vigila el ciberespacio con 30.000 controladores China ha desarrollado un dispositivo de vigilancia y filtrado de la red que, según el Centro Berkman de la Escuela de Leyes de Harvard, es el más sofisticado del mundo pues emplea a 30.000 controladores que monitorizan el ciberespacio en busca de palabras prohibidas y hasta pueden leer correos electrónicos privados o descubrir quién visita portales subversivos. Para ello, Pekín se ha dotado de la más moderna tecnología gracias a compañías occidentales, como la estadounidense Cisco Systems o la francesa Thales, que le han proporcionado las herramientas necesarias para bloquear cientos de miles de páginas web. Dicho bloqueo, facilitado por los escasos nudos de conexión backbones por los que pasa toda la información, se efectúa sobre las direcciones IP o el nombre del dominio, o desviando al usuario a otro portal. Con este sistema, que parece sacado del Gran Hermano de Orwell, no es de extrañar que China sea la mayor cárcel del pensamiento del planeta al mantener encarcelados a más de 60 ciberdisidentes y periodistas. Párroco de profesión, tecnófilo por afición, Jorge González se comunica con sus fieles por internet. Advierte, en un libro, del mundo irreal del chat, un canal muy interesante para confesarse, por el anonimato y la privacidad, aunque no en el aspecto sacramental sino como desahogo Hacia Dios por internet TEXTO: MARTA VILLALBA FOTO: CHEMA BARROSO ñero que frecuenta los cibercafés de Chengdu, el control es bastante grande, pero hay formas de eludirlo Como muestra, y con mucha cautela para no desvelar todas sus cartas, teclea en el ordenador C. P. y J. P. que se corresponden con las siglas en inglés y en mandarín de policía china Al instante, aparecen decenas de artículos que denuncian los abusos y la persecución de los agentes contra los emigrantes rurales. Del mismo modo, la búsqueda del término go- vernment (gobierno, con sus sílabas en inglés fragmentadas) desencadena una hilera de textos que critican las cada vez mayores desigualdades sociales que vive el país y las enormes diferencias entre ricos y pobres. Por su parte, asuntos más sensibles como los ataques al Partido Comunista o el apoyo a la independencia de la isla de Taiwán se solventan escribiendo términos de referencia como Mao o T. W. aunque el bloqueo de estas páginas web suele ser tan contundente como el que afecta a los portales que defienden a la secta Falung Gong o propugnan la independencia del Tíbet y el fin del exilio del Dalai Lama. Por ello, mientras el Gobierno siga endureciendo su censura en el ciberespacio los internautas continuarán inventando un nuevo lenguaje en esta feroz lucha por la libertad de expresión en China, que, paradójicamente, no tiene nada de virtual. MADRID. Jorge González, sacerdote de 50 años, es una de esas personas a las que les gusta enredar con todo tipo de ingenios tecnológicos, en plan autodidacta. En su quehacer diario en la parroquia Beata María Ana Mogas, frente a la urbanización Tres Olivos en Fuencarral (Madrid) el ordenador es una herramienta imprescindible para todo el trabajo de oficina y la gestión y la contabilidad de la parroquia -un edificio prefabricado con los días contados- que como muchas otras en estos tiempos cuenta con su propio espacio en internet (www. archimadrid. es beatamogas) Los feligreses contactan conmigo a través de la web afirma. Todas las noches, en la intimidad de su casa, dedica una hora y media a actualizar su blog y charlar amigablemente, vía messenger con colegas de profesión o con internautas desconocidos con los que contactó en un chat de internet. Ahora, éstos son ya amigos. El chat me ha servido para conectar con mucha gente muy alejada de la Iglesia, algo que no es fácil dice. Las personas le pedían consejo y él respondía con la palabra de Dios. Sin embargo, la labor de escuchar al prójimo en la red le desbordó por una velocísima promoción boca a boca y tuvo que dejar de entrar en el chat. Me absorbía, me llevaba muchas horas recuerda el sacerdote, quien continúa arropando a unos pocos elegidos desde la privacidad de la mensajería instantánea. El mundo irreal de los chat De las charlas en internet han quedado en mi vida historias muy bonitas Desde el acercamiento al mundo de los discapacitados físicos para quienes el ordenador es media vida -sostiene- hasta conseguir sacar a flote la hundida vida de una chica, a la que ha casado hace unos meses. He ayudado a algunas personas a retomar su vida con sensatez. El chat es un mundo muy irreal y muy rápido, los enfados y enamoramientos suceden en unos segundos dice el sacerdote. La gente entra en los chat para hacer amistad, pero hay mucho problema afectivo y se quiere algo más Y añade: ahí es cuando surge, casi siempre, el problema. No cambies tu vida real por la virtual aconseja a aquellos que están dispuestos incluso a romper su familia por un escarceo amoroso virtual, en el que uno dispone de tan pocos datos como el sobrenombre (el nick y quizá una dirección de e- mail o messenger Locuras de este tipo que hayan salido bien no conoce; familias rotas por el chat, mu- El sacerdote, en su mesa de trabajo de la parroquia, tiene un blog chas; y paralelas, también. No hay sinceridad, le dice su experiencia de tres años chateando (el último de forma intensa) que ha plasmado en un libro titulado Dios se encarnó en un chat Con su relato intenta hacer reflexionar a la gente más cercana sobre ese mundo ficticio tan propio de las charlas virtuales. muy privado. La gente se explaya y escribe cosas que quizá no contaría a su párroco porque le conoce El cura sabe que el chat o la mensajería instantánea no son medios válidos para la confesión sacramental. Pero lo acepta en el aspecto de abrir el corazón y reconoce que sirve como un primer paso para una posterior confesión cara a cara en la iglesia. Con su teléfono móvil siempre encendido (se agobia si alquien me necesita y no me encuentra el tecnófilo cura se siente satisfecho con la abundante información religiosa albergada en la red (al día siguiente de su publicación se descargó el texto íntegro de la primera encíclica de Benedicto XVI) pero son web para los que formamos la Iglesia echa en falta páginas web que lleguen a los no creyentes. Su blog el espacio con sus reflexiones, está abierto a los internautas. Sólo quito los comentarios con insultos, no los críticos en buen tono (http: spaces. msn. com berbellin) Un primer paso para el sacramento Como contrapartida a ese lado del chat, el sacerdote se entusiasma cuando habla de las preciosas e impresionantes confesiones de algunos internautas. El chat es muy interesante porque es un medio muy anónimo y La gente se explaya en el chat y escribe cosas que quizá no contaría a su párroco porque le conoce sostiene el cura