Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid MARTES 31 1 2006 ABC La nevada provoca más de 150 kilómetros de retenciones y decenas de caídas y accidentes Un dispositivo de 550 personas y 214 máquinas esparcieron 514 toneladas de sal en las vías b Muere un niño de 7 años al chocar la furgoneta en la que viajaba contra un quitamiedos, en la M- 40. Se desconocen las causas concretas de este siniestro M. CONTRERAS M. DÍAZ MADRID. La nieve que cayó la noche del domingo se convirtió en hielo, y ése fue ayer por la mañana el mayor problema que tuvieron que afrontar los madrileños a la hora de desplazarse. Afectó de igual manera a vehículos- -con 150 kilómetros de retenciones en las carreteras- que a peatones, con pies de plomo para no resbalar. Estas difíciles condiciones meteorológicas produjeron varios accidentes en Madrid y en toda la región: en la capital, Emergencias Madrid informó de que desde las 20.00 horas del domingo hasta las 8 de la mañana del lunes se contabilizaron 32 accidentes de tráfico, el doble que la semana pasada, todos leves salvo un accidente mortal que costó la vida a un niño de 7 años tras chocar con un quitamiedos la furgoneta en la que viajaba en la incorporación desde el eje de O Donnell a la M- 40 sur. En todo caso, aún no se puede achacar al hielo. En el resto de la región, por su parte, Emergencias 112 informó de que los accidentes no fueron ni significativos ni muchos más que cualquier otro día. El Ayuntamiento de Madrid previó las consecuencias de la nevada y esparció durante la madrugada 514 toneladas de sal para evitar la formación de las peligrosas capas resbaladizas. Un dispositivo de 550 personas y 214 máquinas se habían puesto en funcionamiento en el momento en que la nieve empezó a caer. Junto a las calles principales, se atendió preferentemente a los accesos a hospitales, intercambiadores de transportes y las bases de los servicios sanitarios y de los bomberos. Moncloa, Ciudad Lineal, Chamartín y Barajas, aunque con carácter preventivo se actuó en todos los distritos, informó el Ayuntamiento. El taxista Felipe Gil comprobó que era así durante su jornada: En San Sebastián de los Reyes y Alcobendas sí que había problemas, pero no he visto demasiados en el centro de la capital, salvo en las zonas no muy rodadas explica en su taxi. Y es que el calor despedido por los coches limpió gran número de calzadas, principalmente de los grandes ejes y de la M- 30, que acogen a un mayor número de vehículos, mientras que las pequeñas calles retuvieron la nieve y, luego, con el frío, el hielo. Los conductores, por su parte, aplicaron la prudencia y rebajaron la velocidad para evitar derrapar, con lo que los atascos afectaron prácticamente a todas las carreteras de acceso durante la hora punta, tanto en dirección de entrada como de salida. En conjunto, unos 150 kilómetros de retenciones rodearon la capital hacia las 8,30 de la mañana de ayer, y eso pese a que la hora punta matutina fue ayer algo más corta de lo normal por la jornada de vacaciones que disfrutaron los niños. Las retenciones más llamativas tuvieron lugar en la M- 40, con unos 30 kilómetros repartidos entre las zonas de los túneles de El Pardo y Mercamadrid; la A- 6 o la carretera de Colmenar, que llegó a sumar más de 20 kilómetros de atasco debido a las muchas placas de hielo, lo que obligó a no permitir el paso de camiones. Carretera de Barcelona Pese a ello, el mayor atasco lo sufrieron los habituales de la carretera de Barcelona donde, además de la menor velocidad, tuvo lugar un accidente, alrededor de las 7 de la mañana, a la altura del Puente de San Fernando: un furgón volcó (todo apunta al hielo) y quedó atravesado en la calzada. Poco a poco, la retención se extendió hasta superar la avenida de América y hasta afectar a los carriles de incorporación a la nacional desde la M- 30 norte. En el sentido contrario de la marcha también se formó atasco, aunque en menor medida, puesto que el motivo fue, una vez más, la curiosidad de algunos conductores empeñados en mirar. El accidente más grave se produjo a primeras horas de la madrugada en la incorporación del eje de O Donnell a la M- 40 sur. Una furgoneta perdió el control por causas aún desconocidas y chocó contra el quitamiedos, impacto que costó la vida a un niño de 7 años que Los coches circularon a menos velocidad por miedo al hielo FOTOS: CHEMA BARROSO Y M. DÍAZ Numerosas caídas Habrán esparcido mucha sal, pero a las 9 de la mañana el asfalto de Arturo Soria estaba lleno de nieve y de placas de hielo asegura José María Martín, comercial que trabaja en esa zona. Recuerda que en el Metro había aún más gente de lo habitual y que todas las chicas con tacones se tenían que ir sujetando a cualquier sitio Él se fió, y acabó en el suelo como tantos, entre ellos mi jefe añade. La nevada afectó fundamentalmente a Hortaleza, Tetuán, Fuencarral, En doce horas hubo 32 accidentes en la capital, el doble que los registrados durante la semana anterior viajaba delante y que, tras salir despedido, falleció en el acto. Viajaba con otros tres familiares, todos de origen ecuatoriano. Su tía, de 22 años, sufrió la semiamputación del brazo derecho y fue trasladada al Gregorio Marañón con pronóstico grave. Los accidentes no sólo se produjeron en las carreteras, sino que hubo bastantes golpes de chapa que afecta- Las retenciones rodearon los accesos, pese a que la hora punta matutina fue más corta por el puente escolar ron a la circulación en el interior de la ciudad, donde también hubo hielo en muchas calzadas. Uno de ellos tuvo lugar a las 8,15 en el acceso a la M- 30 desdela A- 3, dirección Nudo Norte y obligó a cortar el carril derecho. En general, en el tercer cinturón la velocidad fue más baja de lo habitual y tuvo mayores complicaciones, sumadas a las habituales de todo el trazado,