Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 31 1 2006 Nacional 21 VISITA DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO A CEUTA Y MELILLA ENTREVISTAS JUAN JOSÉ VIVAS Presidente de la Ciudad autónoma de Ceuta JUAN JOSÉ IMBRODA Presidente de la Ciudad autónoma de Melilla Plantearemos ser Comunidad Autónoma Vivas prefiere huir de las polémicas y adopta una postura prudente y esperanzada ante la visita de Rodríguez Zapatero, al que pedirá importantes inversiones en su ciudad TEXTO: LUIS DE VEGA Las dos obras que va a visitar son de Aznar Juan José Imbroda se muestra satisfecho por la visita, pero advierte de que es lamentable que las obras que va a ver Zapatero hayan sido aprobadas por el anterior gobierno popular TEXTO: L. DE VEGA -Veinticinco años después un presidente del Gobierno regresa a Ceuta. ¿Se sienten olvidados o abandonados? -Ceuta no ha estado, ni está, olvidada o abandonada, con independencia del interés, acierto y dedicación que por parte del Gobierno de la nación se preste a nuestras legítimas demandas. La ciudad merece un apoyo singular por razón de ser extrapeninsular, de reducida superficie y frontera de España y Europa en el norte de África, pero Ceuta no constituye ninguna carga para el conjunto de la nación, ni es tampoco un problema. Los gobiernos de José María Aznar tomaron decisiones de mucho calado para favorecer la seguridad, estabilidad y el desarrollo de nuestra ciudad. La visita del presidente Rodríguez Zapatero es un hecho positivo. ¿Cuáles son las principales reivindicaciones que va a poner de manifiesto en su encuentro con Zapatero? -La adopción de medidas y el impulso de las iniciativas que hemos planteado al Gobierno de la nación de manera reiterada y desde que el mismo tomó posesión, y que se corresponden con inversiones, ayudas e incentivos para conseguir que Ceuta avance en el camino de lograr unas condiciones de vida equiparables a las del resto de España, en los ámbitos de las comunicaciones, la vivienda, la educación, el empleo, la sanidad y el desarrollo económico. Además, plantearemos nuestra aspiración de alcanzar el rango de Comunidad Autónoma, en aplicación de lo previsto en la Disposición Transitoria Quinta de nuestra Constitución y la resolución de determinados déficits financieros de esta institución. -El año 2005 estuvo marcado por el conflicto abierto por las avalanchas de inmigrantes sobre la valla. ¿Ha cambiado algo en este sentido desde entonces? -En estos momentos no tenemos, afortunadamente, la presión y el drama aparejado a la misma producidos en septiembre del pasado año. De cualquier forma, debe insistirse en que el referido problema, que se vive en Ceuta por la condición fronteriza, lo es de todos, a todos incumbe y todos deben contribuir a su debida atención. El Gobierno de la nación tiene, por otra parte, la obligación inexcusable de garantizar la seguridad e inviolabilidad de nuestras fronteras. -El Gobierno niega que haya avi- sado a Rabat del viaje del presidente. ¿Qué opina de esta polémica? -No voy a contribuir a alimentar la referida polémica. Está claro que el presidente visita esta semana dos ciudades españolas. Lo hace con la legitimidad que le otorga su condición. -Veinticinco años después un Presidente del Gobierno regresa a Melilla ¿Se sienten olvidados o abandonados? -La primera visita oficial fue de Adolfo Suárez creo que en 1980 o 1981, unos meses antes de que dimitiera. Fe- Vivas e Imbroda (a la derecha) en el Palacio de la Moncloa EFE lipe González no vino nunca siendo residente y José María Aznar vino dos veces siendo jefe del Ejecutivo en campaña electoral. José Luis Rodríguez Zapatero viene como presidente del Gobierno y saludo positivamente que así lo haga. Está bien que un presidente del PSOE lo haga. ¿Cuáles son las principales reivindicaciones que va a plantear su encuentro con Zapatero? -Son muchas. El problema es que en la reunión que ya mantuve en la Moncloa con él y a lo largo de estos dos años por medio de sus ministros se le ha planteado unas demandas, pero percibo una situación de bloqueo. Es lamentable que venga al centro de día de la tercera edad y al CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes) que son las dos obras del Gobierno de José María Aznar. Rodríguez Zapatero no puede venir a ver nada que haya hecho su Gobierno. Le voy a reiterar mi grave preocupación por dos hechos. Uno, la pérdida de fondos europeos. Y segundo, cómo nos va a afectar el Estatuto catalán y los nuevos fondos de compensación interterritorial. -El año 2005 estuvo marcado por el conflicto abierto por las avalanchas en las vallas de Ceuta y Melilla. ¿Ha cambiado algo en este sentido desde entonces? -El 2005 ha sido un año malo, de incertidumbre por las avalanchas incontroladas. Hemos sido noticia a nivel mundial y la inmigración va a ser el fenómeno del siglo XXI, pero al Gobierno nacional le ha pillado desprevenido. Se ha producido un efecto llamada por la regularización de inmigrantes y no se hizo nada con las bolsas de inmigrantes que había en esta zona (en referencia a los bosques que rodean el perímetro fronterizo en lado marroquí) Fue penoso ver cómo se jugaban la vida ante la impotencia española para afrontar el problema. -El Gobierno niega que haya avisado a Rabat del viaje del presidente ¿Qué opina de esta polémica? -Hubo una información de la agencia Europa Press con un desmentido leve porque se hizo a nivel de Delegación del Gobierno y no por medio del Gobierno central. También ABC ha hecho referencia a ello. José Luis Rodríguez Zapatero lo desmintió durante una entrevista en una cadena de televisión nacional. Hubiera hecho falta un desmentido rotundo. Cada uno que piense lo que quiera.