Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 MARTES 31 1 2006 ABC Madrid Aguirre se vuelca en Rumanía para mejorar las condiciones de vida de los futuros emigrantes La Comunidad financia un plan de integración de 40 menores en Bucarest b El presidente de la República recibió a la jefa del Ejecutivo autonómico en su palacio para interesarse por la suerte de sus compatriotas en Madrid MARIANO CALLEJA BUCAREST. Se llama Lain y tiene 11 años. Es rumano y sus padres le abandonaron al poco de nacer, como ocurre cada año en este país con cuatro o cinco mil niños, según cifras que da el propio Gobierno. Lain ha tenido suerte, porque el juez le envió a una casa de acogida de los Hermanos Maristas españoles, situada en uno de los barrios bajos de Bucarest. Muchos otros chicos viven y crecen en la calle, se alimentan con lo que pueden y en el durísimo invierno se refugian en las cañerías por donde pasa el agua caliente de las calefacciones. La pobreza de este país se hace evidente a la vuelta de cada esquina. La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, visitó ayer por la tarde esta casa, donde vive Lain junto a otros cinco chicos. Pronto esperan la llegada de dos más. Ellos, y los maristas, son su familia. En verano se mudarán a otro centro, formado por cuatro casas unifamiliares, en el que el Gobierno regional madrileño colaborará con 300.000 euros. En cada uno de los cuatro hogares vivirán entre ocho y diez menores como máximo, hasta 18 años. El proyecto consiste en eso, en evitar los grandes edificios donde los críos se pierden en la indiferencia. Los maristas, cargados de ilusión y vocación, quieren enderezar sus vidas para que tengan un porvenir, en un entorno lo más familiar posible, pero sin desistir en su intento por que vuelvan, algún día, a sus auténticas familias. Dentro del programa de integración, se construirán talleres de formación ocupacional para que los menores puedan aprender un oficio. También habrá una sala multiusos: deportivos, culturales o de ocio, que estará abierta al barrio. Aguirre vio todos los planos y comprobó por sí misma cómo viven los niños en la casa que ahora mismo está funcionando. La presidenta y los hermanos maristas se intercambiaron regalos: una figura del padre fundador para ella (Marcelino Champagnat) y una reproducción del edificio de Correos de la Puerta del Sol. En este edificio tengo mi oficina en Madrid explicó a los niños, que se pusieron mucho más contentos cuando les entregó fotos de la plantilla del Real El Corredor hermano de Transilvania Hace una década llegaron los primeros inmigrantes rumanos al Corredor del Henares. Eran muy pocos y se instalaron ahí, quizás porque evitaban la gran y demoledora ciudad, quizás porque el autobús que les traía desde su país les dejaba en estos pueblos y no buscaron más. Lo cierto es que después de los primeros llegaron los segundos, sus familiares, sus amigos, y todos juntos han formado una gran colonia en municipios como Alcalá de Henares (14.000 rumanos) Coslada (12.000) o San Fernando de Henares (4.000) En todo el Corredor se encuentra el 50 por ciento de los inmigrantes rumanos de la región, aproximadamente. No extraña así que Alcalá esté hermanada con Alba- Julia, una ciudad de la región de Transilvania, desde 2002; o que Coslada tenga su ciudad gemela en Oradea, pegada a Hungría. Los alcaldes de Alcalá, Bartolomé González, y de Coslada, Raúl López, ya están preparando otro viaje para visitar las ciudades hermanas Será en primavera, e irán acompañados de empresarios locales. Aguirre, con el presidente rumano CAM El gobierno madrileño entrega un millar de libros en español a la Biblioteca Universitaria Cinco estudiantes rumanos tendrán una beca de la Comunidad para desarrollar sus tesis en Madrid Madrid y balones hinchables con el escudo y los colores del equipo. Éste fue el acto más emotivo de la primera jornada de la visita oficial de Aguirre a Rumanía, país de origen de 121.000 inmigrantes en la Comunidad de Madrid, adonde cada semana llegan otros 400, aproximadamente. La presidenta regional quería ver de primera mano cómo es el país de todos estos nuevos madrileños, para estrechar todos los lazos posibles, conocer sus aspiraciones y necesidades. Es importante que aportemos nuestro granito de arena para mejorar la prosperidad y el futuro de Rumanía señaló. Nación de emigrantes Lo primero que hizo Aguirre en Bucarest fue entrevistarse con el presidente de la República, Traian Basescu, en el Palacio presidencial. Es la primera vez que un presidente de Comunidad Autónoma visita este país del Este de Europa, con el que nos unen dos cosas, como explicó Aguirre: España también fue una nación de emigrantes hasta hace relativamente poco (unos tres millones de españoles buscaron una vida mejor en otros países) y Rumanía está a punto de entrar en la Unión Europea (el 1 de enero de 2007, si no hay prórroga) lo que convertirá a los inmigrantes rumanos en ciudadanos europeos de pleno derecho. Es decir, entre otras consecuencias, podrán votar en las elecciones locales y europeas. En la entrevista, el presidente rumano pidió un favor a la delegación oficial madrileña: Enseñen a nuestros ministros a gestionar los fondos europeos unos fondos que son la oportunidad para este país de salir de la pobreza que arrastra desde la época comunista. Aguirre, acompañada de la consejera de Inmigración, Lucía Figar, y de los alcaldes de Alcalá de Henares, Coslada y San Fernando de Henares, estuvo también en la Biblioteca Central Universitaria de la capital rumana, donde entregó un lote de libros en español, como adelanto del millar que se enviará en cajas, con títulos de novela, poesía, teatro y ensayos desde el Siglo de Oro hasta la actualidad. Con este gesto quería contribuir al mutuo conocimiento del pueblo rumano y español y ayudar a los estudiantes de la lengua de Cervantes, que cada vez son más aquí. Con estos mil libros que entregamos hoy, los madrileños ofrecemos mil pruebas de la amistad, del afecto y de la estima que sentimos por el pueblo rumano comentó.