Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 31 1 2006 ABC Nacional Rajoy presidió ayer el Comité Ejecutivo del PP, compuesto por la plana mayor de su partido Sectores del PSOE piden la intervención de Zapatero para salvar el Estatuto valenciano Una reunión in extremis el domingo entre Camps y Pla, que rebajó sus demandas, terminó en fracaso b El PP asegura que no está nego- ciando y que defiende los términos del acuerdo. El PSOE admite que acaba de tomar conciencia del deterioro de la situación M. CONEJOS V. VILLAPLANA VALENCIA. Han tenido que pasar nueves días desde la ruptura unilateral del pacto estatutario para que los socialistas valencianos contactaran con el PP para intentar reconducir un acuerdo que está prácticamente roto. De hecho, la situación obligó el domingo por la tarde a una reunión in extremis entre el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el líder socialista de esa región, Ignasi Pla. Ambos responsables intentaron reconducir la situación, enconada tras conocerse la voluntad socialista de hacer suyas dos enmiendas de la izquierda y los nacionalistas que desvirtuaban el Estatuto pactado y votado: bajar la barrera electoral de 5 al 3 (lo que equivale a abrir la puerta de las Cortes Valencianas a partidos de corte catalanista) y diluir el peso específico del valenciano como idioma propio de una nacionalidad histórica como la valenciana. En esa reunión contrarreloj, Pla, según fuentes socialistas, flexibilizó estas propuestas de máximos con un abanico de alternativas. Sobre el valenciano propuso dejarlo en el nuevo Estatuto como en el vigente de 1982, es decir, eliminar el término idioma de tal forma que persistiría la actual ambigüedad sobre la jerarquía jurídica y académica del valenciano con respecto del catalán. En este sentido, fuentes del PSOE ad- miten que esa reunión terminó en fracaso y que la capacidad de acercamiento en Valencia es casi nula, ya que Pla ha gestionado bastante mal y ha dejado a Camps sin margen y no se fía de él Por tanto, exigen que sea el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien intervenga si la situación sigue estancada cuando se inicie la comisión el jueves. A Zapatero le viene bien que también salga este Estatuto admiten. Estas fuentes consideran que una intervención del presidente del Gobierno podría desbloquear la situación y sacar adelante el pacto. Asimismo, otras fuentes del grupo parlamentario socialista dijeron a ABC que urge que se produzca una intermediación de Ferraz o de la Moncloa para salvar un Estatuto que, gracias a su pacto con el PP, contribuye a que el PSOE se libere en parte de la imagen de que es un partido que excluye a los populares de to- do proceso. Fuentes del PP consultadas tampoco descartan nada sobre posibles contactos al más alto nivel, pero reiteran que son ellos (el PSOE) los que tienen que volver al pacto, son ellos los que tienen que ser capaces de salir del laberinto y son ellos a quienes corresponde salvar el Estatuto En cualquier caso, los ponentes socialistas del Estatuto valenciano en la Comisión Constitucional, el valenciano Ciprià Ciscar, Ramón Jáuregui y Alfonso Perales, están a la espera de nuevas consignas ante la firmeza del PP. Trillo de momento sólo tiene una consigna: no se toca nada. Los intentos del PSOE seguirán hasta mañana, víspera de la decisiva reunión de la Comisión Constitucional No obstante, Trillo y Ciscar volvieron a hablar anoche para constatar que al menos se ha empezado a hablar pero se está muy lejos de un acuerdo En su particular gestión, Pla ha puesto también en entredicho al portavoz socialista en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien el día de la toma en consideración de la reforma valenciana dijo que los valencianos deben ser quienes resuelvan sus cuestiones internas en alusión a las enmiendas de corte lingüístico que planteaba ERC y que ahora Pla acepta. Por su parte, el portavoz socialista en la Comisión Constitucional, Ramón Jáuregui, descartó que el texto valenciano sea aprobado en el Congreso, como adelantó el sábado ABC, y consideró que debe volver a las Cortes Valencianas, por la aplicación de la resolución del presidente del Congreso, que data de 1993. El PP actuará en consecuencia ante la ruptura del pacto El secretario general del PP, Ángel Acebes, mostró la indignación de su partido por la pretensión socialista de incumplir el acuerdo sobre la reforma del Estatuto valenciano, alcanzado entre los dos grandes partidos de la Comunidad. Cada vez son más las personas que desconfían de la fiabilidad de Zapatero afirmó el número dos popular para recordar a continuación que se trataba de un acuerdo cerrado al que se llegó en beneficio del interés general y que los socialistas han roto en función de sus intereses partidistas y porque cada día (Zapatero) elige lo que más le conviene Acusó a los socialistas valencianos de responder a este mismo patrón y recordó que cuando la reforma del Estatuto entró en el Congreso de los Diputados para su toma en consideración, dijeron que lo que se había acordado en Valencia se mantendría en la Cámara Baja. Acebes comentó irónico que en este caso habrán aplicado la doctrina Zapatero por la cual, igual que el presidente del Gobierno negó recientemente que fuera a respetar lo que viniera del Parlamento catalán rompe ahora, en Madrid, el acuerdo con los populares valencianos, el mismo que el PP pretendía esgrimir como modelo de negociación y de acuerdo entre las dos grandes fuerzas políticas del país. El PP va a estar con el acuerdo que se cerró en su momento. Si uno lo va a incumplir, tendremos libertad para actuar en consecuencia