Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN LA VÍA VALENCIANA MIÉRCOLES 1 2 2006 ABC El PSOE confirma su intención de romper el acuerdo con el PP sobre el Estatuto valenciano Decisiva cumbre hoy en Madrid entre populares y socialistas para intentar salvar el pacto del PP valenciano, Francisco Camps, transmite a sus colaboradores que no hay negociación posible y que los socialistas deberán cumplir lo firmado ABC M. CONEJOS MADRID VALENCIA. El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó ayer la intención de su partido de romper el pacto suscrito con el PP para la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, único acuerdo institucional de fondo alcanzado entre los dos partidos mayoritarios en lo que va de legislatura. Al PSOE le parece ahora muy alta la barrera del 5 por ciento de los votos para tener representación en las Cortes autonómicas y fuera de lugar que se hable del idioma valenciano en el texto, dos puntos fundamentales del proyecto pactado en su día con el PP que los nacionalistas catalanes de CiU y ERC rechazan de plano. Rubalcaba sostuvo en el Congreso b El presidente que mantener el actual límite del 5 por ciento iría contra el pluralismo de la Cámara autonómica y que la expresión idioma valenciano no debe estar en el Estatuto, después de que el portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana, exigiera a los socialistas que cumplieran los compromisos adquiridos. Los pactos hay que cumplirlos insistió el dirigente del PP ante el intento del PSOE de que el Grupo Popular admita el cambio de criterio de los socialistas. Los contactos en la jornada de ayer en el PP valenciano se redujeron a la mínima expresión en espera de la decisiva jornada de hoy en la que delegaciones de socialistas y populares se reunirán en Madrid. Además, la Mesa de la Comisión Constitucional preparará la primera sesión de trabajo de la ponencia que estudia la reforma. El presidente del PP valenciano, Francisco Camps, envió a sus colaboradores el mismo mensaje que se repite desde que hace dos semanas el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, rompiera el acuerdo: No hay negociación, sólo respeto al pacto ABC Amenazas en las sedes del PP en Cataluña ABC. El presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alber- to Fernández, denunció ayer los reiterados ataques que sufren las sedes de este partido en Cataluña, algo que se produce de manera habitual, sin que se practiquen detenciones y ante el silencio del resto de formaciones. El lunes, por ejemplo, unos desconocidos pintaron en la sede de Sants las clásicas dianas con las siglas del PP en el centro. También en Les Corts hubo pintadas (en la imagen) Según denunció Fernández, este tipo de acciones se ha incrementado de forma notable en los últimos meses. Francisco Camps: Blindar competencias rompe el principio básico de lealtad institucional ABC VALENCIA. Por error, la entrevista que publicó ayer ABC con el presidente de la Generalitat de Valencia, Francisco Camps, fue reproducida con un texto que no correspondía al protagonista de la información. A continuación transcribimos el texto original. -El acuerdo para la próxima aprobación de un nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña abre la puerta a que las regiones más ricas lo sean más, y las más pobres se empobrezcan más? -En primer lugar, aún no sabemos el contenido de la propuesta. Sólo sabemos que Zapatero ha pactado con el jefe de la oposición de un parlamento autonómico una presumible modificación del modelo de financiación, cuya extensión sería para toda España. Es grave cómo se plantea este asunto por las formas. Según los medios de comunicación, porque no sabemos nada, la modificación afecta al principio fundamental de igualdad y solidaridad entre españoles, vivan donde vivan. ¿Pierde musculatura política y financiera el Estado central para favorecer a Cataluña? -Creo que sí, ya que el Estado central puede quedar más debilitado con el nuevo Estatuto de Cataluña en el sentido de que podrían verse afectados principios básico recogidos en la Constitución, como los de igualdad y solidaridad, que el Estado tal vez ya no estaría en condiciones de poder asegurar en un futuro si se aprueba el nuevo texto estatutario en su redacción actual. ¿Considera justificable que las Comunidades blinden competencias y, en cierto modo, marquen al Estado límites de las leyes básicas para que no condicionen sus leyes autonómicas? -La Constitución, y en última instancia el Tribunal Constitucional, son los únicos que deben marcar los límites. Hacer mención a blindajes de competencias en la España de las Autonomías, donde la lealtad institucional es un principio básico, es una grave opción que rompe este principio vital y básico. Cuando se menciona ese blindaje se acaba con el consenso fundamental de la Constitución. ¿Considera que este Estatuto no sólo no rompe la unidad de España sino que la refuerza, como asegura el PSOE? -Insisto en que aún seguimos sin conocer el alcance de la reforma, pero de lo que se va sabiendo, se camina en la dirección contraria a la Constitución. La nación hace al Estado y es toda la nación la que ha de proponer el nivel de asunción de competencias de las Comunidades. La unidad del Estado no es otra cosa que la solidaridad e igualdad entre españoles. ¿Está el Estatuto constitucionalmente limpio como una patena tal como adelantó el presidente del Gobierno que quedaría? -Cuando hablamos de nación no es constitucional; cuando hablamos de blindaje de competencias no es constitucional, y como intuimos privilegios y desigualdades entre territorios, también veo ahí la vulneración de la Constitución. ¿Qué opinión le merece la definición de Cataluña que constará en el preámbulo del texto estatutario pactado por CiU y el Gobierno? -Esta denominación de Cataluña no se corresponde con la historia ni con la tradición, ni con la realidad política y social de España. La nación es una que da sentido al todo. Estamos configurados como comunidades autónomas de un Estado descentralizado, probablemente el que más del mundo. Algunas comunidades, como la Valenciana, respondemos a nacionalidades históricas y otras a regíones, según la Constitución, y eso es lo que los españoles hemos decidido, y sólo existe una soberanía, que es la del pueblo español representado en las Cortes. ¿Servirá este Estatuto- -y en su caso la extensión de su espíritu a otros estatutos- -para colmar las demandas de los nacionalistas durante décadas? -Este debate se cerró con la Constitución. La inmensa mayoría de los españoles, el 95 por ciento del electorado, estamos cómodos con la Carta Magna. Los nacionalistas no lo están nunca, es consustancial a su proyecto. Por eso es tan importante que sean el PP y el PSOE quienes marquen el devenir político, y no los minoritarios que siempre estarán descontentos. Se han reconocido las personalidades propias de cada territorio, pero el nacionalismo nunca estará de acuerdo con esta nación y es por ello una locura seguir sus pasos.